Los pagos móviles sin contacto crecerán este año, pero sin desplazar a la billetera tradicional

En 2015 al menos 10% de los smartphones a nivel mundial usarán sistemas de pagos en tiendas, un salto desde el 0,5% del 2014


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Los sistemas de pagos móviles sin contacto en las compras de mercadería en tiendas detallistas crecerán este año a nivel global, aunque no desplazarán todavía a la billetera tradicional, mientras que localmente se profundizará el uso de apps de banca móvil.

La tecnología de pago móvil sin contacto -como en el sistema Apple Pay- funciona con el sistema Near Field Communication (NFC), donde el dispositivo se acerca a un lector y sin que exista contacto entre ambos se realiza el pago de la transacción comercial.

Según la firma Deloitte, en el 2015 los pagos sin contacto desde un smartphone en tiendas aumentarán 1.000% respecto al 2014, lo que permitirá hablar de "un punto de inflexión" hacia una adopción más amplia de los consumidores de este tipo de tecnología.

Empero, a nivel global todavía predominará la billetera tradicional.

De acuerdo con la edición para este año de las Predicciones de Tecnología, Medios y Telecomunicaciones de Deloitte, el impulso de los pagos móviles sin contacto vendrá de la adopción de los requisitos que exigen las instituciones financieras, los comerciantes, los proveedores de dispositivos y los consumidores.

El informe indica que al menos 10% de los smartphones a nivel mundial usarán sistemas de pagos en tiendas durante el 2015, un salto desde el 0,5% (unos 450 millones de móviles) que había en el 2014 y concentrado prácticamente en Japón.

En Estados Unidos, Apple empezó a mover este mercado de pagos móviles sin contacto, ante lo cual otros actores -como PayPal, Google y Amazon- están reaccionando con fuerza.

En América Latina

En la región habría más barreras para aplicar los sistemas de pagos móviles sin contacto, pues falta mayor desarrollo del mercado.

Acá su adopción será más lenta y los usuarios más bien incrementarán la experiencia con aplicaciones móviles de los bancos, las cuales les permiten realizar pagos de crédito, pagos de servicios o de tarjetas de crédito, y transferencias.

"En la medida que exista competencia entre empresas se va a ir dando el pago móvil sin contacto", anticipó Gilles Maury, gerente local de telecomunicaciones de Deloitte.

La mayor profundización del uso de apps de los bancos móviles se facilita porque cada banco tiene mayor control sobre las operaciones que realizan sus clientes.

En cambio, con los pagos móviles sin contacto se deben poner de acuerdo muchos bancos y una mayor cantidad de comercios.

Incluso en este año las entidades emisoras de tarjetas impulsarán el cambio de tarjetas de banda magnética a tarjetas con chips, más de una década después de que ese tipo de dispositivo fue lanzado en el mercado.

Y todavía falta pues las firmas como Visa y Master Card indican que el siguiente paso será la adopción de tarjetas de débito y de crédito sin contacto.

"El siguiente paso es la expansión de los pagos sin contacto, que contiene una antena que posibilita al tarjetahabiente efectuar el pago con tan sólo aproximarla a la terminal punto de venta", explicó Gabriel Pascual, director regional de MasterCard.Con este tipo de dispositivos se eliminan tiempos de espera y de manipulación de la tarjeta en el punto de venta en lugares de comida rápida, cines, teatros, supermercados y establecimientos que requieren de un expendio rápido.

"Estimamos que el crecimiento de comercios interesados en implementar esta tecnología será exponencial, por lo que no excluimos la posibilidad de que poco a poco se vayan incorporando segmentos de mercado no tradicional como servicios y transporte público".

Sostenbilidad y financiamiento