Así se puede usar Internet de las cosas

En el país se cuenta con los dispositivos, sistemas y servicios

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Las tecnologías de Internet de las cosas (IoT, por sus siglas en inglés) están disponibles en el país y se pueden utilizar de múltiples formas, tanto para facilitar los productos y servicios a los clientes como para su gestión.

Una empresa podría llevar control de su flotilla de vehículos y saber cuántos productos llevan. Si recibe un pedido de un cliente, podría verificar cuál unidad está cerca y si tiene disponibilidad para hacer la entrega.

Un compañía de autobuses podría identificar la cantidad de pasajeros que están esperando en las paradas y así determinar si deben enviar más unidades o si la demanda se puede atender con los buses que ya están realizando el recorrido en la ruta.

A un conductor que busca un parqueo le serviría para identificar donde hay espacio. En caso de accidentes, el auto emitiría una alerta a los centros de emergencias con los datos de la ubicación y cantidad de pasajeros.

Las aplicaciones de la IoT cubren desde la manufactura de productos hasta las ciudades inteligentes, pasando por las viviendas, los centros comerciales y las tiendas, los centros de salud, entre otros.

“IoT es un fenómeno que se basa en la rápida evolución de la tecnología de la información y las comunicaciones para crear nuevos tipos de servicios, visiones y áreas de negocios”, dijo Alberto Rodrigues de Oliveira, director de regional de industrias conectadas, de Ericsson.

El ejecutivo dice –basado en The Economist – que el 75% de las compañías en diferentes industrias están explorando cómo aprovechar la IoT. Asimismo, casi la totalidad esperan usarla en los próximos tres años y creen que tendrá “algún impacto” en los mercados en ese periodo.

La firma Gartner estima que en el 2020 la IoT generará $1,9 billones en valor económico.

LEA TAMBIÉN La ruta para conectarse a la Internet de las cosas

Integración e interacción

A través del IoT se integran e interactúan los objetos físicos y el mundo virtual de los datos.

A través de sensores, medidores inteligentes, redes de comunicación (alámbricas e inalámbricas, móviles o wifi) y sistemas adicionales (radiofrecuencias o RFID y satelitales o GPS) se generan y transmiten datos de todo tipo. Diferentes objetos pueden conectarse: zapatos, cepillos de dientes, sillas, lámparas, máquinas, autos, puertas y ventanas y electrodomésticos.

Los datos son registrados y analizados en tiempo real por los sistemas para ayudar a tomar decisiones en forma inmediata y atender diferentes situaciones.

Al entrenador de un deportista o director técnico de un equipo, le permitiría determinar cambios durante una competencia o juego.

“Los objetos generan datos, los datos crean información, la información disponible –gracias al Internet– genera conocimiento y este se convierte en sabiduría práctica para generar, en la mayoría de los casos, experiencias para los usuarios finales de un producto o servicio”, explicó Francisco Montesinos, gerente comercial de GBM.

Una tienda podría utilizar un sencillo sistema de monitoreo de tráfico de clientes, comercializado por GBM y por Rate IT.

LEA TAMBIÉN Enganche a sus clientes en la tienda con tecnologías digitales

El principal impacto en las empresas e instituciones será elevar su efectividad, productividad y competitividad.

“El primero que llegue tiene todas las posibilidades de sacar ventaja y tomar la delantera en múltiples negocios”, aseguró Ronald Bolaños, de Mecsoft, firma costarricense que impulsa un consorcio local en IoT.

LEA TAMBIÉN Crean consorcio para impulsar servicios de Internet de las cosas en Costa Rica

Didier Mora, de Cisco, advirtió que no hay una fórmula única o estándar para crear un sistemade IoT en una empresa o institución. Básicamente se requieren los dispositivos y sensores, la conectividad vía redes alámbricas o inalámbricas, y el software que habilita la presentación de los datos y la interacción con los objetos.

Mora prefiere hablar de Internet del Todo. “No son solo cosas conectadas sino personas, procesos, datos y cosas conectados entre sí para generar valor”, dijo.

Dé inteligencia a todo

Internet de las cosas se puede aplicar en todos los sectores, empresas e instituciones con distintas aplicaciones.

Sector Cómo se usaría
Comercio Mapas de afluencia de clientes, determinar su recorrido en tiendas y centros comerciales, en etiquetas electrónicas de precios, manejo de inventario, menús electrónicos, y cajas de autoservicio.
Manufactura y agricultura Gestión de insumos, equipos de inventario, automatización de cadena de producción, planificación y validación de procesos, y monitoreo de clima, humedad, riego y fertilización.
Logística Gestión y localización de flotilla y mercadería en ruta (apoyándose en GPS), atención de pedidos en ruta, trazabilidad de productos, comunicación y cámaras de video para monitoreo de vehículos.
Transporte Localizar autos de rent a car disponibles, localizar buses y trenes vía móvil, monitoreo de estado de vehículos y accidentes, plan de rutas e identificar la demanda para enviar unidades.
Vivienda, oficinas y edificios Automatización y gestión de servicios (luz, agua, riego, cámaras, electrodomésticos, accesos, climatización) según la presencia de personas y alertas en caso de accidentes u otros incidentes.
Deportes Uso de dispositivos de vestir ( wearables ) y apps para control de rendimiento del deportista (sueño, ritmo, calorías quemadas, etc.) y situaciones en competencia, así como información a aficionados.
Gobierno Ciudades inteligentes, gestión de servicios (basura, parqueos, agua, alumbrado público, seguridad, energía, gas y acueductos) y de tráfico, atención de emergencias y expedientes digitales.
Sostenbilidad y financiamiento