Revolución total en industria móvil

Operadores se suben a la nube y usarán sus redes para dar experiencia “mejorada” con aliados

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • /tecnologia/smartphone-EF-Mobile-World-Congress_ELFINF20130221_0001_13.jpg
    326x204
    La cobertura de EF en el Mobile World Congress
    / 21 FEB 2013

index

Barcelona, España. Si no puedes contra ellos, únete a las empresas de Internet en el juego de servicios, que tus clientes acceden en la nube desde smartphones.

El mensaje de los ejecutivos de AT&T, Telefónica, China Mobile, Vodafone, Telecom Italia en el Mobile World Congress (MWC) 2013 fue claro: ya no pelearán con empresas como Skype y Google. Estos roces tomaron el escenario de la edición anterior.

Están dejando el modelo de construcción de “tuberías tontas” como dijo Randall Stephenson, presidente de AT&T, en la feria que se realizó la semana pasada en Barcelona.

El negocio está en la nube. Este mercado valdrá $ 31.000 millones en el 2013 y crecerá al 25% anualmente en los próximos tres años, según la consultora Gartner.

Las empresas deben enfocarse en liderar el nuevo ecosistema ante los hábitos de consumo de la gente y reposicionarse en la cadena de valor. Un mundo digital donde las reglas aún no están escritas, según dijo César Alierta, presidente de Telefónica.

Ecosistema completo

La nueva estrategia de los operadores es brindar una “experiencia mejorada” al cliente, usando las redes en nuevas formas para diferenciarse (de la empresas de Internet) con valor agregado.

En este nuevo contexto, las alianzas con otros serán claves y ya empezaron a darse. KT, la operadora coreana, brinda un servicio con una empresa de seguridad que permite vigilar la casa y enviar alertas a la policía desde el móvil.

En tanto, AT&T trabaja con General Motor en un carro que integrará una tarjeta Sim (la misma del teléfono) que cambiará la experiencia de conducir.

Imagine ordenar al carro grabar un video de su hijo cantando, que está en el asiento trasero, y subirlo a Facebook mientras conduce.

Desarrolladores e industrias, que nunca pensaron estar vinculadas con el móvil, entran en el juego.

Sebastián Cabellos, director de GSMA América Latina, dijo que el cambio está liderado por mercados maduros, pero que esta tendencia llegará a la región más temprano que tarde. La GSMA es la asociación que reúne a 800 operadores del mundo e industria vinculada.

Para el vocero de la GSMA, el nivel de madurez de la conectividad y la tecnología ayudan al cambio.

Y el smartphone , como una pequeña computadora en la mano, toma el escenario. Se prevé que las ventas de este aparato aumentarán 23 veces más (1.342 millones) en los próximos tres años.

Los operadores también apuestan por teléfonos inteligentes baratos para atraer a ese primer usuario de datos, principalmente en mercados emergentes como América Latina.

El estándar LTE (Long Term Evolution), viejo tema en el MWC, también ya está listo para usarse en despliegue de redes de cuarta generación (4G).

“El ecosistema LTE ya está completo: infraestructura, sistemas de control, terminales y liberación de espectro en los países”, dijo Héctor de Tammaso, líder de marketing de Ericsson.

Al cuadro se suma la tecnología NFC (Near Field Comunication), la comunicación sin contacto, que fue elegida por los operadores como estándar para usar el móvil como medio de pago.

Y hay que anotar el interés de los operadores por tener más presencia en el mercado de la comunicación máquina a máquina (M2M), como una nueva arista.

Empero, la revolución del móvil pone un reto a los gobiernos.

“Se necesita política pública para liberar espectro radioeléctrico para despliegues de LTE y una agenda digital que integre a la gente no conectada”, dijo Jorge Negrete, director de Mediatelecom, quien asistió a la feria. La gran revolución celular está en marcha, pero requiere ajustes para tener el tono adecuado.

- Más Smartphones

La revolución del teléfono inteligente

Para muchos se ha convertido en la primera pantalla

Es una tecnología de 40 años. Se popularizó cuando salió el iPhone al mercado en el 2007. Hoy un 34% de los teléfonos vendidos son inteligentes (432 millones).

Este aparato se ha convertido en el centro de la vida digital de mucha gente. Un 80% de los usuarios duerme con su teléfono inteligente, mientras que un 40% cambió la compañía de una revista por este aparato cuando va al baño.

Se espera que la venta de estos aparatos crezca 23 veces (1.342 millones) para el 2016.El 2013 es el año del smartphone barato como estrategia para integrar a los usuarios no conectados a Internet móvil.

- El móvil como billetera

Pagando con el teléfono celular

Los operadores promueven la tecnología NFC

NFC (Near Field Comunication) es una tecnología de comunicación inalámbrica de corto alcance (unos tres centímetros) y alta frecuencia para intercambiar  datos entre dispositivos.

Por ejemplo,  se usa en apps de medio de pago y reconocimiento de personas. La GSMA (que reúne a 800) operadores apoyan este estándar.

La mayoría de los teléfonos, excepto el iPhone, integran NFC. También la GSMA lanzó una tarjeta Sim que incluye la tecnología NFC.

En América Latina, en  Chile y Brasil se desarrollan planes piloto. Brasil planea usar NFC para el mundial de fútbol del 2014.

- Redes Superveloces

LTE dará velocidad, pero exige espectro

Ecosistema está completo para izar el estándar.

La Unión Internacional de las Telecomunicaciones definió las reglas del uso de LTE en el 2006.

Permite navegar con el móvil a velocidades de hasta 100 Mbps. La primera implementación fue en Estocolmo, Suecia, en el 2009.

En América Latina,  su uso requiere liberar espectro en las bandas de 800 MHz, 2500 MHz y1800 MHz y se evalúa 700 MHz (dividendo digital).

En la región,  solo Colombia vende servicios LTE. Chile, Brasil y México están en proceso. Uno de cada 25 servicios tenía una conexión ultraveloz el año pasado, pero aumentará a uno de cada cinco al 2017.

- De SIM a SIM

Cuando las máquinas empiezan a hablar

El mercado M2M (máquina a máquina) es un negocio floreciente.

La integración de una tarjeta Sim de teléfono a los máquinas para que se comuniquen entre sí, se conoce como M2M o Internet de las cosas.

Es un negocio en crecimiento para las operadoras. El mercado asiático destaca por su avance en este campo.

En el 2012,  las líneas activas, que incluían las comunicaciones M2M alcanzaron los 6.800 millones.Se estima  que esta cifra crecerá a unos 9.700 millones al terminar el 2017.

La comunicación M2M  permite, por ejemplo, activar funciones del carro mediante una tablet. Sin embargo, esta tecnología necesita de mayores anchos para Internet de banda ancha.

Sostenbilidad y financiamiento