Anualmente, la empresa reutiliza aproximadamente 15.000 bolsas plásticas y 500 kilogramos de lona.

Por: Joanna Nelson Ulloa 7 diciembre, 2015
El plástico y la lona son los materiales principales que emplea esta startup para transformarlos en accesorios.
El plástico y la lona son los materiales principales que emplea esta startup para transformarlos en accesorios.

Las bolsas de plástico en las que se guardan los productos que se adquieren en los supermercados o tiendas cobran una nueva vida en los ojos y mente de las emprendedoras Marcela Yglesias y Stella Peralta, quienes las utilizan para crear carteras, bolsos, billeteras, monederos, portadocumentos, cosmetiqueras y hasta sandalias.

Preocupadas por el impacto del plástico sobre el medio ambiente —por el hecho de que tarda cientos de años en degradarse— en el año 2011 ellas decidieron fundar la startup Trash, que además utiliza otro material como la lona para desarrollar sus creaciones.

Yglesias es arquitecta, mientras que Peralta es publicista y cantante y, a raíz de su trabajo en Trash, hoy también son diseñadoras. Ellas son amigas desde los 12 años, cuando eran compañeras en el colegio, y ambas empezaron a compartir un interés ambiental y social.

Marcela Yglesias y Stella Peralta son las diseñadoras de este empredimiento. Son amigas desde los 12 años, cuando eran compañeras en el colegio.
Marcela Yglesias y Stella Peralta son las diseñadoras de este empredimiento. Son amigas desde los 12 años, cuando eran compañeras en el colegio.

Su trabajo se resume en incorporar los desechos en la vida diaria de las personas, pero convertidos en un producto de moda.

Anualmente, la empresa reutiliza aproximadamente 15.000 bolsas plásticas y 500 kilogramos de lona.

Aparte de las socias, hoy trabajan dos mujeres más, ambas jefas de hogar quienes provienen de condiciones económicas adversas, otro de los enfoques de su negocio.

La empresa nació en el 2011. En el 2013 ganó la subcategoría creativa de la competencia Yo Emprendedor y este año fue finalista en el concurso The Venture.
La empresa nació en el 2011. En el 2013 ganó la subcategoría creativa de la competencia Yo Emprendedor y este año fue finalista en el concurso The Venture.

Trash ganó la subcategoría creativa de la competencia de negocios Yo Emprendedor -en el 2013- y fue una de las startups finalistas en el país del concurso The Venture.

Además, la empresa participó en la aceleradora Agora. En marzo de este año fueron a Nicaragua y recibieron capacitaciones.

Esta cartera consiste en un 'collage' de diferentes bolsas plásticas de colores variados.
Esta cartera consiste en un 'collage' de diferentes bolsas plásticas de colores variados.
Innovación

Sus propietarias —que tienen la fábrica en San Antonio de Desamparados— constantemente están viendo cómo innovar. Aparte de los artículos mencionados, también confeccionan cartucheras, bultos y almohadas rellenas de bolsas plásticas.

Uno de los enfoques de Trash es que quienes trabajan en la empresa son mujeres jefas de hogar.
Uno de los enfoques de Trash es que quienes trabajan en la empresa son mujeres jefas de hogar.

Un nuevo producto que están desarrollando son sandalias para mujer —ya se elaboraron varias— y ya tienen un prototipo dirigido al segmento masculino.

Este calzado está hecho de bolsas de plástico, de lona transparente y de neumático de bicicleta.

¿Cuál es el proceso para elaborar los productos?

Hacen como un collage de bolsas, que procesan y fusionan en una lámina gruesa que lleva de tres a cuatro bolsas de plástico. Después se corta y en la parte de adentro –por ejemplo, de las billeteras- se coloca la lona, y el plástico y la lona se cosen juntos.

“Por cada artículo que vos tengás de nosotros, hay cuatro bolsas menos en la calle o en el mar, que vos estás dándole un uso”, dijo Yglesias.

No es difícil para ellas conseguir los materiales, pues estos usualmente abundan. Las bolsas de plástico les ‘llueven’ de amigos, familiares, empresas y hasta de clientes y personas que les contactan por Facebook.

En el caso de las lonas (de banners y de toldos), son donadas por diferentes empresas y los neumáticos de llantas de desecho los consiguen en los ciclos.

Otra área de trabajo es que les ofrecen a las empresas de responsabilidad social regalos para sus trabajadores o para sus mismos clientes a partir de los banners de lonas que utilizan estas.

“Les hacemos un artículo y ellos lo dan como regalía. Hemos hecho folders, portadocumentos, bolsas para compra de supermercado”, contó Marcela Yglesias.

La empresa aprovecha Facebook para vender sus productos y los entrega por medio de Correos de Costa Rica y también los distribuye a diversas tiendas y hoteles del país. Asimismo, participa mucho en ferias para pymes y emprendedores.

Una de las metas de la empresa es exportar hacia Europa y Estados Unidos, empezando por vender a través de Amazon, por lo que se han acercado a la Promotora del Comercio Exterior (Procomer) para recibir apoyo.

¿Quiere contactar a Trash?

Si le interesa comprar accesorios o remitir bolsas plásticas, lonas o neumáticos de bicicleta a esta startup, esta es su información de contacto.

Sitio web: www.trashcr.com

Facebook: Trash Lifestyle.

Teléfono: 2276-8680.

Ubicación de la fábrica: San Antonio de Desamparados, de la Iglesia Católica de Río Azul, 100 metros al sur en Ofibodegas San Antonio.