El CES 2014 auguró la llegada de la era de la tecnología invisible

El CES 2014 prevé que la gente estará conectada a Internet con su ropa, accesorios y con el carro

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Unos auriculares recogen los datos de frecuencia cardíaca y el pulso del usuario, al tiempo que este escucha música mientras hace ejercicio.

Un reloj para personas con alzhéimer y demencia permite a los familiares localizar al paciente y mantener un control de sus movimientos.

Un cepillo inteligente con un sensor transmite información al smartphone sobre cuán limpios quedaron los dientes de la persona luego de usarlo.

Estos dispositivos, que prometen colarse en su lista de deseos de compra en un corto plazo, muestran la llegada de una nueva era de la computación: los dispositivos inalámbricos conocidos como wereables .

Su presencia no es nueva en las ferias de tecnología. Muchos prototipos nunca salieron del laboratorio o quedaron en la cartelera de novedades sin éxito de los grandes fabricantes de productos electrónicos de consumo.

Empero, la semana pasada tomaron el escenario en la feria Consumer Electronics Show (CES 2014), celebrada en la ciudad estadounidense de Las Vegas, Nevada, como la nueva tendencia para la que ya se preparan compañías como Intel.

El CES es encuentro anual, con más de 40 años de historia, que reúne a los los fabricantes de electrónicos y las industrias vinculadas con el sector.

No se ve... se conecta

La tecnología wereable son dispositivos que adquieren inteligencia al estar conectados a Internet. Se trata de la tecnología que se viste; es decir, que está incorporada en la ropa o en accesorios que lleva puesta una persona, como relojes y anteojos.

Son el resultado de la miniaturización de componentes electrónicos, con alta capacidad de procesamiento y bajo consumo de energía. Recogen datos biométricos y actividades de quienes los usan.

Con ello, estas pequeñas computadoras pueden insertarse con facilidad en la ropa, relojes, pulseras y anteojos y cualquier otra prenda que vista un individuo.

“El Internet de las cosas, con Cisco como uno de los competidores más avanzados, nos dará muchas alegrías. La fusión entre personas, datos y aparatos nos va a cambiar la vida”, dijo Gary Shapiro, presidente de la Asociación de Electrónica de Consumo en su intervención en el CES, según publicó el diario español El País en su sitio web.

El futuro es diminuto

El CES es la feria donde se presentan productos, gatgets y prototipos que se prevé marcarán tendencias en un futuro cercano.

En la edición 2012 tomaron el escenario las ultrabook , mientras el año pasado los fabricantes de tabletas y smartphones se lucieron con lanzamientos.

En el CES 2013, la tecnología que se viste también tuvo su primer gran momento. Samsung dio a conocer el reloj inteligente Galaxy Gear y brillaron los medidores de actividad como el Jawbone UpFuelband y el Fitbit.

Este enero, varios anuncios sugieren que la tecnología wereables es la siguiente ola, la cual empresas como Intel no van a dejar pasar.

El consejero delegado de Intel, Brian Krzanich, mostró a Edison: una computadora del tamaño de una tarjeta de memoria SD, con conectividad inalámbrica integrada. Este pequeño dispositivo se basa en la tecnología Intel Quark de 22 nm para dispositivos ultrapequeños y de bajo consumo, detalló la compañía en un comunicado de prensa.

Se espera que el diminuto computador sea parte de los nuevos objetos que crearán desarrolladores independientes. Para ello, Intel ya se alió con la firma de ropa Barneys y con las tiendas de Opening Ceremony. Además, la compañía lanzó un reto mundial para proponer innovaciones con Edison.

Las empresas de análisis de mercado también predicen que estamos a la puerta de una nueva era. Por ejemplo, un estudio de la consultora IMS Research, publicado por el diario ABC, estima que la demanda de datos en tiempo real y de la tecnología wereable crecerá desde 14 millones de unidades registrados hace un año, hasta 171 millones en 2016. Este mismo informe destaca que en los próximos tres años el mercado de dispositivos inalámbricos que se visten generará unos $6.000 millones.

Siempre conectado

Los anuncios de industrias vinculadas a la electrónica de consumo también sugieren que los objetos de uso cotidiano nos mantendrán en la nube cada vez más.

Por ejemplo, la operadora estadounidense AT&T buscará que sus suscriptores estén siempre conectados a Internet. “Vamos a llevar la innovación a la casa, al carro, al lugar de trabajo y a cualquier lugar en el medio”, dijo Ralph de la Vega, presidente ejecutivo de AT & T Mobility en un video de su participación en el CES.

Para el ejecutivo , la conectividad en el carro será una de las tendencias fuertes este año. “Estoy asombrado de cuán rápido el concepto de carro conectado está avanzando”, expresó en una entrevista en The New York Times .

“En febrero del 2013, firmamos un contrato con General Motors para equipar a todos sus autos para conectarlos a una red 4G LTE. Estamos conectando más y más fabricantes de automóviles con 4G LTE, y todo tipo de innovación interesante que sucede en el interior del carro”, añadió.

Esto sugiere que convertir el auto en una interfase para que el conductor se comunique con otros y acceda a información ya está en marcha.

A lo anterior se une que Google llegó a un acuerdo con General Motors, Audi, Honda y Hyundai para llevar al sistema operativo Android a los vehículos.

“La Alianza Automotriz Abierta está dedicada a una plataforma común que impulsará la innovación, y hará la tecnología en los carros más segura y más intuitiva para todos”, sostiene el comunicado.

De concretarse los anuncios del CES 2014, Internet empezará a tener un papel central para facilitar las acciones comunes de la vida cotidiana, más allá de comunicarnos y acceder información.

Sostenbilidad y financiamiento