Con 4G se duplica uso de Internet móvil, con 5G el tráfico será ultra-denso

La generación actual de menores de edad, que a partir del 2020 serán los principales usuarios, simplemente "siempre estarán conectados", lo que obligará a pasar a redes de 5G


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Con las redes de telefonía celular de cuarta generación (4G) los usuarios navegan más en Internet móvil y con las de 5G se espera que el tráfico sea mucho mayor; de ahí que en el corto plazo veremos que, mientras las primeras se consolidan, se define cuál será la tecnología de la próxima generación de servicios móviles.

De acuerdo a un reciente reporte de la GSMA, asociación que agrupa a fabricantes de equipos y redes de telefonía móvil, los usuarios de redes 4G "típicamente duplican" o navegan más que en redes 3G.

Pero la generación actual de menores de edad, que a partir del 2020 serán los principales usuarios, simplemente "siempre estarán conectados", lo que obligará a pasar a redes de 5G.

"Para dar respuesta al reto de proveer capacidades de extremadamente alto tráfico y velocidades de transmisión de múltiples gigabits por segundo, vemos necesaria la introducción de redes ultra densas", explica Carlos Barnes, consultor principal en banda ancha inalámbrica de la firma Ericsson.

Las nuevas redes deberán ser confiables, ofrecer mayor velocidad, tener mejor rendimiento, mejorar la autonomía del dispositivo, transportar altos volúmenes de datos, servir a más usuarios conectados y operar con un desempeño impecable, todo eso a un costo accesible.

Además, deberán superar varios retos, como el crecimiento masivo de dispositivos conectados y una gran gama de aplicaciones.

"Se está pensando que podrá alcanzar velocidades de 1 Gbps hasta 10 Gbps", dice Sergio Ortega, gerente de desarrollo de negocios de redes móviles de la compañía Alcatel-Lucent.

Estas altas velocidades permitirán bajar una película de ultra alta definición en menos de un minuto al smartphone.

Durante el presente año la industria ha avanzado en varios encuentros o congresos donde fabricantes y operadores discuten las vías para avanzar hacias las tecnologías de 5G, incluyendo un próximo encuentro que se realizará en Londres a finales de setiembre.

Al mismo tiempo hay dos grupos: el Metis 2020 y el IMT 2020, impulsados por la Unión Europea y la Unión Internacional de Telecomunicaciones (ITU, por sus siglas en inglés), que trabajan en la investigación para el diseño de los nuevos estándares o tecnologías de 5G.

Con estos estándares no se crearía fraccionamiento o incompatibilidad entre los equipos, redes y dispositivos de los distintos fabricantes.

También Samsung y el gobierno de China avanzan con las investigaciones para el desarrollo de la tecnología de 5G.

La meta es que las nuevas redes estén disponibles a partir del 2020 para sus despliegues comerciales. Pero se podría adelantar.

"Esto puede ser mucho antes, debido al dinamismo de la demanda de la calidad de servicio", advierte Ortega. "En perspectiva cronológica, las redes 3G alcanzan su madurez entre los años 2010 y 2015, periodo donde las redes 4G están siendo desplegadas; entre 2015-2020 las redes 4G tendrán su madurez y evolución continua, hasta llegar al 2020-2025 donde se tendrá lista la nueva tecnología 5G".

De hecho se estima que las actuales redes 4G (que operan con LTE) que se están implementando podrán alcanzar rendimientos óptimos hasta cerca del 2020 si los operadores mantienen una buena gestión, lo que incluye la posibilidad de actualizaciones con tecnologías (como LTE Advanced) y con otros componentes que se puedan introducir a partir de los adelantos en la definición y desarrollo de la nueva tecnología.

La industria cree que las redes 5G serán más completas que las 4G en su capacidad para manejo de tráfico y acceso de datos, así como para operar varios gigahertz del espacio radioeléctrico que hasta la fecha no están utilizados y para tener la potencia necesaria para transmisiones en frecuencias más altas (10-100 GHz).

También tendrá más capacidad para gestionar "de forma imperceptible" un gran volumen de conexiones entre dispositivos, equipos y máquinas, tanto en volumen como en proximidad.

Probablemente, las redes 5G serán el producto de una mezcla de diferentes tecnologías existentes hoy (como la HSPA de 3G y la LTE de 4G) y complementadas con nuevos sistemas, procurando mejorar la experiencia del usuario mucho más allá de la velocidad.

"La tecnología de acceso 5G es sin duda alguna una evolución más que una revolución", advirtió Barnes, de Ericsson.

Sostenbilidad y financiamiento