Robótica en Costa Rica lucha para superar infancia

Ferias, el desarrollo de un robot humanoide y propuestas de proyección internacional impulsan sector

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Luego de mantenerse por varios años en una etapa de exploración y crecimiento, el sector de robótica costarricense empieza a abandonar su época de infancia para ingresar a la edad adulta.

Con varias ferias a cuestas, proyectos que han representado al país a nivel internacional, un creciente involucramiento del área educativa y el desarrollo del primer robot humanoide, el sector impulsa su avance.

No obstante, hay obstáculos en el camino. Los recursos destinados a promover actividades científicas se queda corto y los proyectos todavía no llegan al mercado con rentabilidad.

Aún así el sector abre brecha. En el corto plazo, lo hará lejos de las fronteras costarricenses, con la participación en la Olimpiada Mundial de Robótica (WRO, por sus siglas en inglés), a realizarse en Rusia en noviembre.

Costa Rica presentará un robot que recrea el lanzamiento de cohetes, otro que simula la recolección de basura y desechos espaciales que se encuentran en órbita y un tercero que reproduce una estación espacial. Todos creados por estudiantes costarricenses.

Mientras se realiza la Olimpiada, en los laboratorios de la Universidad de Costa Rica (UCR) continúan con el desarrollo del primer robot humanoide del país, que se espera esté listo a mediados del 2015.

Tecnología en movimiento

Se le denomina humanoide a los proyectos del sector que imitan actos y gestos humanos.

El robot humanoide que se desarrolla en Costa Rica estará compuesto por una plataforma móvil omnidireccional, torso, brazos, manos y cabeza.

Algunas de sus piezas se importarán y otras se desarrollarán en el país, como es el caso de la plataforma móvil omnidireccional.

La pieza dará al robot la capacidad para movilizarse de manera autónoma de un lugar a otro evitando obstáculos.

Su desarrollo se encuentra en una etapa avanzada en el Laboratorio de Robots Autónomos y Sistemas Cognitivos (ARCOS-Lab).

El siguiente paso será iniciar con la fase de integración y ensamble, explicó Federico Ruiz, coordinador de ARCOS-Lab.

Además de significar un logro para el sector, el primer robot humanoide de Costa Rica representa una prueba de la capacidad del recurso humano.

Una primera pista en ese sentido, la arrojó la presencia de Míster Robot, proyecto importado recientemente con motivo de la V Olimpiada Nacional de Robótica.

Las piezas del robot fueron importadas desde Estados Unidos y ensambladas localmente por estudiantes de la UCR, con una inversión de $10.000.

Mr. Robot, también llamado como Mr. BN, será donado al Ministerio de Ciencia, Tecnología y Telecomunicaciones (Micitt), para que estudiantes de varios niveles aprendan de programación.

Los retos

Hoy el país invierte un 0,57% de su producción en actividades científicas y tecnológicas, pero no existe un dato de la inversión en robótica, indicó Santiago Núñez, director de investigación y desarrollo del Micitt.

Aunque en el área educativa se registran avances promovidos por ese ministerio, la Fundación Omar Dengo y el Instituto Tecnológico de Costa Rica (TEC), uno de los principales retos está en el aspecto económico.

Siguen siendo necesarios programas de robótica que permitan crear intereses hacia las ramas científicas y tecnológicas desde temprana edad, recomendó Elena Carreras, directora de Desarrollos Educativos Innova de la Fundación Omar Dengo.

Una vez superado este reto, hay otro en lista de espera.

Al sector le urge avanzar hacia la comercialización, para convertir en productos los logros obtenidos en los laboratorios.

Será requisito, además, establecer un vínculo sólido entre los sectores empresarial, gubernamental y académico, que se plasme en el Plan Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación.

Más si se tiene en cuenta que, lejos del sector industrial, el futuro de la robótica se dirige cada vez más a satisfacer las necesidades humanas y a formar parte de las actividades cotidianas.

Robot humanoide

Características del robot que desarrolla la UCR:

Tamaño: 1 m x 1 m x 1,8 m.

Peso: 100 kg.

Materiales: Aluminio, acero, plástico y acrílico.

Funciones: El robot permite la navegación autónoma, percepción cognitiva y la manipulación cognitiva.Podrá, además, realizar un control sutil, sujetar objetos, moverlos, empujarlos, colocarlos y verter líquidos. A largo plazo, el robot será capaz de ensamblar partes y objetos complejos y cocinar, entre otras faenas.

Fuente Federico Ruiz.

Sostenbilidad y financiamiento