TV satelital gana espacios en el país

Mercado se dinamiza con aumento de suscriptores, segmentos, servicios y competidores

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes
  • Gráficos
  • /tecnologia/Claro_TV-CableTica-Tigo-Qualy_TV-Sutel-Sky_ELFCHA20141121_0001_5.jpg
    326x204
    TV satelital gana espacios en el país
    / 21 NOV 2014

index

“Basta con ver la cantidad de antenas en los techos para darse cuenta de que la televisión satelital está creciendo”, afirmó Danny Zúñiga, gerente de Qualy TV, un servicio recientemente lanzado en el país y que cuenta con el respaldo del Grupo Repretel.

El mercado está viviendo un cambio radical al pasar de un solo operador –el servicio Sky, actualmente comercializado por la firma Codice– a cuatro empresas, que incluyen a Claro TV, Tigo Star Satelital y Qualy TV.

Cada una tiene objetivos distintos, pues mientras para algunas se trata de posicionarse con la televisión satelital como un único servicio, para otros la meta es atraer y cautivar clientes de forma complementaria a otros productos (telefonía móvil o televisión por cable).

En los casos de los operadores que ofrecen televisión por cable, la idea es ganar suscriptores en zonas donde no tienen aún la red de cable; luego, cuando hayan desplegado esa infraestructura podrían invitarlos a migrar al servicio de cable.

“Queremos seguir creciendo y donde no podemos llegar con red de cable alcanzar nuevos clientes. Es un paso, una transición”, admitió Norman Chaves, gerente de asuntos corporativos de Tigo.

¿Sin futuro?

En apariencia, tecnológicamente la televisión satelital es limitada.

Mientras que las empresas de televisión por cable –como Tigo o CableTica– brindan otros servicios adicionales a través de la misma infraestructura de red de cable, como Internet y telefonía por Internet (o telefonía IP), los servicios de televisión satelital se limitan a ofrecer de 55 a 79 canales en el paquete básico.

Adicionalmente incluyen canales de pago por evento (PPE) y de audio, paquetes premium , de adultos o de cadenas internacionales, canales a la carta y funciones operativas como el control de los padres de familia de la programación que ven sus hijos.

El terreno que este servicio ha venido ganando se explica por un lado en los bajos precios de los planes (hay ofertas de paquetes básicos desde ¢12.500), la posibilidad de alcanzar zonas rurales y de difícil acceso, y el empeño dirigido al sector comercial, en especial hacia los bares, los restaurantes y los hoteles.

Las firmas insisten que también se dirigen a otros nichos, pues se puede suscribir cualquier persona que desee un servicio de canales digitales y alta definición.

Los datos parecen dar la razón. La televisión satelital prácticamente se triplicó en el periodo 2010-2013, al pasar de 52.673 a 146.936 suscriptores.

Según la Superintendencia de Telecomunicaciones (Sutel), el grupo de clientes con este servicio pasó de ser el 12% al 23% del total de suscriptores de televisión por pago, pese a que la televisión por cable también venía creciendo en forma sostenida.

Con excepción de alguna publicidad en televisión y de las antenas en los techos de viviendas, las acciones de las empresas de este sector no son muy visibles.

“Es un esfuerzo de fuerza de ventas”, dijo Zúñiga, de Qualy TV, que tiene una sala de exhibición en las instalaciones de Repretel en La Uruca y planea la apertura de puntos de venta en centros comerciales.

De propósitos múltiples

Algunos de los nuevos servicios complementan las actividades principales de sus compañías.

José Gutiérrez, jefe de nuevos negocios de CableTica, que descontinuó un servicio de televisión por pago inalámbrico, evalúa si ingresa en el segmento satelital. Eso le permitiría ingresar a zonas geográficas donde actualmente no tiene red de cable o son de difícil acceso.

Ganar clientes en esas zonas podría garantizarle una base de clientes para cuando desplieguen la infraestructura de red.

Sin embargo, Gutiérrez dice que el foco principal de la empresa es fortalecer los servicios actuales, en especial cuando más clientes solicitan la conectividad a Internet y desean una sola facturación de sus servicios.

“En el corto plazo, un servicio de televisión satelital nos permite ocupar espacio de mercado; en el largo plazo hay que pensar en servicios modernos”, argumenta Gutiérrez.

Lo mismo opina Chaves, de Tigo. “Es un tema tecnológico. Para que el cliente obtenga servicios como video on demand –donde se paga por la película que se solicita– tendría que pasarse al servicio de cable”, sostuvo.

Sin embargo, los esfuerzos de las empresas de televisión satelital como Qualy TV y Claro TV también se dirigen a ofrecer nuevos servicios over-the-top (OTT), en los que el cliente tiene acceso a la televisión a través de smartphones , tabletas y consolas de videojuegos.

Según un estudio de la firma Adobe en Estados Unidos, el consumo de televisión a través de dispositivos creció un 388% en lo que llevamos del 2014 respecto del año anterior; y los espectadores a través de navegadores y apps de televisión aumentaron 146%.

Qualy TV ofrecerá OTT sin costo para los clientes de su paquete premium a partir del 2015, respondió Zúñiga.

Claro TV brinda dos servicios en este campo: Claro Video y Claro Play, exclusivos para clientes del servicios de televisión satelital. Con ambos los usuarios pueden disfrutar de programas, películas, series, documentales y videos en Internet a través del móvil o del computador, sin importar el lugar donde se encuentren y sin costo adicional.

“Como empresa de telecomunicaciones, nos hemos ido preparando para estos cambios a los que nos ha llevado el avance de la tecnología”, afirmó Carolina Sánchez, vocera de la firma Claro Costa Rica.

En este caso se pretende contar con productos para todos los gustos y patrones de consumo, ofreciendo servicios integrales donde el cliente tenga “un menú 360 grados” en tecnología, que no se limite solo a un servicio y que pueda obtener toda la gama de opciones de televisión.

Sostenbilidad y financiamiento