EVITE LA FUGA DE TALENTOS

Cuatro medidas que le ayudarán a retener a los mejores empleados de su pyme

Malos tratos, ausencia de incentivos y trabajar con equipos obsoletos pueden desmotivar a un trabajador y hacerlo huir de su empresa.


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Las pequeñas y medianas empresas pueden enfrentar dificultades en la retención de su personal más calificado, debido a que no siempre pueden ofrecerles un salario competitivo o grandes incentivos económicos. Sin embargo, este no es el único factor que toma en cuenta un trabajador para decidir si se queda o no en una empresa.

Estas son algunas medidas que puede tomar para evitar que los trabajadores huyan de su empresa y lleguen a otra que les ofrezca mejores condiciones laborales.

1. Haga de su centro de trabajo un lugar donde los empleados se sientan a gusto, valorados.

Para lograr esto, es importante desarrollar un alto sentido de pertenencia del trabajador hacia la empresa, de forma tal que se sienta identificado, que sea tan bueno el trato e incentivos que recibe –no necesariamente económicos- que el trabajador sea el mejor promotor de los servicios o bienes que ofrece el negocio.

Los malos tratos, quejas constantes y pleitos solo generan desmotivación y estrés en el trabajador, incluso cuando el salario que se le otorgue sea aceptable.

2. No tema ascender a los trabajadores capacitados a puestos de mando. 

Hay empresas a las que les da pánico que los empleados participen en la toma de decisiones claves o que brinden aportes. Asimismo, se teme darle la oportunidad a una nueva persona, debidamente capacitada, para que desempeñe un alto puesto. Esto sucede especialmente en las empresas familiares.

De acuerdo con una publicación de Ernst & Young, denominada La gestión y retención del talento, en las empresas familiares existe la idea de que los puestos más altos deben pertenecerles a integrantes del grupo familiar, sin importar si tienen los méritos para ostentar esos cargos.  

Pero la firma advierte que esta creencia no tiene fundamentos y puede hacer que las empresas familiares sufran dificultades para atraer y retener a profesionales de alta gerencia ajenos a la familia. En consecuencia, gente muy talentosa y con buenas ideas no va a querer quedarse en la empresa, pues nunca va a mejorar su categoría laboral.

Asimismo, la misma empresa se puede ver afectada, pues con esta actitud impide que ingresen ideas frescas de otros colaboradores, que tal vez puedan aumentar las ventas y la calidad del negocio. Así que no tema escuchar las ideas de otros trabajadores para la toma de decisiones, ni descarte los ascensos únicamente por un asunto de lealtad familiar.

Al final, si un miembro de la familia no está bien capacitado y se le deja en un puesto importante, solo por compromiso, pueden generarse otros problemas.

3. Ofrezca buenas condiciones laborales y premie a aquellos trabajadores que se esfuerzan más.

Si está dentro de las posibilidades de la empresa, se pueden ofrecer compensaciones económicas -como bonos o pagos adicionales- a aquellos empleados que se destaquen por su buen trabajo. Pero, eso no basta, también es importante brindar buenas condiciones laborales.

Según Ernst & Young, horarios  flexibles, la buena ubicación de la empresa y las oportunidades de viajar son alicientes que los trabajadores aprecian.

El empleo de tecnologías y un equipo adecuado, que mejore la actividad laboral, también es muy valorado. Por ejemplo, si un trabajador debe emplear una computadora todos los días y esta se “pega”, se apaga constantemente y se desconecta de Internet se dificulta su trabajo y genera frustración y molestia en el empleado.

4. Capacite a sus trabajadores.

Pagarles cursos a los empleados sin duda contribuirán a acrecentar el buen desempeño del trabajador. Pueden ser cursos que organizan los colegios profesionales o las empresas especializadas; también pueden ser actividades brindadas por un experto que llegue a la empresa.

La capacitación le permitirá a los trabajadores sentir que hay interés en que sea más competente, pues gracias a estos cursos aumentará sus habilidades, lo cual derivará en una mayor eficiencia. Además, ganará más experiencia, lo cual lo hará mejorar su currículum.

De acuerdo con un estudio sobre tendencias de retención del talento de PricewaterhouseCoopers, el otorgar programas de capacitación en beneficio de los empleados es una de las seis prácticas que tienen un mayor impacto en la retención de talento entre las empresas.