NOVEDADES PRESENTADAS EN EL XPERIENCE EFFICIENCY TOUR 2015 DE SCHNEIDER ELECTRIC

Tres niveles de automatización de hogares y edificios inteligentes

¿Cuál nivel de automatización desea para su hogar o su edificio en la empresa: básico, intermedio o alto? Todo depende de las necesidades y presupuestos.


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

¿Qué puede ser lo mínimo que Usted puede tener automatizado en su casa? El manejo y control de la iluminación y del aire acondicionado por horario.

Según Juan José Ugalde, director de ventas de Schneider Electric para Costa Rica y Nicaragua, estos son los servicios básicos que se puede tener a nivel de hogares y edificios inteligentes, los cuales facilitan que se pueda encender y apagar a horas determinadas las cargas con el fin de lograr ahorros de energía.

"Para ello no se requiere gran inversión y el usuario puede disponer del control desde un navegador de Internet", afirmó Ugalde. "Anteriormente, el enfoque eran los edificios grandes y complejos, pero ahora también tenemos sistemas integrados para edificios inteligentes de menor tamaño".

Precisamente Schneider realizó el evento Xperience Efficiency Tour 2015 este jueves 26 de febrero en el Centro de Convenciones Wyndham Herradura, donde presentó novedades en hogares y edificios inteligentes (de menos de cuatro pisos). También se puede lograr mayores niveles de automatización (intermedia y alta) de acuerdo a las necesidades, gustos y presupuestos.

El término de “edificio inteligente”  se ha empleado para calificar edificios que tienen sistemas que funcionan simultáneamente, aunque no se comuniquen entre sí, así como los que tienen sistemas integrados para alcanzar mayor eficiencia de los recursos, confort y seguridad.

En este caso se habla de soluciones que integran la seguridad electrónica (desde controles de acceso hasta alarmas de incendio y robo) y la video vigilancia con todo tipo de sistemas de confort, que controlan las condiciones internas del edificio, como humedad e iluminación.

Además, sistemas de control de temperatura con termostatos inteligentes con pantalla táctil, que permiten el ahorro de energía por ocupación, así como sistemas de control de iluminación y otros sistemas digitales con acceso por web para edificios pequeños.

"Esto logra aumentar la productividad de los habitantes del edificio mientras se potencia el ahorro energético y, por ende, económico", insitió Ugalde.

Más inteligencia

El nivel intermedio de un hogar o de un edificio inteligente implica tener control por ocupación de la iluminación, del aire acondicionado y de la vigilancia, donde los sistemas monitorean la ocupación de personas con el fin de regular los niveles de luz y temperatura del lugar.

Por ejemplo, se bajan a niveles mínimos la iluminación y la intensidad del aire acondicionado cuando hay menos ocupación, lo que permite ahorrar energía cuando los sistemas están activos, sin sacrificar la comodidad de los ocupantes o huéspedes.

Partiendo de los niveles anteriores, con sistemas regulados por horarios y ocupación, se puede alcanzar un tercer nivel de automatización en el cual los sistemas se comunican entre sí.

"Esto logra niveles máximos de seguridad, ahorro y confort para los usuarios", dijo Ugalde.

De este modo, por ejemplo, un sistema de control de acceso puede, a la entrada del parqueo en un edificio o en la cochera de una vivienda, comunicarse con el sistema de automatización de iluminación para que se encienda el aire acondicionado y la iluminación de la oficina que esa persona ocupa o de determinada área de la vivienda.

Y cuando el usuario sale se apagarán los servicios asociados.

Ugalde también indicó que los controles de acceso solo permiten el ingreso de la persona al área autorizada. Si otra intenta ingresar a un área a la que no está autorizado, los sistemas avanzados e intercomunicados harán que una cámara la grabe y envíe un reporte al personal de seguridad, por ejemplo.

Adicionalmente para proteger la vida y los activos pueden implementarse estrategias que faciliten la evacuación de las personas (sismos, inundaciones, incendios) y la evacuación del humo (la mayoría de las pérdidas humanas en incendios es por asfixia), cuando se tiene integración total.

"Así es como los sistemas simultáneos e intercomunicados logran ahorro, confort y seguridad", recalcó. "Conforme la tecnología evoluciona, el precio de los equipos más nuevos va disminuyendo, a medida que la implementación de los sistemas se hace más común en los diferentes edificios".

Ugalde agregó que ya son comunes, por ejemplo, los sensores de ocupación para controlar iluminación y, a veces, aire acondicionado, en ciertas áreas, así como los termostatos digitales que reemplazaron los análogos. Ahora vienen los termostatos de pantalla táctil y, conforme su uso se extienda, se espera que baje su precio.

Otro avance es que los sistemas disponibles en la nube se pueden utilizar por medio de apps en los móviles. "La nube es cada vez más segura y ofrece la accesibilidad necesaria para controlar los diferentes sistemas desde cualquier lugar, dentro o fuera del edificio. A eso es lo que nos dirigimos ahora", aseguró.

Sostenbilidad y financiamiento