Opciones en la red para usuarios fallecidos

Loopback revive polémica en cuentas vigentes

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  

El décimo aniversario de Facebook movió las redes sociales con la proyección del loopback o video personalizado, sin embargo, despertó la polémica sobre las cuentas e información de personas fallecidas.

Las también llamadas “películas”, presentadas primero por Google y luego por Facebook, demostraron que el acceso a la información personal va más allá de la muerte.

La polémica ingresó de nuevo a la mesa de discusión cuando un padre de familia le solicitó públicamente a Facebook publicar el lookback de la cuenta de su hijo fallecido.

Los encargados de la red social aceptaron y, sin tener acceso a la cuenta, el padre pudo disfrutar de las principales fotografías y comentarios publicados.

Detrás de la red

El tema del acceso a la privacidad pasó a un segundo plano tras el éxito registrado por redes como Facebook.

Quien abra una cuenta en una red social da por sentado que su información personal puede ser utilizada por los administradores y que puede permanecer en la nube por tiempo ilimitado

La preocupación precisamente es el seguimiento de su vida digital, inclusive más allá de su posible fallecimiento en el mundo real, dice Gilles Maury, gerente de Tecnología, Medios y Telecomunicaciones de Deloitte.

Gestionar la vida cibernética

Las redes sociales cuentan actualmente con opciones para actuar en caso del fallecimiento de un usuario.

Facebook, Gmail, Microsoft y Twitter ofrecen la posibilidad de eliminar la cuenta, dejar una página de recuerdo o crear un perfil de luto.

En todos los casos las marcas aseguran que no producirán más mensajes automáticos que sugieran interactuar en la cuenta de la persona fallecida.

A cambio, solicitan documentos que corroboren que se trata de un familiar o albacea de la persona fallecida.

“A pesar de esas opciones, lo ideal es conversar con un familiar sobre la posibilidad de que haga los trámites –hacia los administradores de sitios o redes sociales–, ya sea para cerrar las páginas o convertirlas en espacios para los pésames con un posible control”, dice Gilles.

Pero si desea ahorrarle logística a sus seres queridos, puede optar por propuestas como start ups .

Se trata de testamentos digitales que le permitirán detallar cómo desea que manejen la información publicada en Internet en caso de muerte.

Las empresas cuentan con los medios necesarios a nivel legal, relacional y técnico para que se cumplan estas voluntades en la medida de que no infrinjan las políticas de las plataformas (redes sociales o sitios) que albergan la información.

En caso de Google, la gigante de Internet ofrece incluso la posibilidad de confeccionar un testamento digital y también de solicitar que se borren los datos si la cuenta permanece sin movimiento. Una esperanza para asegurarse el futuro digital deseado.

Luto cibernético

Opciones para información de usuarios fallecidos

Facebook: La aplicación ofrece un formulario para eliminar la cuenta o convertirla en conmemorativa.

Twitter: Ofrece un número de fax (en Estados Unidos) y el correo privacy@twitter.com para recibir consultas e información específica del usuario que falleció.

Google plus: Ofrece la posibilidad de redactar un testamento digital y utilizar el administrador de cuentas inactivas”.

Instagram: Se debe enviar un email al equipo de soporte y solicitar eliminar el perfil. La opción no permite tomar el control de la cuenta.

Fuente Recopilación propia.

Sostenbilidad y financiamiento