Apps como motor para negocios

La empresa Aplicativa aprovecha el  boom   de los smartphones y la movilidad para hacer negocio


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  

Aplicativa es parte de las startup nacionales que surgieron alrededor del nuevo negocio y mercado que generó el lanzamiento del iPhone y el iPad. Las startup son empresas de nueva creación que se distinguen por su perfil de riesgo, escalabilidad e innovación.

Marco Astúa, socio fundador de la firma, cuenta que estaban desarrollando una aplicación para la tableta de la manzana, un mes después de su salida comercial. El cliente: la tercera agencia de publicidad más grande del mundo, con sede en Chicago, EE. UU. Hoy Aplicativa tiene tres años de operación y un 75% por ciento de su mercado está fuera del país: Colombia, Estados Unidos, Francia, México, Perú y la región centroamericana.

EF conversó con Astúa sobre el desarrollo de este nuevo subsector en el campo del software y las claves para sobrevivir en el cambiante mundo tecnológico.

¿Cómo cambió el mundo del software con el iPhone y el iPad?

Le robo la frase a un amigo: estos aparatos se han convertido, al fin, en una verdadera computadora personal. Las personas pueden acceder muy fácilmente a estos dispositivos. El tema precio empieza a ser menos importante para que la gente los tenga.

¿Qué oportunidades abre a los desarrolladores?

Significa poder llegar a más personas, con un motón de nuevas necesidades que no tenían antes. Es una plataforma donde se pueden desarrollar cosas que hasta el momento no existían. Por ejemplo, para comprar flores tenía que visitar una tienda o hacer una llamada. Con estos aparatos puedo bajar una aplicación para hacer el encargo, pagar de una vez o identificar las tiendas más cercanas.

“Estamos viviendo un cambio muy fuerte y que será mayor en los años venideros”.

¿Ha cambiado en el mercado de apps en tres años?

Hay mucha diferencia. El usuario es hoy más educado gracias a la movilidad. Sabe qué cosas son funcionales y cuáles no lo son. El usuario, como fuerza de mercado, impacta en lo que va recibir a nivel de software .

Antes se buscaba más entretenimiento...

Exactamente. Había mucha parte de entretenimiento, pero no estaba adaptada a la movilidad. Se jugaba con el teléfono y las consolas, pero a nivel de mi trabajo, usaba lo que me daban. Los tres universos se han unido. Yo, como usuario, entiendo qué es lo que más me conviene.

“Por eso el estrés que los usuarios están metiendo a los departamentos de tecnologías de información y a las casas de software, de tener productos que me satisfagan como usuario final”.

¿Qué impacto tiene esta tendencia en el sector corporativo?

Las empresas se están dando cuenta de eso y se están moviendo a tener más y mejores soluciones a nivel de movilidad, para que la productividad de los empleados crezca. Hay una gran oportunidad para compañías como nosotros.

Un mercado que cambia repentinamente. ¿Cuál es el efecto?

Hace un año teníamos un ambiente de mercado y tecnología muy diferentes. Probablemente, vamos a tener un cambio radical en un año. Eso significa que las estrategias de tecnología de información tienen que estar muy bien pensadas.

“También es un cambio en la forma en que las organizaciones se tienen que estructurar, porque no sabemos lo que viene. Se debe leer lo que está pasando en el mercado, porque se pueden estar creando productos y hacer inversiones muy grandes que después no van a servir”.

¿Cómo mantenerse competitivo para sobrevivir?

En realidad, todas las compañías de software han tenido ese reto, pero ahora es más agresivo. La manera es autoeducación, formar al equipo y talento y hacer muchísima investigación.

“Estamos haciendo pruebas con cosas que los clientes de alguna manera tienen en sus mentes para futuros proyectos, como Smart TV, televisión con pantallas táctiles y la nube. Para nosotros, conocer a priori estas tecnologías nos permiten ser competitivos, no solo a nivel nacional sino global”.

¿Están patentando sus ideas?

Estamos registrando con derechos de autor el trabajo. Es muy importante temas como el registro de la marca a nivel comercial. El poder defender que son productos que desarrollamos, tanto para terceros como para nosotros. Es muy importante, sobre todo cuando se va afuera.

¿Cuánto invierten en investigación y desarrollo?

Del 10% al 15% (del presupuesto). También tenemos programas con la Universidad de Costa Rica y Cenfotec. Creemos mucho en desarrollar nuestro propio talento. Estamos con programas similares con compañías en México. También para retroalimentar a las universidades.

La apertura del mercado celular, ¿ha tenido algún impacto en el sector?

Sí, definitivamente. Lo que hace tres años pasaba en otras latitudes, pasa ahora en Costa Rica. Una adopción muy grande del servicio celular, y probablemente entre un 15% y un 20% de esos teléfonos son inteligentes. Significa una cadena donde existen nuevas soluciones y nuevas necesidades que van a demandar los clientes finales con este tipo de tecnología.

¿Esperan un crecimiento de este subsector?

Sí, efectivamente. Eso precisamente está pasando en otras latitudes. Nosotros estamos viviendo la ola tardía.

Empresa basada en innovación

Salida al mercado: Inició operaciones en el 2009 con el desarrollo de aplicaciones para el iPhone y el iPad.

Mercado: Desarrolla A pps para las plataformas, iOS, Android, Blackberry y HTLM5 (estándar que me permite llegar a varias plataforma). Está en fase de análisis de Windows 8.

Capital humano: Está integrando por 20 jóvenes profesionales, cuyo rango de edad no supera las tres décadas. El plan es aumentar en un 30% el equipo.

Crecimiento: Planea elevar su equipo de trabajo en un 30% este año y desarrollar productos más complejos y especializados.

Fuente Aplicativa.

Sostenbilidad y financiamiento