MÁS PUESTOS QUE LO ESTIMADO INICIALMENTE

Intel Costa Rica alcanzará 1.770 empleados en próximos meses


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Intel Costa Rica alcanzaría 1.770 empleados en los próximos meses, lo que constituye una cifra superior a lo que la empresa estimaba inicialmente iba a tener en sus actuales operaciones y tras el cierre de la planta de manufactura en noviembre pasado.

La cifra, sin embargo, es inferior a la planilla de 2.700 que se tenía hace un año, antes del anunció del cierre de la fábrica.

Timothy Scott, gerente de asuntos gubernamentales de Intel Costa Rica, afirmó que actualmente tienen 1.600 empleados —700 en el nuevo centro de investigación y desarrollo y 900 en el centro global de servicios— y que están contratando 170 más.

"Lo que se pensaba que iba a haber eran 1.200 puestos", afirmó Scott.

Agregó que no es posible decir si la operación llegará a superar en el futuro los 2.700 puestos que tenían cuando operaba la planta (que ocupaba 1.500 empleados). "Es algo que nos gustaría asegurar, pero no lo podemos hacer", respondió.

Factores que empujan

Scott explicó que el actual 30% de aumento de puestos en relación a la estimación inicial se debe a las estrategias que Intel ha seguido a nivel local, en especial para que "se entienda, se conozca y se tenga la visión" de que la firma se mantiene en el país —insistió— y con operaciones cada vez más complejas como el centro de investigación y desarrollo.

Además, dijo que hay esfuerzos que favorecen esa situación, como las acciones conjuntas de gobierno, sector privado y la academia para alinear (y seguir actualizando) las ofertas profesionales a la demanda laboral, incentivar la vocación hacia la ingeniería entre los menores de edad, y los fondos de capacitación para orientar al país hacia investigación y desarrollo, así como que se invierta en áreas más complejas.

Scott reconoció que la conversión de Intel en una firma que —además de microchips para computadoras— desarrolla soluciones para diferentes dispositivos, como las tabletas, es otro de los factores que empuja hacia el fortalecimiento de la operación local.

Otros impactos

Si bien estos factores ayudan al nivel de empleo indicado, en exportaciones y pago de servicios (luz, agua) el impacto será distinto, mientras que a nivel de encadenamientos se produce un giro.

En el caso de las exportaciones, no se alcanzarán los niveles de cuando funcionaba la planta. "La parte de exportaciones no es el elemento de Intel Costa Rica", dijo. "El elemento es la investigación y desarrollo".

Eso significa que la empresas estará importando muestras de los productos de la empresa, que serán revisados y probados localmente para mejorarlos, y luego enviarlos a las fábricas de Intel en otros sitios del mundo.

En relación a los servicios públicos, Scott indicó que el gasto no alcanzará los niveles de cuando estaba la planta, pero que la empresa se seguirá siendo un consumidor pero realizando un "consumo responsable".

Y sobre los encadenamientos con proveedores e instituciones locales indicó que se están centrando en el impacto que se puede generar con diferentes iniciativas.

Mencionó la colaboración  con entidades como el Ministerio de Economía, Industria y Comercio (MEIC) en el manejo de procesos y la simplificación de trámites, por ejemplo.

También, en la colaboración con los fabricantes y distribuidores de tecnología para que preparen paquetes de bajo costo para estudiantes, con el objetivo de que se interesen por la tecnología.

Sostenbilidad y financiamiento