Nuevo viceministro pidió un informe técnico y otro jurídico para asignar el espectro radioeléctrico y los espera para dentro de dos meses

Por: María Fernanda Cruz 18 mayo, 2015
La nueva ley pretende actualizar la regulación en materia de concesiones de espectro para radio y televisión, entre otros objetivos.
La nueva ley pretende actualizar la regulación en materia de concesiones de espectro para radio y televisión, entre otros objetivos.

Claro y Movistar deberán esperar al menos dos meses más para saber cuándo podrán concursar por las frecuencias que quedaron libres desde la primera subasta de espectro, en el 2010. El ICE había confirmado que no le interesa participar.

Por el espectro radioeléctrico viaja la señal que llega a los celulares para recibir Internet, llamadas telefónicas y otras ondas que permiten las comunicaciones.

Ese año, el mercado de la telefonía y el Internet móvil se abrió a la competencia, esperando que llegaran tres empresas a concursar. Como solo dos se mostraron interesadas, entonces el otro segmento del espectro (70 Mhz) quedó libre y desde entonces no se lo han asignado a nadie.

Ancho de banda
Ancho de banda

Desde entonces, ambos operadores han solicitado al Gobierno, en repetidas ocasiones, que los deje licitar ese tramo, pero el trámite ha sido lento porque requiere de múltiples estudios.

De hecho, el nuevo viceministro, Emilio Arias, espera dos nuevos estudios para conocer el estado de ese espectro y la mejor forma de volver atractiva la oferta para los operadores.

"Apenas tengo ocho días de estar sentado en esta silla. Pero lo primero que mandé a pedir fue un informe técnico y un informe jurídico", explicó Arias.

El proceso para asignarlas se había atrasado desde el año pasado porque el Gobierno esperaba otros estudios que les permitirían engrosar la oferta en 40 Mhz más.

Sin embargo, el antiguo viceministro, Allan Ruiz, esperaba que esa asignación se hiciera el primer cuatrimestre del 2015.

El nuevo viceministro de Telecomunicaciones es enfático en que no tomará ninguna decisión antes de recibir un estado situacional de todas las direcciones del viceministerio.

"Yo estoy claro en la priorización de los temas y en que esto es un elemento sustancial y que es uno de los puntos en que ha existido mayor preocupación de los operadores", dijo el viceministro en entrevista con EF.

"Aquí hay un tema fundamental que es que cuando uno asume un cargo de jerarquía como este, ante temas tan delicados, yo lo mínimo que puedo hacer para tomar esas decisiones es tener la información técnica y jurídica en mis manos", agregó.

Si las condiciones en que se licitó el espectro anterior se mantuvieran, Costa Rica captaría otros $70 millones, había calculado la Sutel. Ese dinero iría directo al Fonatel, entidad que asigna recursos para desplegar redes y acceso en zonas con bajos niveles de desarrollo humano.

La proyección se basa en los $170 millones que pagaron Claro y Movistar para entrar al mercado.