Compañía pretende entrar al mundo corporativo con su tableta más poderosa hasta el momento

Por: Krisia Chacón Jiménez 11 octubre, 2015
 Apple le apunta a las empresas con el iPad Pro
Apple le apunta a las empresas con el iPad Pro

Apple quiere extender la amplitud de sus redes para atrapar al mercado corporativo con su nueva iPad Pro, dispositivo que pretende reemplazar a la computadora de escritorio.

Es una tableta que se sale de los mandamientos con los que trabajaba el difunto cofundador de la compañía, Steve Jobs.

Accesorios que se venden por separado y un tamaño mucho mayor a lo usual, son parte de las características que tiene el aparato y pretenden convertirlo en una herramienta laboral por excelencia.

 Apple le apunta a las empresas con el iPad Pro
Apple le apunta a las empresas con el iPad Pro

El iPad Pro está lejos de aterrizar en un segmento desierto del mercado. Ya otros fabricantes apuntan a venderle a las grandes empresas y trabajan por convertir a las tabletas en dispositivos más poderosos y funcionales.

Es una apuesta necesaria. Aunque el iPad sigue siendo el líder entre las tabletas pues domina el 24,5% del mercado, su participación viene de caída, según reportó IDC en julio. Además, las ventas mundiales de este tipo de dispositivo tienden a aletargarse, y la compañía de Cupertino, California, busca nuevos nichos.

Revolución

El 9 de setiembre anterior, Apple presentó a su mayor tableta hasta el momento.

Tim Cook, jefe ejecutivo, afirmó que es “la mayor noticia sobre el iPad desde el iPad” durante la presentación del aparato en San Francisco, Estados Unidos.

El iPad Pro tiene una pantalla de 12,9 pulgadas, mientras que el modelo clásico cuenta con 9,7 pulgadas.

Entre los accesorios del dispositivo destacan un teclado removible y un lápiz llamado Apple Pencil, que permite dibujar y escribir sobre la pantalla. El lápiz es capaz de funcionar durante 30 minutos con tan solo 15 segundos de carga.

El procesador es más rápido ya que trabaja con el chip A9X de tercera generación con arquitectura de 64 bits, el cual en comparación con el A7 del iPad Air, es 2,5 veces más rápido y los gráficos son cinco veces más eficientes.

El nuevo iPad opera más rápido que el 80% de las computadoras portátiles, aseguró el vicepresidente de Apple, Phil Schiller el día de la presentación.

Alejandro Carpio, quien trabaja para iCon en Costa Rica, explicó que el iPad Pro está orientada en ofrecer una alternativa fresca y poderosa en comparación con los equipos de escritorio.

“Con una arquitectura de procesadores de última generación, llega a competir con equipos PC. Tiene una importante memoria RAM y corre aplicaciones en pantalla dividida”, añadió Carpio.

Entretenimiento o trabajo

La decisión de colocar un iPad de mayor tamaño en el mercado no es casualidad, ni tampoco el énfasis en las nuevas aplicaciones enfocadas en los negocios.

Como lo dijo Cook el día de la presentación de la tableta: “El iPad es la expresión más clara de nuestra visión del futuro de la computadora personal”.

El iPad Pro se enfoca en ofrecer más productividad , mientras que las tabletas convencionales ofrecen una buena experiencia para consumir contenido.

Hasta hace poco tiempo las tabletas eran vistas como un dispositivo orientado principalmente al entretenimiento, pero la versatilidad y gran cantidad de aplicaciones las convirtieron en una herramienta útil para la actividad laboral.

Según Alfredo Rojas, director general de la empresa Baum Digital, en la actualidad el uso de las tabletas aporta a la empresa un valor importante porque facilita la gestión y comunicación entre los colaboradores dondequiera que se encuentren.

Los componentes de estos dispositivos son similares a los de las computadoras portátiles, pero con funcionalidades de movilidad más prácticas.

“Es un producto céntrico para los negocios que condensa la velocidad de su hardware y la durabilidad de la batería”, dijo Carpio.

Competencia

El iPad Pro no está sola en el mercado, sino todo lo contrario.

Cada vez más las compañías tecnológicas están trabajando en mejorar y producir tabletas más potentes para trabajar.

La tendencia que siguen las compañías es producir híbridos, es decir tabletas que puedan convertirse fácilmente en computadoras.

Uno de los rivales más fuertes a vencer es Microsoft, que promociona su línea de Surface Pro como un reemplazo de las laptops .

La Surface Pro 4 usa el sistema operativo Windows 10, tiene una pantalla de 12,3 pulgadas y también es un híbrido.

Este dispositivo es más rápido que su predecesor, tiene un procesador de sexta generación de Intel y hasta 1TB de almacenamiento.

Otro competidora, la cual entrará al mercado en noviembre, es la Pixel C, la tableta más reciente de Google.

Es la primera vez que Google lanza una tableta dirigida especialmente para el sector corporativo. La letra “C”, según Google, significa ‘ convertible’.

El aparato se conecta a través de Bluetooh a un teclado especial dotado de imanes.

Las empresas luchan por posicionarse en nuevos mercados, en este caso el laboral, pero ¿cumplirán con las necesidades de los trabajadores? y ¿con cuál tableta se quedaría usted?

Compare los dispositivos

Tabletas pretenden desplazar a las computadoras de escritorio.

Modelo

Batería

Pantalla

Resolución

Peso

Capacidad

Cámara

Características

iPad Pro de Apple

Hasta 10 horas para navegar por Internet, ver videos o escuchar música

Pantalla Multi-Touch de 12,9 pulgadas (diagonal) retroiluminada por LED

2732 x 2048 a 264 pixeles por pulgada (ppi)

723 gramos

32 GB, 128 GB

Fotos de 8 MP y grabación de videos HD de 1080p

Sensor para identificar huellas digitales. Lápiz y teclado se venden por separado.

Surface Pro 4 de Microsoft

Hasta 10 horas de reproducción de video

Pantalla PixelSense de 12,3 pulgadas

2.736 x 1.824 (267 PPP)

Desde 766 gramos

4 GB, 8 GB o 16 GB

Cámara trasera de 8 MP y y grabación de video en HD de 1080p

Admite tomar notas y dibujar. Lápiz incluido.

Google Pixel C

No registra datos

10,2 pulgadas

2,560 x 1,800 pixeles

No registra datos

32GB, 64GB

No registra datos

La tableta y el teclado se unen magnéticamente