ESTE JUEVES DÍA FINAL

93.000 personas asistieron al Congreso Mundial Móvil 2015 en Barcelona

Las novedades en smartphones se concentraron en nuevos modelos con nuevas características, la tecnología del vestir y los relojes inteligentes, los anuncios sobre el fortalecimiento de las redes 4G y los avances a 5G, y la integración de las redes para Internet de las cosas.


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Galerías

Este jueves concluye el Congreso Mundial Móvil 2015, organizado por la GSM Association y realizado oficialmente desde el lunes pasado en Barcelona, al cual asistieron más de 93.000 personas.

Más allá de la asistencia, el evento sirvió para que los operadores, fabricantes y otros proveedores de tecnología y servicios móviles mostraran los productos y tecnologías por los que apuestan en los próximos cinco años.

Además, las iniciativas como Internet.org y el tema de la neutralidad de la red estuvieron en el centro del debate académico del Congreso, junto con el fortalecimiento de las redes 4G y el avance a 5G.

1. Los números del Congreso. El evento alcanzó una participación récord de más de 93.000 visitantes provenientes de 200 países, más de 3.800 periodistas y 2.000 compañías que ocuparon unos 100.000 metros cuatrados de exhibición.

El Congreso dejó a Barcelona 436 millones de euros y ocupó a 12.675 empleados.

Entre los participantes estuvieron más de 5.000 CEO's de compañías relacionadas con la industria, 161 delegaciones gubernamentales y 25 organizaciones internacionales, incluyendo 69 ministros y 75 reguladores de telecomunicaciones.

2. Más de lo mismo. En cuanto a nuevos smartphones, como se previó, no hay dispositivos disruptivos, que lleguen a introducir un cambio radical en el mercado como lo hizo el iPhone en el 2008.

Los modelos presentados por los fabricantes incluyen mejoras en sus procesadores, pantallas, cámaras, capacidades, aplicaciones y en otras distintas funciones. La víspera de la apertura del Congreso sirvió para la presentación de los nuevos modelos de Samsung y HTC, a los que siguieron los smartphones Lumia, de Microsoft, entre otros. El miércoles Huawei anunció dos nuevos smartphones de su marca Honor.

Ninguno representa un cambio sustancial para el mercado y se confirma la tendencia a introducir las caracteristicas de los modelos premiun en los móviles de media y baja gama, así como la personalización como en el caso de FiLIP, un dispositivo que Telefónica anunció para que padres e hijos se mantengan comunicados.

3. Para llevar encima. Como el CES Las Vegas en enero pasado, el Congreso sirvió para que los fabricantes mostrarán sus novedades en tecnología del vestir (wearables), incluyendo relojes inteligentes (smartwatch).

La relación no es gratuita, pues estos dispositivos estarán conectados mediante redes móviles, lo que aumenta la presión sobre los operadores para aumentar las capacidades de sus redes actuales y avanzar hacia tecnologías de nueva generación que puedan soportar la demanda de tráfico.

Como en el caso del smartwatch presentado por Huawei, los fabricantes muestran relojes inteligentes con diseños convencionales y que con solo deslizar la pantalla dejan al descubierto los llamados "lanzadores de apps", donde el usuario encuentra aplicaciones de redes sociales, mensajería, salud y ejercicios, entre otros.

4. Integración. La otra presión para los operadores vendrá del avance de Internet de las cosas (IoT), que requerirán conexiones móviles aparte de los enlaces con tecnologías de corto alcance como Near Field Communication (NFC).

Esta tecnología está en la base del nuevo servicio anunciado por Samsung en Barcelona, su Samsung Pay, que competirá con los que ya tienen Apple y Google.

La idea central de los fabricantes es que el móvil sea como el centro de control para diferentes aplicaciones automáticas en hogares y oficinas, desde abrir el garage o la puerta de la casa hasta el control de la iluminación.

A esto se uniría el impulso que las firmas automotrices le están dando a la conectividad desde los vehículos, que requerirán servicios de las redes móviles también.

5. Fortalecer 4G; avanzar a 5G. El Congreso fue el escenario para el lanzamiento de diversas iniciativas encaminadas hacia el despliegue de redes de quinta generación (5G), que se espera se concrete a partir de 2018 y especialmente desde el 2020.

Huawei anunció ya contratos con operadores de Asia para instalar redes 5G con su tecnología, pese a que la industria no ha definido ningún estándar, necesario para efectos de interoperabilidad y para el diseño y desarrollo de smartphones y otros dispositivos móviles de 5G.

Mientras se asoman las redes 5G, los operadores requerirán hacer frente a la alta demanda de servicios con sus actuales redes 3G y 4G, por lo que los fabricantes revelaron planes para la migración de 3G a redes 4G LTE y 4G LTE Advanced, así como complementandolas con redes de acceso local WiFi.

Si bien los operadores reconocen la necesidad de 5G ("Cambiará nuestra conectividad a Internet y las capacidades inalámbricas de las redes", dijo este miércoles Mike Short, vicepresidente de asuntos públicos de Telefónica Europa), buena parte de los servicios se darán en redes 3G y 4G en los próximos años.

Según Andrey Voltornist, analista de inteligencia de mercados de GSMA, actualmente las redes 3G y 4G brindan conectividad a 78% y 38% de los usuarios y entre el 2018 y 2020 las redes 3G se estancarán en el 82% y las 4G en el 62%.

Sostenbilidad y financiamiento