ENTREVISTA CON JONAS BIRGERSSON, FUNDADOR DE VÍAEUROPA

VíaEuropa niega atrasos en acuerdo con Racsa en proyecto de Internet ultraveloz


  • Facebook (Recomendar)
  • Tweetea!

Junio se mantiene como la fecha del lanzamiento comercial de la red ultraveloz de fibra óptica de de VíaEuropa y Radiográfica Costarricense (Racsa).

Empero, entretanto, empiezan a surgir las diferencias en el modo de “hacer las cosas” entre los suecos y los ticos.

Por un lado, Orlando Cascante, gerente de Racsa, dice que esperaba mayor celeridad para iniciar la venta de servicios. “Desde mi experiencia estimábamos unos cuatros meses”, dijo

Cascante reconoce que esta es su expectativa “personal, de la gerencia” y que el proyecto es parte de la estrategia para sanear sus finanzas.

También admite que el cronograma que propusieron (en el plan de negocios) nunca fue avalada o rechazado por VíaEuropa y tiene claro que el acuerdo tendrá validez hasta que su contraparte adquiera el título habilitante (permiso de operación) por parte de la Superintendencia de Telecomunicaciones (Sutel).

Por su parte, Jonas Birgersson, fundador de VíaEuropa, asegura que no hay retraso y que el plan trazado camina. El sueco dijo a EF que este mes presentarán el último documento para obtener el permiso de operación y que el plan de ruta para construir la red (como la arquitectura pasiva y activa) ya está listo, así como los contratos para los clientes.

En el acuerdo con Racsa, ¿se fijan fechas para iniciar la construcción de la red y la comercialización los servicios?

No, el acuerdo con Racsa es una asociación comercial.

¿Cuál fue el plan acordado?¿Eran planes individuales?

Los servicios comerciales de Racsa están separados y no son parte del acuerdo de asociación. Racsa puede usar su infraestructura existente y la nueva fibra de última milla (distancia entre el poste y la casa del cliente) de la asociación con VíaEuropa para ofrecer más servicios de valor agregado.

“VíaEuropa no ofrece ningún servicio. Nosotros ofrecemos una red neutral a los proveedores de servicios, incluyendo a Racsa, en igualdad de condiciones”.

VíaEuropa dijo a EF en diciembre que tenía un calendario definido y que el proyecto estaría listo en junio. ¿Por qué no se comunicó esto al Gobierno y Racsa?

VíaEuropa ha cumplido con todas las fechas que fueron comunicadas por mi director de operaciones, Øyvind Sandaa. Hemos logrado avances tras bastidores, fuera de la atención de la prensa.

“¿Qué entiende usted por ‘el proyecto estará listo en junio’? ¿Qué es estar listo? Esto es un proceso. La planificación y el inicio de la fase de construcción fue comunicada. Este es un proyecto para los próximos 15-20 años y el proceso será continuo.

Entonces, ¿por qué las diferencias con las fechas?

VíaEuropa tiene comunicación con Racsa a nivel operativo sobre los progresos. Esto no es algo que esté relacionado con el Gobierno. Desde una perspectiva estratégica, Racsa tiene el apoyo del ICE. No estoy seguro de entender que VíaEuropa necesite compartir el plan operativo con el Gobierno. Somos una empresa privada que tiene un acuerdo comercial con Racsa, una entidad gubernamental con la que estamos en comunicación y coordinación.

El proyecto está en fase inicial y las declaraciones de Cascante a La Nación sugieren un distanciamiento de las empresas.

Quiero ser claro con esto, pues he estado leyendo lo que considero reportes un tanto escandalosos. VíaEuropa y Racsa están más cerca que nunca en el trabajo del día a día. Racsa anunció una fecha, durante el lanzamiento del proyecto (en setiembre), que quizás fue prematura. Pero ya hemos pasado ese punto de malentendidos.

“Por supuesto, que sin integración de plataformas, permisos, análisis de costos e informes de demanda no es viable tener fibra óptica instalada desde un punto de vista legal, financiero y técnico. Ambas partes entienden eso y los equipos estratégicos están en contacto y el sentimiento de trabajar en equipo es mejor que nunca”.

Cascante dijo en un artículo de opinión que Racsa ha dado facilidades para desarrollar el proyecto. Parece que el atraso está de su lado. ¿Es así?

Tenemos nuestros propios datos recopilados y recibimos datos de Racsa, pero es totalmente irrelevante lo que usted percibe como un retraso. Hay un proceso regulatorio y legal que hay que seguir para definir dónde se construirá la última milla. No es tan simple como solo tirar una línea de fibra óptica y esperar a que los usuarios se conecten.

“Hay trabajo que se ha cumplido y otro está pendiente, pero la coordinación con Racsa siempre ha sido buena. Y habrá muchos más avances tan pronto tengamos la licencia para operar en Costa Rica. Entonces, nos podremos enfocar a instalar la fibra óptica en las primeras zonas”.

¿Considera que estas diferencias tienen su raíz en un tema político? Racsa tiene problemas financieras y el Gobierno está en su último año.

No hay situaciones que puedan distraer a VíaEuropa. El acuerdo es bastante sólido y es un acuerdo de largo plazo de ambas partes. VíaEuropa tiene un acuerdo comercial con una entidad gubernamental, pero ViaEuropa no está en el negocio de la política; sin embargo, nosotros sabemos y ha sido probado que un proyecto de esta naturaleza va a impactar un todo un país de manera positiva.

¿Qué medidas tomarán para armonizar el plan de acción con Racsa?

Esperamos que los equipos encargados de operaciones terminen de atar los cabos sueltos para estar listos para emitir contratos a los proveedores de servicios y clientes finales para comenzar la construcción tan pronto se emita la licencia para operar.

«« « Anterior 1 | 2 | | | »»

INCLUYA SU COMENTARIO