Sutel: despiste lleva a error de bulto

Pide a Holst Van Patten trámite de concentración; luego, que solicite frecuencias para Internet satelital

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

La Superintendencia de Telecomunicaciones (Sutel) siempre calcula sus pasos, pero no siempre sale airosa en los detalles.

Así parece ocurrir con el trámite realizado por la empresa Holst Van Patten S. A. (HVP) para la revisión de su contrato con VSAT Systems LLC, en el cual adquiere los servicios de Internet satelital de su “subsidiaria local”, Datzap Limited Liability Co.

Como respuesta, Sutel pidió a HVP que gestionara la autorización de “concentración”, pero luego descubrió que no procedía y ahora exige una solicitud de concesión de frecuencias.

Para varios especialistas legales, hay aspectos que preocupan en este caso: la comunicación, el tiempo transcurrido y el exceso de trámites.

HVP guarda sus cartas. “Estamos en los estudios para buscar la solución”, dijo Luis Guillermo Holst, gerente general.

La Sutel alega que con los datos que se disponía al inicio se solicitó realizar el trámite de autorización de concentración y que se determinó que era improcedente cuando –con la información requerida– se precisó su objetivo.

“Una vez que presentó la solicitud de autorización de concentración, junto con la información requerida para este tipo de análisis que requiera un mayor nivel de detalle, la Sutel procedió a su análisis y en este determinó que la autorización de concentración era improcedente”, dijo Walther Herrera, encargado de la Dirección General de Mercados (DGM) de la Sutel.

El caso ocurre cuando recrudece la presión de los operadores de servicios de telecomunicaciones porque la Sutel declare el mercado en competencia efectiva, decisión que el regulador no toma argumentando que se sujeta a los procedimientos.

Esta declaratoria cambiaría el papel que desempeña la Superintendencia en su papel de fiscalizador del mercado.

Y el tiempo pasa

Fue el 31 de octubre de 2013 cuando Sutel recibió el contrato de distribución de HVP con VSAT.

La presentación de este tipo de contratos y de alianzas es un deber legal de los operadores, que permite advertir si hay alguna situación que amerite atención. La solicitud de concentración determina si una firma alcanza poder sustancial en el mercado.

Sin embargo, es hasta junio de 2014 cuando la Dirección de Mercados de la Sutel previene a HVP de solicitar la autorización de concentración. En el mes siguiente, le pide que complete los requerimientos, dándole continuidad a ese mismo trámite.

En todo ese tiempo la Sutel no se percata de que ya HVP estaba comercializando los servicios de VSAT-Datzap; que la primera no tiene concesión de frecuencias para bajar o subir señales satelitales y que la segunda está impedida de prestar, alquilar o vender las frecuencias para señales satelitales que le fueron concedidas.

El 12 de agosto Sutel se da cuenta de que los clientes de Datzap deben llamar a HVP para solicitar servicios y cuestiona el acuerdo de las empresas: “Parece ir más allá de una simple relación de distribución”, alerta la DGM.

El traspié parece ser reconocido por el regulador, cuando declara improcedente la solicitud de concentración de HVP y admite que fue la DGM la que solicitó a la empresa presentarla.

El 21 de agosto de 2014 el Consejo pide a HVP que realice otro trámite, el de la solicitud de frecuencias. Esto sucede diez meses después de iniciado el trámite.

Opciones

HVP ahora podría presentar un recurso de revocatoria ante la misma Sutel y luego, si es rechazado, recurrir a los tribunales; o podría iniciar el nuevo trámite de solicitud de frecuencias.

Pero para los especialistas legales en telecomunicaciones, hay varios aspectos que preocupan en toda la situación que se dio con el caso de HVP.

Hay preguntas sobre si las partes se acercaron en forma asertiva, lo cual habría aclarado las cosas rápidamente, en especial porque la buena comunicación en este tipo de trámites es fundamental. Además, se cuestiona el tiempo y la cantidad de trámites que la Sutel le “previno” a la empresa que debía cumplir.

Consultado sobre el caso, a Elías Soley, de Soley, Saborío & Asociados, le llamó la atención que HVP presentó el primer documento en octubre del año anterior y que la Sutel responde hasta junio del 2014. “Sin entrar a analizar el fondo, esa tardía respuesta sí es reprochable”, califica Soley, en especial cuando el siguiente tramite lo resolvió en pocos meses.

Asimismo, Juan Manuel Campos, de Ciber- Regulación Consultores, respondió que queda en entredicho el cumplimiento de la legislación que protege al ciudadano contra el exceso de trámites.

“Resulta verdaderamente paradójico que un caso como el de la concentración de las empresas Datzap y Holst Van Patten termine siendo rechazado por el Consejo de la Sutel cuando ese trámite fue el que se recomendó por dependencias del mismo regulador”, apunta Campos.

El proceso ya cumple casi un año desde su inicio.

31 de octubre, 2013

Holst Van Patten (HVP) envía a Sutel, para su revisión, contrato donde adquiere servicios de Datzap.

10 de junio, 2014

Sutel previno a HVP que debe solicitar autorización de concentración, la cual se presenta un mes después.

18 y 30 de julio, 2014

Sutel previene a HVP para que complete requisitos del trámite de autorización de concentración.

12 de agosto, 2014

Fijándose en los sitios web de las empresas, Sutel descubre que HVP es la que brinda servicios de Datzap.

14 de agosto, 2014

La Dirección de Mercados de la Sutel presenta el informe “sobre la autorización de concentración”.

21 de agosto, 2014

Sutel declara improcedente solicitud de concentración y dice que ahora HVP solicite frecuencias.

Fuente Acta sesión Consejo Directivo Sutel 049-2014.

Sostenbilidad y financiamiento