Gerente de tecnología “reconfigurado”

Las movilidad, las redes sociales y la digitalización de los datos están cambiando el perfil del puesto.

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Hace cinco años, su trabajo se limitaba a recibir las solicitudes de compra de equipos y ejecutar los requerimientos de los sistemas informáticos.

El escritorio de estos geek estaba aislado del resto de la organización y el retorno de la inversión no era una preocupación.

Hoy, estos profesionales son creadores de soluciones innovadoras que sacan ventaja de la movilidad y de los medios sociales. Su conocimiento de la tecnología se mezcla con el entendimiento de las áreas claves de la empresa y están atentos del impacto de sus decisiones en los números de la compañía.

Se trata de los gerentes de tecnología, también conocidos con las siglas de CIO ( del inglés chief information officer ).

Un puesto que se encuentra en una fase de “reconfiguración” ante la popularidad de los teléfonos inteligentes, las redes sociales y el boom de las aplicaciones.

“Antes, el área comercial pedía una herramienta para calcular incentivos, la hacíamos y podía ser que no se utilizara. Ahora tenemos el empoderamiento para cuestionar la efectividad y la viabilidad económica de un pedido”, comentó Franklin Apuy, director de Centroamérica y Caribe de tecnología de Pfizar.

Apuy, quien tiene tres años de ocupar el puesto, explicó que el papel del CIO es ser un socio estratégico de los departamentos de las compañía.

“Hay que tener un conocimiento transversal del negocio para proveer herramientas tecnológicas que faciliten el día a día y la toma de decisiones acertadas en cualquier nivel”, añadió.

Por ello, la importancia de este puesto crece en el mundo empresarial, como lo evidencia un estudio de la consultora Ernst & Young, que identificó 301 profesionales en tecnología de alto rango en el mundo.

Uno de cada cinco de estos gerentes dijo haberse convertido en miembro del equipo de ejecutivos claves de la compañía.

Nueva cultura

Para Gilles Maury, consultor de Deloitte & Touche, el gerente de tecnología ha pasado por un periodo de cambio en la última década que se ha acelerado con advenimiento del mundo digital y las redes sociales.

El papel natural de la figura del CIO era proveer el servicio interno a las necesidades tecnológicas, como redes, computadoras y sistemas informáticos.

Cuando llegó la tendencia del outsourcing , el perfil fue de intermediario entre los proveedores y la compañía.

Por ello, el trabajo se enfocó más en e control del cumplimiento de los contratos, la calidad del servicio y el traslado de las necesidades del negocio al proveedor conforme se crecía.

Empero al convertirse la tecnología en un área de apoyo al negocio, cambiaron las tareas y el papel del gerente de telecomunicaciones.

“Un CIO es alguien que ofrece soluciones tecnológicas que apoyan otros departamentos, como ventas y mercadeo, para tomar decisiones y el departamento financiero, con la optimización de la contabilidad y el cumplimiento normas financieras”, dijo el consultor.

Una opinión que comparte Alberto Quirós, líder del área de tecnología de información y comunicación de Ernst & Young para Centroamérica y el Caribe.

“El gerente de tecnología es un socio en misiones críticas porque la tecnología se ha convertido en el corazón del negocio, para hacerlo más competitivo y mejorar la eficiencia y imagen”, afirmó Quirós.

Por ello, un gerente de la vieja guardia compraría teléfonos inteligentes y tabletas y se limitaría, por ejemplo, a instalar el correo interno, algunas aplicaciones útiles para los usuarios y sistemas de seguridad interna.

En contraste, un CIO del mundo digital y redes sociales usaría los dispositivos móviles como una herramienta para mejorar eficiencia, mejorar procesos y la relación con los clientes.

“Trabajamos bajo el lema: todo en un solo dispositivos. A partir de abril, toda la fuerza de ventas usará un iPad para hacer su trabajo. Allí tendrán desde el correo electrónico hasta la conexión de VPN”, agregó Apuy.

La empresa también tiene en agenda el uso de medios sociales como Instagram , YouTube y Facebook como parte de la estrategia de mercadeo y educación con los médicos y otros clientes.

Apuy también destacó que la digitalización de los datos abre una nueva área de trabajo: hacer hablar a los datos.

“Acomulamos informacióin que hará la diferencia al momento de tomar decisiones y que pueden y deben analizarse en tiempo real”, dijo.

Con las tabletas, por ejemplo, los visitadores médicos de Pfizer podrán ver los resultados de ventas de las zonas que trabajan. Esa es información que tenían, pero que no estaba “a un clic” del visitador médico.

De hecho, un estudio de la consultora Deloitte que tomó en cuenta a los gerentes de empresas de tecnología y encargados de departamento de tecnología de varios sectores, reveló que un casi la mitad de los organizaciones (46%) tienen planes para analizar sus grandes bases de datos en el 2013 .

“Hay dos factores que empujan un cambio en la labor del CIO. Lo que la tecnología permite y el tiempo real la información para tomar decisiones. Todo el mundo va hacia eso. No es moda, sino una ventaja competitiva”, añadió Maury.

La investigación se realizó en Irlanda en julio del 2012, el cual es un mercado donde aplican una estrategía de inversión extranjera directa similar a Costa Rica.

Dar el salto

Hacerse del nuevo perfil del gerente de tecnología solo requiere dar el paso.

Para Maury, el cambio no debe ser cosmético, porque el uso de la tecnología (dispositivos, la nube, la minería de datos) es el motor de la competitividad de un negocio en la actualidad.

La primera acción es diseñar el papel de departamento y definir indicadores de los servicios que soporarán al negocios.

Un segundo paso es ser consciente de que los conocimientos tecnológicos no son suficientes hoy. Un CIO debe conocer el negocio en el que se mueve, desde los procesos de producción hasta la labor de mercadeo para tener capacidad de brindar soluciones.

Otro elemento es identificar quienes van a apoyar ese cambio en la organización.

“Hay que educar al resto de la organización, empezando por las gerencias, porque deben incorporar las tecnologías de la información y comunicación como parte del ADN”, afirmó Quirós.

El experto también recomienda a los CIO mejorar la comunicación con otros, dejando de lado el lenguaje técnico.

Nuevas exigencias

Encuestas a CIO del mundo sugieren incorporar nuevas habilidades

1. Más cercano: Desarrollar la capacidad de liderazgo para influenciar y comunicarse con otros debe estar en la agenda.

2. Conocedor: Estudiar el negocio, los procesos, las carencias y fortalezas y las necesidades es vital para dar soluciones.

3. Dar inteligencia: El mundo digital permite hacer hablar a los datos y crear soluciones para tomar medidas en tiempo real.

4. Innovación: Dar soluciones novedosas y acertadas va más allá de apps y el uso de dispositivos. La idea es impactar el negocio.

5. Trabajar con menos: Los presupuesto de tecnología se han reducido y se tiene que hacer más con menos.

Fuente Deloiite y Ernst & Young.

Sostenbilidad y financiamiento