Ultrabooks decepcionan en cifras

Ventas no están cumpliendo con las expectativas que se tenían, pero algunos creen que repuntarán

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Su llegada se anunció con bombos y platillos a finales del año pasado. Por su diseño elegante, algunos las proclamaban la competencia de las Mac Book Air; por su portabilidad, desafiarían a las tabletas, y por su potencia, retarían a cualquier otra computadora.

La ultrabook prometía dar inicio a una nueva era... pero, un año después, algunos la llaman la ultradecepción.

De los 22 millones que iSupply pensaba que se venderían este año, ahora calcula que no se lograrán comercializar ni la mitad.

A inicios de año, Intel esperaba que el 40% de las portátiles que se vendieran en el 2015 fueran ultrabooks pero, actualmente, solo dos de cada 100 equipos vendidos al mes lo son, según PC Notebook.

“Los resultados no están a la altura de lo previsto y es poco probable que esa expectativa de Intel se logre”, dice Gilles Maury, gerente de consultoría de Deloitte.

En Costa Rica, tampoco se ha visto un crecimiento notable a nivel de ventas. Tanto así que, en el caso de Gollo, solo se pueden encontrar esos equipos en la tienda de Zapote.

Prematuras conclusiones

Pero también hay quienes creen que, en este caso, por la víspera no se sacará el día.

“Es muy pronto para decir que ha sido un fracaso. Efectivamente, no han tenido el volumen de ventas que los fabricantes o Intel esperaban, pero esto es debido al nicho al que va dirigido”, dice Laura Solano, gerenta de la tienda PC Notebook.

En su opinión, las computadoras de alto perfil no tienen una rotación tan alta como una computadora estándar de características básicas.

En Toshiba, consideran que “es una categoría en franco crecimiento”.

Su gerente de producto para Centroamérica, Ricardo Vargas, señala que la demanda superó su nivel de producción. “Hemos sobrepasado las expectativas que teníamos inicialmente. En lo que resta del año, prácticamente duplicaremos la oferta para esta categoría”, dijo, sin detallar cifras.

Atribuye el auge al “agresivo impulso por parte de Intel”, cuyas cifras indican que en agosto se vendieron en Latinoamérica 10 veces más ultrabooks que en enero de este año.

“Vemos ya más de 140 diseños diferentes de ultrabook por parte de 23 ensambladores de tecnología. Una vez que el consumidor la experimente y vea sus cualidades, las ventas se van a acelerar”, sostuvo Karla Blanco, gerenta de asuntos corporativos de Intel. También cree que la llegada de Windows 8 podría contribuir a las ventas.

“Son un producto muy nuevo y habría que darle tiempo de madurar en el gusto de los usuarios”, añade Francisco Ramírez, jefe de marca de Play, donde tampoco las ventas son grandes.

Pero el desconocimiento no es el único motivo por el que no se están vendiendo.

Maury considera que aún no hay necesidad de una ultrabook frente a una laptop , y que el consumidor promedio no está dispuesto a pagar los cientos de dólares de diferencia en su valor.

“Definitivamente, el precio debe bajar si los fabricantes quieren posicionarlas más”, coincide Solano. Sin embargo, no debería ser tan bajo que compita con el segmento de las tabletas o los smartphones , que ya tienen acaparada la atención de los consumidores.

“Estamos trabajando en lograr la economía de escala para que el consumidor final pueda adquirir más fácilmente las ultrabook ”, dijo Blanco, quien añadió que el costo en Colombia ya bajó un 15% y en Brasil, un 68%.

Maury no cree que sea un tema solo de precios. “Si los fabricantes quieren aumentar las ventas, deben destacar los beneficios de nuevos usos de la computadora en cuanto producción, que es el principal diferenciador respecto de las tablets , más destinadas al consumo de contenidos”, dijo.

El año aún no acaba y Windows 8 no tiene ni medio mes de haber llegado. Habrá que ver si Santa Claus le ayuda a la industria a lograr una ultrarrecuperación en las ventas para el cierre de 2012.

Sostenbilidad y financiamiento