Corte en Estados Unidos debilitó el principio de neutralidad de Internet

Sentencia de corte abre portillos para los operadores en el mundo inicien proceso de cambio del principio básico

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Hasta hoy, Internet había sido una carretera donde todos transitamos a la misma velocidad. El contenido de Facebook, los videos de YouTube y las películas de Netflix viajan en la nube sin ningún privilegio entre ellos.

Empero, recientemente, la Corte Federal de Apelaciones de Estados Unidos abrió un portillo que rechaza el principio de neutralidad de Internet y que genera la tentación de sus homólogos en el mundo de iniciar el proceso de cambio del sistema.

Así, las empresas en ese país deberán pagar a los operadores para que cierta información sea más visibles en la nube frente a otra. Los consumidores, por su parte, podrían verse obligados a pagar más por acceder a esos contenidos con facilidad.

Acceso en peligro

El tribunal de EE. UU. dijo que la empresa Verizon tiene derecho a establecer diferentes velocidades de descarga de datos de la red para distintos clientes de acuerdo con la regulación actual.

Con ello, la Corte rechazó la posición de la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) que exigía a los proveedores de Internet dar un trato igualitario a todos sus suscriptores. La sentencia también golpea a las organizaciones defensoras de la neutralidad de la red que aseguran que el trato diferenciado en la nube perjudica a ciudadanos y a las pymes.

Ahora Verizon, y otros proveedores de Internet, podrán establecer servicios especializados y ofrecer a los creadores de contenido la opción de pagar para trasladar su contenido a través de las tuberías con velocidad preferencial, frente a otros creadores de contenido, para que sus consumidores tengan acceso de una manera veloz.

Este es un anhelo que tiene varios años en la agenda de las empresas de telecomunicaciones.

“El argumento central en pro de la neutralidad de la red es que Internet nació libre y como tal debe mantenerse”, dijo Juan Manuel Campos, consultor de CiberRegulación.

Con la sentencia, los operadores de Internet están en capacidad de tener ganancias sobre los ingresos de gigantes como Microsoft o Google. Empero, son los suscriptores del servicio el sector más afectado.

Campos dijo que el consumidor podría perder la libertad para elegir el sitio en Internet al cual quiere dirigirse. También se podrían dar un encarecimiento de los servicios, debido a que los operadores en EE. UU. podrán privilegiar el tráfico de sus clientes y empezar a imponer restricciones o cobrar más dependiendo hacia donde se dirige el tráfico.

Por su parte, el abogado Elías Soley comentó que el riesgo está en que los operadores de Internet empleen “su posición de ventaja” para beneficiar sus propias ofertas de servicios.

Soley añadió que podrían surgir incentivos económicos para bloquear o afectar la calidad de un servicio de otros proveedores de contenido que no acepten pagar por transporte de alta velocidad. También las empresas de Internet podrían limitar el acceso a la red o ciertos sitios, creando un ambiente cerrado.

En Costa Rica, la discusión hoy día en el mercado de Internet móvil, donde los operadores quieren que el suscriptor pospago pague por lo que consume.

La Sala Constitucional también ha dicho que el servicio de Internet es público que está ligado al derecho a la información. Empero, EE. UU., con su sentencia, abre una ventana a los proveedores de Internet para iniciar el cambio del sistema.

Sostenbilidad y financiamiento