VENTA EN ASIA, EUROPA Y AMÉRICA DEL NORTE

Los fans de Apple reciben con entusiasmo el iPhone 5, pese a críticas


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  

Los fanáticos de Apple sufrieron largas colas en Asia, Europa y América del Norte para hacerse con el nuevo modelo de su teléfono inteligente, el iPhone 5, que parece romper récord de ventas pese a críticas sobre la falta de innovación tecnológica y su programa de mapas.

Filas con miles de ávidos compradores en las inmediaciones de las tiendas Apple prometían convertir en un éxito comercial el último lanzamiento de Apple, el gigante estadounidense que marca tendencias en el mundo de la tecnología.

Algunos analistas estiman que se venderán unos 10 millones de unidades en los primeros cinco días.

"He estado esperando durante ocho días, soy tan feliz ahora mismo", confesó Keenen Thompson, uno de los primeros entre centenares de personas agrupadas en la tienda que Apple tiene en la famosa Quinta Avenida de Nueva York.

El primero de la fila en la tienda de Montreal, Canadá, fue Jonathan Moreau, de 28 años, quien afirmó que iba a reemplazar su iPhone 4S. El nuevo modelo, afirmó, es "más rápido, con una mejor visualización y una mejor cámara".

En la tienda de Apple en Bethesda, Maryland (este de Estados Unidos), Kirten Mentzer, una estudiante universitaria que llegó con su familia para obtener el nuevo dispositivo, consiguió el primer puesto.

"Es divertido pasar el tiempo con otros amigos de Apple", afirmó. "Siempre he sido parte de la comunidad Apple. Mis padres me criaron con una vieja MacBook".

Mike Bishop, de Bethesda, comentó que "estaba realmente emocionado" ante la llegada del iPhone 5, que esperó para sustituir a su roto iPhone 4.

Al ser preguntado si consideraría comprar otro teléfono, Bishop respondió: "Una vez que usas un iPhone no vuelves a ninguna otra marca. Lo principal es el refinamiento en cada nivel".

Los australianos fueron los primeros en hacerse con el dispositivo.

En Sidney, los leales fanáticos filmaron su experiencia en sus iPhones y iPads y la plantilla en el interior aplaudió y vitoreó cuando las puertas se abrieron a las 8:00 a.m. hora local.

Varias empresas aprovecharon la histeria mediática que acompaña estos lanzamientos para colocar camisetas y accesorios promocionales en las personas que encabezaban las filas.

"Siete de nosotros estamos aquí por nuestra compañía desde el mediodía del martes", afirmó Todd Foot, de 24 años, que fue el primero en la fila y trabaja para un organismo que examina teléfonos móviles.

Lo mismo se repitió en la tienda de Apple en Regent Street en Londres, donde Richard Wheatcroft y George Horne acamparon en las afueras durante siete noches para promocionar su panadería, que emplea a víctimas de violencia doméstica.

"Decidimos comprar cuatro iPhones y subastarlos. Todos los beneficios irán a la panadería", contó Wheatcroft a la AFP.

Comparado con su predecesor, el iPhone 4S, el nuevo teléfono de Apple presenta una mayor pantalla, batería más duradera y una conexión más rápida a internet a través de la última tecnología de red 4G.

Es más ligero y más fino, y su sistema operativo iOS 6 fue ajustado para mejorar la experiencia de sus usuarios.

Pero muchos analistas apuntaron a que Apple se había quedado desfasado frente a otras compañías como Samsung, que utilizan el sistema operativo de Google, Android, y que han mejorado sus ofertas.

"Hoy, iOS y Apple  parecen invencibles. Pero todos los imperios se terminan derrumbando y, a no ser que Apple cambie de estrategia en términos de innovación, el imperio iOS tal vez esté alcanzando su apogeo", advierte Tony Costa, de Forrester Research.

Apple también sufre un aluvión de críticas luego de que excluyera de su sistema operativos la aplicación de mapas de Google en favor de su propio programa, lleno de errores geográficos, y en el que ciudades importantes desaparecían por completo del mapa.

Sin embargo, el entusiasmo de los primeros compradores no se vio ensombrecido a medida que las tiendas abrían en Japón, Hong Kong, Singapur, Francia, Alemania, Gran Bretaña, Estados Unidos y Canadá.

Ryoho Yamashita, un estudiante de 23 años, esperó desde la medianoche fuera de una tienda en Softbank, Tokio, y explicó que se vivía un ambiente de celebración entre quienes esperaban.

"Es como un festival que disfruto cada año", afirmó.

En París, la tienda insignia de Apple seguía realizando frenéticos negocios a pesar del llamamiento a la huelga de un sindicato minoritario de empleados por sus nóminas y condiciones de trabajo, mientras que algunos fanáticos en los Paises Bajos se trasladaban hasta Alemania para conseguir el nuevo modelo.

La policía de Londres, mientras tanto, buscaba a un vendedor paquistaní que supuestamente habría robado 252 dispositivos de una tienda de Wimblendon, sur de la capital.

Apple lanzó sus primeros dispositivos en nueve países, pero planea venderlos en más de 100 antes de fin de año.

Las acciones de la compañía subieron 0,8% a 704,67 dólares, alcanzando un nuevo récord, y alzando de esta forma el techo de la compañía más valiosa del mundo, valorada en 660.000 millones de dólares.

Sostenbilidad y financiamiento