EMILIO ARIAS

Viceministro de Telecomunicaciones prefiere el paso lento pero seguro

Jerarca blindará sus decisiones sobre temas clave

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

El viceministro de telecomunicaciones, Emilio Arias, no promete fechas para ver resultados en el sector, pero se esmera en dejar claro que blindará política, técnica y jurídicamente cualquier decisión que le toque tomar.

Durante los últimos nueve meses lideró la Comisión Social de la Vicepresidencia de la República. Un trabajo del que no dimitió a pesar de los incendios que ahora le toca apagar desde la cartera de telecomunicaciones.

Con ese sombrero puesto, el social, explica su visión de mundo.

Es un político comedido que clama por democracia, diálogo e integración, aunque eso alargue los procesos sobre los cuales el país espera resolución desde hace años. Desde su postura, es mejor eso que terminar en tribunales.

En este extracto de entrevista, que sostuvo con EF al inicio de su gestión.

El Plan Nacional de Telecomunicaciones es una de las prioridades. ¿Ya usted había revisado el borrador pasado?

Yo había tenido insumos. Puedo decirle algunas cosas que hay que aclarar. Un tema importantísimo es el del Fondo Nacional de Telecomunicaciones (Fonatel). Es necesario aclarar cómo se van a utilizar los recursos de Fonatel, qué significa la red interinstitucional. Tenemos claro que la ley determina para qué se pueden usar esos recursos y para qué no.

Una de las mayores críticas al borrador es que se circunscribe únicamente a la administración actual. ¿Cómo trascenderán en el tiempo?

El plan sí debe de ser visionario, pero si hay algo que se transforma permanentemente son las telecomunicaciones. Puede ser que lo que estemos discutiendo hoy, en un año pierda sentido.

La trascendencia de la política pública preocupa al sector...

Es un tema que está en discusión.

La subasta del espectro radioeléctrico (que quedó sin subastarse desde el 2011) preocupa a los operadores. Según las jerarquías anteriores, se iba a adjudicar en el primer cuatrimestre, pero eso no pasó.

He pedido un informe técnico y otro jurídico que me permita visualizar al menos tres escenarios, que serán los que valoraré.

¿Todavía no había análisis técnico ni jurídico?

Yo estoy pidiendo los informes que durarán dos meses en entregarme (Arias fue nombrado el 30 de abril) para poder verlo con el ministro y después tomar una decisión, que pasa por hacer atractiva la subasta.

Esta administración se la ha pasado analizando. ¿Hay garantía de que no van a pasar analizando el resto del año?

Cuando uno asume un cargo de jerarquía como este, ante temas tan delicados, yo lo mínimo que puedo hacer es tener la información técnica y jurídica en mis manos que yo considere adecuada.

“Yo estoy claro en la priorización de los temas y de que este es un punto sustancial, pero lo primero que tengo que hacer es tener los insumos necesarios para poder presentar una propuesta que nos blinde ese proceso, para que efectivamente esa subasta sea exitosa, porque impacta el tema social”.

¿Van a revisar nuevamente todos los estudios que hicieron los jerarcas anteriores?

No vamos a repetir historias, pero lo que sí se va a dar es un proceso de revisión. Si aquí tenemos los mismos trabajadores que hicieron un informe técnico, será muy similar. No vamos a volver a pedir los informes que ya existen, pero sí a revisarlos, porque quienes firman somos el ministro y yo. Yo no puedo firmar nada en lo que tenga la más mínima duda.

¿Cómo van a lograr celeridad?

Hemos tenido ejemplos en Costa Rica y en el resto del mundo donde a veces, por hacer las cosas rápidas, nos hemos tenido que devolver. Lo importante es que existe el interés tanto del ministro como de este servidor de hacer un proceso con paso firme.

Otro tema urgente es la situación en el Irazú...

Sería imposible decir que vamos a construir una torre Eiffel para solucionarlo. Esto es un proceso que es responsabilidad de la Sutel, del viceministerio y también Setena. Lo que buscamos es que se puedan reubicar, sacando los expedientes rápidamente para que los pueda ver Setena.

¿Cómo avanzan los permisos de uso experimental para transmitir en tv digital?

Espero que en el próximo mes estemos avisándole al país que el proceso de los permisos experimentales está culminado.

¿Cuál es la visión del Estado respecto a la asignación de espectro radioeléctrico?

Esto pasa por entender el concepto de acceso democrático sin violentar la libertad de participación en el proceso. El Estado no puede imponer, sino generar diálogo entre los actores: tenemos que conocer las opiniones y buscar el equilibrio. Que se garantice la participación privada y una mayor posibilidad de la parte pública. No vamos a buscar una posición extrema sino del centro.

¿Quedó varado el proceso de Ley de radio?

Estamos empezando desde cero. En la primera etapa de este proceso vamos a hacer un análisis comparado de los proyectos que se hicieron.

La Contraloría dio hasta julio para presentar el proyecto de ley ¿volverán a pedir prórroga?

Habrá que sentarse a hablar con ellos para explicarles que hemos vivido un proceso complejo y que eso nos obliga a que ese inicio de construcción del proyecto debe blindarse técnica y jurídicamente y que debe ser producto de una democratización.

¿La Ley de radio usted cree que debe darse como un proceso paralelo a televisión digital?

Cuando hablamos de televisión digital hay que hacerlo con mucho cuidado. El proceso de digitalización tiene varias aristas. Hay una arista técnica que nos define un principio de la ley que es el uso eficiente del espectro. Bajo esa premisa debemos tener informes técnicos que nos digan quiénes hacen uso eficiente y quiénes no. Estamos hablando de que el reacomodo significa una inversión y una indemnización si hay que pasarlo para otro lado. Ese es el componente jurídico.

También el político. Todos estos temas están concatenados.

¿Pero es un proceso paralelo?

Los permisos experimentales no requerían de la ley para sacarlos. No podemos decir que no podemos avanzar porque sí se pueden dar avances. Más y mejor democracia es una de mis frases. Somos un país que busca el centro.

Sostenbilidad y financiamiento