Empresas de hardware de Costa Rica van más allá del ensamblaje

Cambio del mercado lleva a empresas de ‘hardware’ a especializarse y ofrecer soluciones integradas

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

La firma tica ADC Móvil planea fabricar una handheld –dispositivo de mano muy usado en ventas– y empezar a venderla en un año, así como desarrollar un quiosco para que lo utilicen los operadores de telecomunicaciones en zonas alejadas y así dar acceso a Internet y otros servicios.

En ese plazo también espera concretar acuerdos en la región para fabricar quioscos de servicios financieros (ya avanzó conversaciones con una entidad de Honduras), producto que comercializa desde el 2009.

En el portafolio de ADC se incluye un teléfono público para brindar servicios de telecomunicaciones aparte de las llamadas de voz; un dispositivo de control que utiliza la policía de un país sudamericano; un teclado con sistema braille y antivandálico; quiosco de autoservicio con videochat y un lector con tecnología de reconocimiento de huella digital, voz y facial.

Para la fabricación de estos dispositivos se utilizan componentes importados y otros que les proveen algunas compañías locales. La firma se especializa en el diseño de los equipos y en brindar una solución ajustada a lo que pida el cliente. “Estamos llenos de trabajo”, afirmó Rodolfo Sojo, presidente y CEO de ADC.

La “personalización” de los equipos y dispositivos que diseñan y ensamblan es el camino que han seguido las firmas costarricenses de “manufactura de componentes” frente a la amplia disponibilidad de hardware de diversas características, capacidades y precios que hay en el mercado local. Para operar se apoyan en el talento local y luchan contra las limitaciones de financiamiento.

“Hay un cambio radical en el mercado y en la comercialización, que se ha simplificado, masificado y diversificado con una gran variedad de productos”, dijo Iván Fonseca, gerente general de Cococo, otra firma local.

El estudio “Mapeo sectorial de tecnologías digitales 2014”, de la Cámara de Tecnologías de Información y Comunicación (Camtic), indica que el 1% de las 219 empresas de tecnologías digitales de Costa Rica son de manufactura. Estas se enfocan en el mercado local y en el ensamblaje de computadoras y periféricos, en especial.

VEA TAMBIÉN Mayoría de empresas informáticas son jóvenes, pequeñas y esperan crecer en próximos años

Con marcas propias

Firmas como Cococo y CDC Internacional tienen 28 y 25 años, respectivamente, de operar en el mercado local, cuentan con certificaciones internacionales y marcas propias: FPC y Full Power.

Cococo incluso creó un cuarto limpio para garantizar la calidad de los equipos –que los componentes no sean afectados por descargas imperceptibles de energía estática de los operarios– y su línea de ensamblaje tiene capacidad para armar 150 unidades por día, incluyendo portátiles, computadoras de escritorio y tabletas. Además de vender en mercado local, exportan a Nicaragua.

Aunque en sus planes está incorporar otros dispositivos, lo central en la actualidad es especializarse y ofrecer soluciones completas –equipos, sistemas y aplicaciones y financiamiento– ajustadas a las necesidades y requerimientos de cada cliente.

El negocio de fabricación de bajo nivel agregado –como el que se hacía dos décadas atrás ensamblando computadoras en un garaje– “no tiene sentido” por los costos y disponibilidad de equipos que encuentra los consumidores y las empresas en el mercado costarricense.

En el caso de CDC –que al igual que ADC Móvil y Cococo distribuidor de diferentes marcas mundiales de hardware – la fabricación de computadoras también se realiza con componentes importados de China y de otros países, confirmó Francisco Maradiaga, encargado de soporte.

Los principales clientes de estas empresas son las instituciones públicas y empresas, aunque también venden a consumidores individuales.

VEA TAMBIÉN Sector de alta tecnología en plena reconversión

Retos y límites

Aparte de estar al día en cuanto a los avances tecnológicos que vienen de la mano de los componentes, las compañías enfrentan el reto de cumplir con los cambios en las especificaciones y requerimientos que plantean los clientes.

La ventaja es que para la fabricación de los equipos, las firmas se apoyan en la calidad y preparación de los ingenieros costarricenses de las universidades locales, así como en la experiencia que muchos de ellos obtuvieron en la planta de Intel , la cual fue cerrada en el 2014.

Actualmente Intel mantiene en Costa Rica un Centro de Ingeniería, Investigación y Desarrollo y un centro de servicios.

La introducción de nuevos productos como planea ADC, sin embargo, sí se ve limitada por la falta de financiamiento.

Sojo explicó que ni a través de los servicios de financiamiento convencional de los bancos, incluso teniendo a varios de ellos como clientes, ni a través de Banca para el Desarrollo ha sido posible obtener los recursos que requiere la empresa para avanzar con los nuevos productos.

Esta dificultad ha sido resaltada por Camtic. En el mismo mapeo sectorial la falta de financiamiento es mencionada como uno de los obstáculos para exportar, por ejemplo.

La fabricación de nuevos productos de hardware –con mucho potencial sobre todo en telecomunicaciones– no puede hacerse con el flujo de caja, pues las empresas pueden desequilibrarse e incluso llegar a la quiebra, advirtió Sojo.

El problema es la falta de mecanismos innovadores de financiamiento. “Es más fácil financiar una pulpería que una firma como la nuestra”, afirmó Sojo.

Qué hacen

Actividades de firmas ticas de manufactura de componentes:

Actividad %
Computadoras 100
Periféricos 100
Component. de computadoras 67
Dispositivos (‘handheld’, GPS) 33
Teléfonos inteligentes 33
Componentes de redes 33
Componentes de señalización 33
Componentes de celulares 33
Videovigilancia 33
Sostenbilidad y financiamiento