Operadoras reajustan el modelo de la tarifa roaming para estimular su uso

Firmas crean planes, suprimen y reducen costo de cobro extra por usar el móvil en el extranjero

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Los planes del servicio móvil son como los idiomas: no siempre es fácil entenderlos cuando se viaja al extranjero, a pesar de llevar un diccionario en la mano.

Por ello, muchos viajeros dejan el móvil en la casa, compran chips locales o buscan redes Wi-Fi para conectarse a Internet y no pagar en sus facturas sumas adicionales exorbitantes.

Estas prácticas están obligando a las compañías telefónicas a replantear la aplicación de cargos extra al cliente cuando usa su número de teléfono y servicio de datos en un país extranjero, es decir, las tarifas de roaming .

El objetivo es no perder ingresos. La aplicación de medidas toma fuerza en Estados Unidos, se discute en la Unión Europea y es afrontado por las operadoras de América Latina con alternativas conservadoras.

Se trata de un mercado que crecerá en un 21% anualmente durante los próximos 36 meses, según Jupiter Research.

La presión por un cambio en el modelo también viene del despliegue de redes 4 G LTE, la popularidad de los smartphones y tablets , las redes sociales y el entretenimiento digital.

Estas tendencias justifican apalancar el uso de datos en los clientes cuando viajan por placer y negocios, pero con modelos sin un pos impacto en la factura.

En Costa Rica, los suscriptores se quejan del pago de facturas elevadas por roaming . Los operadores locales dicen que el costo depende de acuerdos entre empresas y de sistemas tributarios complejos. Como respuesta, aseguran que cuentan con ofertas especiales.

Inicio del fin

El primer operador en dar un paso hacia el estímulo del uso del celular en el extranjero es T-Mobile EE. UU., uno de los mayores operadores de telefonía en los Estados Unidos, que actúa con una estrategia de competencia.

A partir del 31 de octubre, T-Mobile eliminará las tarifas de roaming a sus clientes cuando se comuniquen con el móvil desde un grupo de 100 países, entre ellos Costa Rica, Francia y España.

“El costo de permanecer conectado a través de las fronteras es una locura”, explicó John Legere, presidente y director ejecutivo de T-Mobile EE. UU. en un comunicado de prensa.

“Los teléfonos de hoy en día están diseñados para trabajar en todo el mundo, pero estamos obligados a pagar tasas internacionales de conectividad insanamente infladas para usarlos”, añadió.

La compañía explicó que los estadounidenses realizan 55 millones de viajes al exterior al año, sin embargo, el 40% de sus abonados prefiere dejar el celular en la casa para evitar las cargas extras del roaming . En tanto, el resto afronta elevadas facturas telefónicas al regresar.

El objetivo es que lleguen suscriptores en “bandadas” tras el anuncio y esto, para John Legere, compensará la caída de ingresos.

“Estamos hablando de un mercado altamente desarrollado (por penetración e infraestructura). El 70% de las redes 4G LTE en el mundo están en EE. UU. y tienen desarrollo tecnológico robusto”, dijo Jorge Negrete, director de la consultora Mediatelecom.

También T-Mobile posee influencia europea (es parte del conglomerado alemán Deutsche Telekom), cuyo abordaje de las altas tarifas del roaming se da por la vía de la regulación.

En la Unión Europea, las tarifas de roaming representan cerca del 10% de los ingresos de los operadores. Según publicaciones de diarios españoles, los usuarios pagan el doble de lo que las compañías telefónicas abonan en el mercado mayorista de itinerancia, de acuerdo a los cálculos de los reguladores europeos.

Para la Eurocámara, estos márgenes de beneficios son desequilibrados y dañan el crecimiento e impiden un mercado único de telecomunicaciones.

Como respuesta, esta comisión se propone desaparecer el cobro extra a los clientes, cuando usan el móvil para viajar por los países del bloque, en el 2014.

“En Europa, la presión que pretende eliminar los gastos de roaming entre los países es política, ya que se busca facilitar la movilidad dentro de la zona para mejorar la integración entre sus miembros”, explicó Gilles Maury, consultor de Deloitte & Touche.

En esta zona, el porcentaje de viajeros sobre la población total es del 60%, frente a un 35% en América del Norte y un 5% en América Latina.

Medidas conservadoras

En la región latinoamericana, el abordaje a las altas tarifas del roaming es menos extremo.

Estas tarifas no están reguladas. “Las tarifas para voz y datos que se prestan por roaming se definen por acuerdos suscritos con los operadores internacionales. Varían dependiendo del país que el cliente visite”, dijo Paola Jiménez, directora de facturación y gestión de ingresos del ICE.

Los estímulos al suscriptor para usar el celular cuando se viaja fuera del país incluyen paquetes, y servicios de prepago. “Desde setiembre, ofrecemos un plan de Internet roaming para clientes de pospago que permite navegar por $10 al día, donde Movistar está en Latinoamérica”, explicó Matías Señorán, gerente de comunicación de Telefónica.

A esto se suman tarifas planas y reducidas. Un estudio de la GSMA señala una baja en los costos de 65% promedio en datos y casi 40% en voz. El informe, de junio del 2013, incluye a Costa Rica.

No obstante, para los usuarios, las tarifas siguen siendo altas. “Conectarse por pocos minutos o una hora garantiza facturaciones por encima de los ¢200 mil”, explicó Jimmy Paniagua, en un sondeo realizado en el su perfil de este semanario en Facebook.

Este caso no son aislado. “Pague ¢750.000 al ICE un mes en que visite México una semana. Mi recibo normal es de ¢45.000”, comentó Glenn Patterson, otro participante del sondeo.

Para Jorge Negrete, la eliminación de roaming en la región no es viable en un corto plazo. Se debe aumentar la penetración del servicio celular, ampliar la cobertura de redes en los países.

A esto se suma la simplificación de trámites. “A pesar de tener una de las redes de telefonía celular más fuertes en América Latina, por una cuestión de temas tributarios de cada país, nos es imposible eliminar las tarifas de roaming en la región”, dijo Carolina Sánchez, vocera de Claro en Costa Rica.

En la opinión de Gilles Maury, eliminar la tarifas de roaming implicaría desequilibrios financieros para las firmas y tomar medidas tarifarias para compensar.

Empero, los operadores están obligados ser creativos y ceder en costos ante el uso masivo de servicios como Whatsapp y Skype.

Sostenbilidad y financiamiento