Renuncias reavivan polémica por administración en Racsa

Carta de renuncia de Federico Chacón advierte sobre agudez de crisis financiera

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Radiográfica Costarricense S.A (Racsa) está pasando por una de las crisis más agudas de su historia, con una estructura administrativa debilitada.

Empieza a salir a la luz una fuerte polémica interna por sus finanzas. Eso se evidenció en la carta de renuncia de Federico Chacón como miembro de la junta directiva de la Racsa, por discrepancias con el manejo de la situación financiera y el ámbito legal. Con él, también dimitió Carlos Watson; quedan solo dos de los miembros del grupo.

EF tiene copia de esta carta proporcionada por terceras fuentes.

En el documento, Chacón no detalla cifras, pero advierte que los ingresos siguen “disminuyendo en todas las cuentas de operación” de la empresa estatal. Un panorama muy distante del descrito por Orlando Cascaste, quien está a la espera de su futuro como gerente de Racsa.

EF intentó conversar con Hernán Acuña, presidente actual de la junta directiva de Racsa, pero al cierre de esta edición no se había obtenido respuesta.

Chacón también denunció que el patrimonio, los pasivos y las razones financieras más importantes de la empresa “muestran un deterioro significativo y constante”.

Asimismo, destacó que los últimos informes financieros evidencian altas posibilidades de que el flujo de caja de Racsa llegue a números negativos en las próximas semanas, comprometiendo el cumplimiento de sus “obligaciones esenciales”.

Chacón cuenta que sugirió a los otros miembros de la junta crear una “junta administrativa interventora temporal” para colaborar en la aplicación de medidas que califica como “apremiantes”. La figura serviría de enlace con el ICE.

Las otras advertencias se enfocan en el plano legal. Se alegó que un criterio de la Procuraduría obligaría a la junta directiva a avalar todas las alianzas estratégicas que la gerencia de Racsa ha firmado, como el acuerdo con la empresa sueca Vía Europa para crear una red ultrarrápida de Internet. Asimismo, la validez de la constitución de una junta directiva con solo cuatro miembros y la prórroga con dos votos para el nombramiento de Orlando Cascante como gerente, en noviembre anterior.

Panorama complicado

El miércoles, el consejo directivo del Grupo ICE nombró a tres nuevos miembros de su confianza en el corazón de Racsa: Adolfo Arias, Francisco Garro y Hans Jiménez, quienes se unirían a Hernán Acuña y Ronald Vargas para decidir el futuro de la gerencia de la subsidiaria del ICE.

El remezón en la junta directiva se da en medio del pulso entre las autoridades de Racsa y Vía Europa por la evolución del proyecto, y cuando se suponían exorcisados los fantasmas de pérdidas millonarias en Racsa. En suma, se agitan los cimientos de la entidad, en medio de lo que se sería el proceso para modernizarla.

Hay reacciones de inquietud. El diputado Luis Fishman dijo que han estudiado la situación de Racsa y aseguró que “ hubo una estrategia de parte del ICE y de una parte de los miembros de la junta directiva para desfinanciar a Racsa y sacarla del mercado”.

Por su parte, Juan Manuel Campos, consultor de Ciber-Regulación, considera urgente el nombramiento de un gerente a tiempo completo. “Si la situación económica no permite una clara recuperación, se debería plantear la disolución de la firma o el reacomodo de negocios entre el ICE y Racsa”.

Sostenbilidad y financiamiento