Uso demasiado frecuente o prolongado de videojuegos se considera patológico

Suele venir acompañado de otros comportamientos poco saludables, como mentir a los demás acerca de cuánto tiempo se dedican a jugar y faltar al trabajo y a otras obligaciones para jugar


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Vídeos

Tres factores se relacionan significativamente con el uso patológico de los videojuegos: cuando el jugador lo hace para escapar de la vida cotidiana, cuando lo hace como un escape de la sociedad, cuando tiene actitudes positivas hacia la constante acumulación de recompensas en el juego.

Así lo determina una investigación de la Universidad de Missouri que tuvo por objetivo comprender e identificar factores de riesgo para jugadores de videojuegos.

"El mayor factor de riesgo para el uso patológico de videojuegos parece ser hacerlo para escapar de la vida cotidiana o para fingir ser otra persona porque aumenta la probabilidad de crear un círculo vicioso", dijo Joe Hilgard, uno de los investigadores, en el sitio de la universidad.

Estos jugadores evitan sus problemas por medio de los videojuegos, pero estos a su vez les ocasionan inconvenientes en su vida diaria.

El uso excesivo de videojuegos suele venir acompañado de otros comportamientos poco saludables, como mentir a los demás acerca de cuánto tiempo se dedican a jugar y faltar al trabajo y a otras obligaciones para jugar.

Reglas e incentivos

Los videojuegos que requieren la participación de otros jugadores, como World of Warcraft, también generan problemas porque imponen para algunos una especie de obligación social que les requiere dedicar tiempo a jugar con los demás.

“Estas obligaciones del juego pueden meterse con las obligaciones de la vida real de los individuos", advierte Hilgard, quien considera que el uso problemático de los videojuegos no es tan diferente de otros tipos de conductas adictivas, como el abuso del alcohol u otras drogas.

El investigador piensa que los videojuegos multijugador online son el género más adictivo. También opina que los videojuegos que dan recompensas pueden ser adictivos porque esos premios motivan a las personas para que sigan jugando y les sea difícil dejar de hacerlo.

Además, de estos factores, el especialista considera conveniente evaluar la proporción de tiempo libre dedicado a jugar juegos de video, que “parece predecir mejor la adicción a los videojuegos más allá que la cantidad total de tiempo dedicado a jugar”.

Sostenbilidad y financiamiento