Tuitear mucho no lo vuelve más influyente

Los personajes con más seguidores consiguen mayor repercusión con sus mensajes que quienes tuitean mucho para ganar popularidad


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Keylor Navas tuitea poco más que una vez cada cuatro días. Sus comentarios en la red social se retuitean entre 1.000 y 5.000 veces aunque el contenido sea únicamente una fotografía o una frase repetida. Naciones Unidas escribe un post cada hora y no lo retuitean ni siquiera 100 personas.

Tuitear mucho puede resultar ineficiente para quien desea impactar más, comprobó la Universidad Politécnica de Madrid en su estudio "Eficiencia de la acción humana en la difusión de la información en Twitter".

El sistema desigual de la red, en el que muchas personas tienen pocos seguidores y pocos tienen muchos, prioriza el contenido de quien tiene más seguidores frente a aquel que ha sido mejor escrito. Es decir, favorece a que los mensajes de personalidades más notorias tengan mucho más impacto que los más pensados.

"Tener un mayor número de seguidores es mucho más importante que el ‘esfuerzo’ o actividad que desarrolle el usuario enviando muchos mensajes”, subraya Rosa M. Benito, responsable del equipo en el sitio web de noticias SINC.

Las masas reaccionan ante estímulos de individuos conforme aumenta la notoriedad del personaje en cuestión. Según el estudio, si un individuo quisiera cobrar la misma notoriedad, tendría que aumentar de manera abrupta la cantidad de tuits que emite al día y aún así es posible que no alcance la cantidad de retuits que sus 'adversarios' más famosos.

¿Qué hace que un tuit le llegue a más gente?

Para los investigadores, es básico comprender cómo reaccionan las masas ante las acciones de los individuos.

Los administradores de redes sociales recomiendan ser muy directo a la hora de publicar una información, pues debe destacar en un timeline lleno de contenido igual o más interesante que el propio. 

Para ganar algunos retuits, es necesario evitar los posteos muy largos, sobre todo si incluyen imagen. De lo contrario, quien retuitea tendrá que invertir tiempo en recortar el texto, y los usuarios no suelen tomarse esas molestias.

Colaboró la periodista: Evelyn Granados.

Sostenbilidad y financiamiento