HAMADOUN TOURÉ, SECRETARIO GENERAL DE LA UIT

Director de UIT sostiene que tratado de Dubai no permite a gobiernos meter mano en Internet



  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes
  • Gráficos
  • /tecnologia/Mujeres-accesan-Internet_ELFCHA20130315_0010_5.jpg
    326x204
    Mujeres accesan menos a Internet
    / 17 MAR 2013
  • /tecnologia/Banda-ancha-regiones_ELFCHA20130315_0011_5.jpg
    326x204
    Banda ancha por regiones
    / 17 MAR 2013

index

Hamadoun Touré es ingeniero eléctrico y cree que las tecnologías de la información y comunicación son un motor del desarrollo económico y social.

Eso explica por qué en los últimos seis años ha dirigido el organismo especializado en telecomunicaciones de las Naciones Unidas: la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT).

Hamadoun Touré visitó el país, la semana pasada, para organizar el primer encuentro de jóvenes de la organización, que se realizará aquí en setiembre.

Este maliense también encontró tiempo para hacer lobby sobre el tratado internacional de telecomunicaciones que Costa Rica se negó a firmar en la Cumbre de Dubái, en diciembre.

El director de la UIT no se lleva un sí en su equipaje, pero se va con la esperanza de que el tema será reconsiderado.

¿Cómo una mayor penetración de Internet banda ancha estaría ayudando a cumplir con los objetivos del milenio?

El mundo no ha logrado dejar atrás la brecha digital. Unas 6.400 millones de personas usan un móvil, 2.500 tienen acceso a Internet y solo un 15% tienen acceso en banda ancha.

“Todavía hay un gran reto en evitar una brecha digital de banda ancha. Por eso creamos, hace tres años, la comisión de banda ancha, para asegurarnos de que todos los países tengan un plan.

“El reto para nosotros es saber qué hacer una vez que se tenga el plan. Hay una necesidad de crear plataformas electrónicas del Gobierno para cada área: salud, educación, comercio. Esta tecnología ayuda a acelerar los objetivos del desarrollo en países emergentes y en economías intermedias como Costa Rica”.

¿Cuál es el papel de un gobierno en este proceso?

Banda ancha es una herramienta para ayudar a todos, en todos los campos. El Gobierno debe jugar un papel primordial al hacer legislación para dejar que el sector privado pueda ejercer su papel e invierta en proyectos. El Gobierno aporta con plataformas gubernamentales que se complementan.

Se dice que la reducción de la brecha digital se dará mediante el móvil. ¿Cuál es su opinión?

Absolutamente. La gente siempre está en movimiento y definitivamente será lo móvil. La banda ancha móvil será el futuro y, por ello, la UIT se concentra en la administración de asunto del espectro radiofónico.

“En el congreso mundial asignamos un nuevo segmento del espectro para banda ancha móvil, dimos instrucciones para el dividendo digital y transmisiones digitales para liberar el espectro para acomodar banda ancha.

“La UIT aprobó los nuevos sistemas avanzados 4G/ LTE. Estoy seguro de que ya varias compañías implementan redes para estos servicios”.

En el Mobile World Congress de este año quedó claro que es el momento de los mercados emergentes como América Latina. ¿Qué deben hacer los gobiernos para aprovechar estos flujos de inversión?

Los gobiernos deben estar listos para crear una estructura legal que haga atractivo invertir y crear nuevos servicios.

“Me complace decir que el gobierno de la presidenta Chinchilla se preocupa por crear un buen marco legal para atraer inversión. Tuvimos (en su momento) reuniones entre el Gobierno y la UIT para construir un plan nacional de banda ancha”.

En la reunión que se celebró en Dubái, en diciembre, ¿por qué la UIT abrió la puerta para que los gobiernos regularan contenido en Internet?

Es un malentendido. La UIT se concentra solo en la infraestructura para lograr intercambios, nunca en el contenido. Algunos han tratado de desviar la discusión de Dubái para calificar de forma injusta la conferencia (sobre contenido).

“El tratado se enfoca en cómo asegurar que la infraestructura pueda soportar el aumento de tráfico en Internet. La conferencia se trataba de cómo crear un marco legal para atraer inversión para mantener y hacer crecer la infraestructura de las redes”.

¿Cómo explicar entonces la presencia de conceptos como spam y seguridad en el tratado?

El tratado señala la importancia de tomar en cuenta estos conceptos a la hora de construir la infraestructura.

“La UIT ha trabajado en esto durante años, pero directamente no se enfoca en contenido. Esto se debe resolver en otras instancias, pero el aspecto de contenido debe tomarse en cuenta para construir las redes. Algunos pensaron que este hecho ponía en riesgo su modelo de negocios, pero esos temores eran infundados”.

¿Cuántos países firmaron el tratado y cómo deja esto el papel que tiene la UIT?

El tratado lo firmaron 89 países. Uno adicional (país) lo firmó después del tratado. Otros 54 no lo firmaron, pero eso no es inusual. Deben consultarlo a nivel local. Esperamos que los países se den cuenta de los beneficios del tratado, una vez que lo estudian y vean las cosas buenas”.

¿Cuáles son estos beneficios?

Este tratado no toca el tema de contenido, solo infraestructura. Quitamos riesgos y preocupaciones con respecto a los temas de seguridad, libertades y privacidad. Regulamos el roaming internacional y queremos bajar el costo para evitar un golpe en el recibo al final de un viaje. No decimos exactamente cómo, pero exponemos varios principios generales para orientar a los operadores locales. Es una regulación muy suave y general para que cada operador lo haga con detalle.

Costa Rica no firmó el tratado. ¿Conversó con la presidenta Laura Chinchilla sobre el tema?

Sí hablé con la Presidenta, pues necesito que cada país que se va a adherir conozca el documento aún si no lo firma. Costa Rica no lo firmó, pues imagino que se llevará (el documento) al país para hacer consultas. Esto es normal. Deben debatir los puntos y verán los pros y los contras.

“Espero que las personas a quienes les toque tomar la decisión, tomen la que es correcta. Creo que cuando vean el documento, verán los beneficios. En los tratados internacionales, los países tienen el derecho de abstenerse de adherirse a partes del tratado. Pero firmar el tratado podría atraer inversión en telecomunicaciones.

“Hay una guerra fría en el en torno de telecomunicaciones e Internet. Trato de usar el poder de esta organización para evitar una guerra. Es innecesaria, creo que hay cosas buenas en el ICT World que beneficiarán a muchos. Mi mensaje es que debemos crear un puente entre comunidades”.

Sostenbilidad y financiamiento