Hora cero para la inversión de data centers

País pretende ser líder en la región con la creación de un complejo tecnológico

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

“Si Costa Rica es el primero (en la construcción de un hub para centros de datos) en la región no va a haber espacio para un segundo”, afirmó Carlos Morard, director comercial de Aceco TI para Latinoamérica.

Esa es la coyuntura que el país espera explotar con el proyecto de construir en Orotina un complejo tecnológico, un plan que EF adelantó en su edición anterior.

La ambición es que el hub sea lo suficientemente atractivo como para interesar a empresas del tamaño de Facebook, Google y Microsoft.

Para atraer a estos pesos pesados de la industria tecnológica el país cuenta con fortalezas como su historial en atracción de Inversión Extranjera Directa (IED) y su recurso humano capaz de desarrollar proyectos tecnológicos, aseguró Alexánder Monestel, presidente de Data Center Consultores.

Estas habilidades se podrían poner al servicio de los data centers, uno de los sectores más prometedores de la industria tecnológica.

De acuerdo con un estudio de Emerson, para el 2025 se duplicará el potencial de los centros de datos debido a que representarán el motor de las industrias.

¿Y qué hace de Orotina la mejor zona para crear un data center que abriría las puertas a un nuevo mercado digital a nivel mundial?

Margoth Montero, alcaldesa de Orotina, aseguró en el foro realizado el martes anterior en el Hotel Whyndwam Herradura, que según un estudio del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) el cantón tiene una ubicación estratégica y cuenta con las condiciones idóneas para albergar un centro de inteligencia.

Su clima propicio, el recurso hídrico, la cercanía con la región metropolitana y bajos riesgos de desastres naturales, hacen que la zona sea atractiva para invertir.

Además, existe el proyecto de la creación de un nuevo aeropuerto internacional para el 2025, el cual también favorecería al desarrollo del hub .

Competencia

Sin embargo, la competencia en la región es fuerte y según Marcelo Oliveira, director de data centers de Columbus, invertir en tecnología es el sueño dorado de América Central.

En el frente interno, el país debe encarar sus viejos demonios como la tramitomanía y su incapacidad para tomar decisiones en el tiempo requerido. Todos estos son factores que dificultarían el avance del proyecto.

“El establecimiento del hub tecnológico depende de la regulación legal, la capacidad de la fuerza laboral y proyectos de migración que faciliten a las empresas traer personal del extranjero”, añadió Oliveira.

Las anteriores son condiciones que requieren de liderazgo político, afirmó Carlos Morard, quien en su empresa ha desarrollado 78 centros de datos en más de nueve países entre el 2014 y 2015.

“Se trata de echar a rodar una idea e implementarla antes que los demás”, aseguró Morard.

Como parte de la estrategia, se está trabajando en tres etapas para desarrollar el proyecto.

Las fases contemplan la atracción de gigantes tecnológicos, desarrollar la producción de energías limpias, contar con la mejor conectividad y la capacitación de recurso humano especializado.

Tomás Batalla, inversionista de Data Center Consultores, dijo que “estamos trabajando en la etapa conceptual de cómo podríamos desarrollar un proyecto de tecnología fuera de la Gran Área Metropolitana”.

El hub tendría de 5 a 12 kilómetros cuadrados y sería el corazón de la región en temas como software , robótica, la nube, biotecnología, industria aeroespacial e Internet de las cosas.

Con la creación del complejo, el cual tendría un costo aproximado de $200 millones, el país podría abrirse las puertas para ingresar al mundo digital.

La industria de servicios representa el 70% de la producción global, según datos del Banco Mundial.

Sostenbilidad y financiamiento