Tiene abiertos 15 puestos para el segundo semestre del 2016 y espera continuar contratando profesionales de esa zona en el 2017

Por: Carlos Cordero Pérez 1 julio, 2016
Avantica inauguró su nueva sede en el centro de Cartago, para facilitar a sus colaboradores actuales el acceso al trabajo –por las presas hacia San José– y contratar más personal debido al crecimiento de la operación.
Avantica inauguró su nueva sede en el centro de Cartago, para facilitar a sus colaboradores actuales el acceso al trabajo –por las presas hacia San José– y contratar más personal debido al crecimiento de la operación.

La firma costarricense Avantica abrió el proceso de contratación de informáticos para su nueva sede ubicada en el centro de Cartago, entre los Tribunales y el convento de los Capuchinos.

En la actualidad y hasta diciembre próximo se contratarían 15 personas, con lo que a final del año esta sede tendrá 40 informáticos aproximadamente pues se inició operaciones con 25 colaboradores que ya formaban parte de la planilla y que son residentes de la zona.

La sede tiene capacidad para 80 puestos, que se espera cubrir a finales del 2017. "La expectativa es crecer", afirmó Henry Marchena, director de desarrollo de Avantica.

La firma está requiriendo ingenieros de sistemas con conocimientos en diferentes plataformas, como Java y .Net; para aplicaciones móviles en sistemas operativos iOS y Android; y especializados en pruebas de control de calidad (en especial en sistemas automátizados de pruebas) con dominio de inglés.

Los interesados pueden enviar sus curriculum vitae a la dirección jobs@avantica.net.

Calidad de vida

Con esta sucursal Avantica se plantea atender la necesidad del personal actual que reside en la zona, que debía trasladarse hasta las oficinas centrales ubicada en Los Yoses y era afectado por las presas que se dan en la vía Florencio del Castillo.

"El objetivo es la retención de talento", recalcó Marchena.

Otro objetivo es atender la mayor demanda y el crecimiento de servicios de la empresa captando informáticos de Cartago. Adicionalmente se tendrá más oportunidad para recibir estudiantes que requieren hacer prácticas profesionales.

Jorge Lépiz, gerente de reclutamiento, destacó la ubicación de la sede en Cartago, pues se encuentra en una zona céntrica, atractiva, segura y con acceso a través de las diferentes rutas de autobúses de la zona, el tren, la ciclovía y muy cerca de distintos servicios de restaurantes y bancos.

La sede tendrá estacionamiento para bicicletas y otras condiciones necesarias.

De esta forma, se pretente también atender las necesidades y las expectativas del personal de estar cerca de sus familias, de mejor calidad de vida, de aprovechar más el tiempo y de economizar.

"Son realidades que no podemos obviar", dijo Manfred Bolaños, director administrativo de Avantica.

Los ejecutivos destacaron también que la nueva sede cuenta con redes eléctricas y de datos que cumplen los estándares de la industria.

Crecimiento

Con la apertura de esta sede la firma sigue manteniendo el ritmo de crecimiento para atender la demanda en el mercado internacional, aprovechando las oportunidades creadas por el avance de las nuevas tecnologías.

En la sede central de Los Yoses la empresa tiene 250 colaboradores. A ellos se suman los de las sedes de Ciudad Quesada (110) y Liberia (44), así como los 160 trabajadores de la oficina ubicada en Lima, Perú.

En Ciudad Quedada, San Carlos, se inició la construcción de una tercera planta del edificio de la empresa y ahí también está prevista la contratación de más personal.

Pese a los signos de incertidumbre económica (por las elecciones en Estados Unidos y el referendum en Reino Unido favorable al Brexit), la industria tecnológica mantiene el crecimiento de la mano de la demanda por desarrollo de apps para empresas, de sistemas analíticos y cognitivos (para análisis de información) y de soluciones corporativas enfocadas a la movilidad y los datos.

La firma se enfoca en el mercado estadounidense, en especial.

Los ejecutivos de Avantica respondieron que en el país encuentran el personal que requieren, a pesar de las dificultades debido a la alta demanda de informáticos y la brecha con la cantidad de graduados.

Lo que más les ha llamado la atención son las dificultades de no pocos de los candidatos para conversaciones fluidas en inglés, a pesar de que presentan las certificaciones de haber concluido los cursos respectivos de este idioma en institutos locales.