El 2013 fue uno de los años en los que más se invirtió en arte en la última década

Autores como Bacon, Warhol o Koons han liderado un año repleto de subastas récord.



  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Lejos quedan los años en los que parecía que el arte se desinflaba a causa de la coyuntura económica y 2013 se ha consolidado como uno de los periodos en los que más se invirtió en arte, en la última década.

Autores como Bacon, Warhol o Koons han liderado un año repleto de subastas récord.

Por ejemplo, el pasado 13 de noviembre la casa de subasta Christie's vendió por $142,2 millones el tríptico Tres Estudios de Lucian Freud, del pintor Francis Bacon.

Este cuadro ostenta el título de ser la obra más cara jamás subastada y lidera con orgullo la imponente colección pictórica de la jequesa Mayasa Bint Hamad al Thani, perteneciente a la Casa Real de Qatar, según informaba la publicación New York Post.

La familia al Thani está apostando con pasión por el arte como una vía para modernizar el país de modo que la responsable del Organismo de Museos de Qatar  (QMA) invierte $1.000 millones al año en obras plásticas. Una cifra 30 veces mayor a la del MoMa de Nueva York, informó la revista ArtReview.

En la misma subasta de Christie's, El Perro Globo (Naranja) de Jeff Koons, una escultura de acero anaranjado de un perro gigante, alcanzó la cifra de $58,4 millones. Un nuevo hito para un artista vivo que hace de Koons el genio creador que más caro ha vendido uno de sus trabajos.

Un día después de la subasta de Christie's, el artista estadounidense Andy Warhol batió su propio récord al vender por $105,4 millonesSilver Car Crash (Double Disaster), sumándose a esta desorbitada fiebre.

Asimismo, el pintor Edward Hooper rebasó también todas las expectativas con la pintura East Wind Over Weekhawken que la casa de pujas Christie's adjudicó el pasado 5 de diciembre por $40,5 millones.

El día anterior, la obra Saying Grace, de Norman Rockwell, se convirtió en la mayor venta de un artista de Estados Unidos en una subasta, al alcanzar los $46 millones. También el artista Christopher Wool estableció este año su récord al vender la obra Apocalypse Now por $26,5 millones.

Pero el arte no solo ha agitado el mercado financiero: este año, la retrospectiva que el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía ha dedicado a la obra de Salvador Dalí ha pulverizado cualquier récord.

Más de 730.000 personas, procedentes de todas las nacionalidades, se acercaron a la capital española para disfrutar de Dalí. Todas las sugestiones poéticas y todas las posibilidades plásticas que recogía algunas de las obras más reconocidas del pintor.

El Museo la valoró como la exposición de mayor éxito de público de los últimos tiempos y sus visitantes protagonizaron una curiosa estampa que tiñó de colas kilométricas la ronda de Atocha de Madrid.

Otras subastas

También se subastó en $1,4 millones el violín del director de la orquesta que tocó durante el hundimiento del Titanic en 1912.

Además, $14 millones se pagó por el primer libro impreso en Estados Unidos. The Bay Psalm Book se convertía así el pasado mes de noviembre en el libro más caro de la historia adquirido a través de una casa de remates.

Los diamantes también fueron protagonistas de las subastas millonarias este año.

En octubre, se vendió uno de 118,28 quilates en $30,6 millones; y en noviembre, uno rosado de 59,60 quilates en $83,2 millones y uno anaranjado de 14,82 quilates en más de $17 .

Sostenbilidad y financiamiento