El 37% de los cerebros científicos en el exterior no regresará

La mayoría de quienes se quedan viven en EE.UU. y trabajan

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Esteban Bermúdez es físico con una maestría en nanociencia y nanotecnología y está en la fase final del doctorado en fotónica.

Inició sus estudios de posgrado en Suecia y Holanda y hoy lo hace en España. El tico de 29 años no descarta volver al país, pero afirma que la decisión dependerá de factores familiares, de calidad de vida y de la oferta laboral.

Sus áreas de especialidad son consideradas campos prioritarios en el Plan Nacional de Desarrollo 2010-2014, como parte de la apuesta por la producción de alta tecnología. Y sus grados académicos —enfocados a la investigación— llenan un vacío en la industria que apuesta por centros de investigación y desarrollo.

Bermúdez forma parte de los científicos e ingenieros que estudian en el extranjero un posgrado o que trabajan en áreas de ciencias experimentales, ingenierías y tecnologías.

La llamada diáspora científica es una comunidad fluctuante de migrantes y su primera medición se realizó en el Primer Estado de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación, desarrollado por el Programa del Estado de la Nación. El documento fue divulgado la semana pasada.

“Si en Costa Rica hubiera un mini Silicon Valley, creo que cualquier físico e ingeniero no dudaría mucho en regresar dado el ambiente que se genera con empresas en áreas de alta tecnología”, explicó el joven.

Precisamente, este primer mapeo de la diáspora revela que un 90% de los ingenieros y científicos en el exterior desearía volver “en algún momento” al país.

Sin embargo, cuatro de cada diez (37,4%) talentos ha decido quedarse en suelo extranjero. En tanto, casi cinco de cada diez (48,4) tiene planes de retornar en los próximos cinco años.

Los datos surgen principalmente de una consulta en línea a costarricenses que estudian y trabajan fuera del país, entre noviembre del 2012 y febrero del 2013

Para María Santos, coordinadora académica del informe, conocer el perfil de los científicos e ingenieros en el exterior es importante para activar incentivos de retorno y crear vínculos para la transferencia de conocimiento con la academia y la industria.

Hoy el país requiere de recurso humano con grados de maestrías académicas y doctorados para dar un paso más fuerte hacia la economía basada en el conocimiento.

Empresas como Intel y Hewlett-Packard tienen centros de investigación y desarrollo en suelo nacional que han fortalecido en los últimos años.

Vistazo detallado

La investigación mostró que la mayoría de los profesionales en ciencia y tecnología que están fuera de Costa Rica son hombres.

De ellos, el 67% salió la última vez del país con la intención de estudiar, pero al momento de la consulta un 50% ya tenía trabajo.

Los investigadores destacaron que el tema aspecto laboral es precisamente uno de los elementos que más peso tiene cuando se piensa en el retorno al país.

Solo un 30% de los profesionales con trabajo planean regresar, en contraste con un 70% de quienes solo estudian.

En general, quienes desean volver al país viven en Estados Unidos, Alemania y España. Ellos se especializan en el campo de la matemática, la química, la física, las ciencias agrícolas e ingenierías tradicionales como eléctrica y electrónica.

La investigación destaca que la intención de retorno es “mucho mayor” en los profesionales en ciencias agrícolas.

Por su parte, el grupo que no planea regresar se ubica principalmente en EE. UU. y afirman tener “un mejor nivel de vida” del que tendrían en Costa Rica.

Un hallazgo de alerta es que los ingenieros y científicos que tienen la más baja intensión de retornar están relacionadas con cinco de las siete áreas de interés definidas el Plan Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación 2010-2014.

Se trata de especialistas en formación en Ciencias de la Tierra y el Espacio, ingeniería química e industrial, tecnologías digitales y medicina clínica.

Santos comentó que se debe detectar la disposición de estos ticos de ponerse en contacto con el país, pues se trata de personas que son parte de laboratorios de punta y de empresas de alta tecnología.

Crear lazos

La coordinadora del informe opina que no debe verse como negativa la decisión de los profesionales especializados de residir fuera del país.

El reto país es vincular a este grupo con proyectos que faciliten la transferencia de conocimiento.

Este eslabón que hoy es débil. La investigación muestra que solo un 21% de los integrantes de la diáspora científica ha participado en alguna iniciativa de cooperación con colegas en Costa Rica, ya sea por trabajo o como parte del programa de estudios.

Los principales vínculos se deben a proyectos de investigación (32,9%). “Se observa una escasa colaboración en actividades relacionadas con la innovación”, indica el informe.

Por otra parte, los profesionales en ciencias exactas y naturales son los más relacionados con grupos de investigación y comunidades científicas en el país. Los lazos con ingenieros y tecnólogos suele darse con iniciativas de intercambio de conocimiento.

Otra advertencia que surge del estudio es que la estadía de estos profesionales en Estados Unidos no se aprovecha para el intercambio de conocimiento.

Por ejemplo, los residentes en ese país superan en más de cuatro veces a quienes están en Alemania, pero las actividades de vinculación con Costa Rica son apenas 2,07 veces superiores.

Gisela Kopper, nueva jerarca del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Telecomunicaciones, dijo que la diáspora científica tica es de alto profesionalismo.

Kopper explicó que cuenta con un préstamo del BID por $1,2 millones para fortalecer la atracción del recurso humano y la competitividad. El plan es crear redes de investigación y espacios de intercambio de conocimiento como charlas.

Cómo se hizo

Fuente: Consulta en línea a 395 costarricenses que estudian y trabajan en el extranjero. De ellos, 219 respondieron (55%). Otras fuentes fueron entrevistas, por medio de Internet, a personal calificado en áreas de apoyo al campo en estudio, el cual labora en distintos sectores institucionales, y a miembros de la Red de Talento Costarricense en el Extranjero (Ticotal)

Periodo: La investigación se realizó entre noviembre del 2012 y marzo del 2013

Investigadores: Equipo técnico del Programa Estado de la Nación. La coordinadora fue María Santos.

Fuente Programa Estado de la Nación

infografia
Sostenbilidad y financiamiento