La compañía surcoreana espera que la versión 4 de su modelo de celular supere las ventas de 10 millones de unidades durante los primeros dos meses en el mercado lacanzadas por el Galaxy Note 3

Por: Agencia AFP 24 septiembre, 2014
Modelos posan con los nuevos Galaxy Note 4 y Galaxy Note Edge de Samsung. La compañía anunció que el Galaxy Note 4 estará disponible para los mercados de China y Corea del Sur esta semana.
Modelos posan con los nuevos Galaxy Note 4 y Galaxy Note Edge de Samsung. La compañía anunció que el Galaxy Note 4 estará disponible para los mercados de China y Corea del Sur esta semana.

Bajo la presión de Apple, que asegura vender millones de unidades de su iPhone 6, Samsung adelantó al miércoles el lanzamiento de su nuevo smartphone de pantalla gigante, el Galaxy Note, para intentar preservar su posición de líder mundial.

El Galaxy Note 4, que debía ser comercializado en octubre, estará finalmente disponible ya desde esta semana en Corea del Sur y en China, antes de inundar 140 países en las próximas semanas.

Nunca Samsung había lanzado un modelo en China antes que en otros mercados.

El grupo surcoreano no dio explicaciones sobre este prematuro lanzamiento, pero la decisión fue tomada después de que Apple anunciara haber vendido más de 10 millones de unidades de su último smartphone, el iPhone 6, en el primer fin de semana de su lanzamiento, batiendo un nuevo récord.

Este último modelo es un "phablet", neologismo que designa un aparato a medio camino entre el teléfono (phone) y la tableta, un producto en el que Samsung fue el pionero y que es muy popular en Asia. En sus últimas publicidades el grupo surcoreano se burla de su rival estadounidense que, según afirma, se inspiró de su Note para su última creación.

La decisión de Samsung de adelantar su lanzamiento coincide también con la entrada al mercado por el canadiense Blackberry de su nuevo smartphone. El Passport BlackBerry, con pantalla de buen tamaño, será lanzado simultáneamente el miércoles en Dubai, Londres y Toronto, antes de ser comercializado a nivel mundial dentro de 15 días, según explicó el directivo de la compañía, John Chen, al diario Wall Street Journal.

Con su Galaxy Note 4 --presentado con gran pompa en Berlín a principios de mes-- Samsung moderniza una línea lanzada en 2011 y que ha seducido a los consumidores asiáticos, felices de poder prescindir de la compra de una tableta.

Samsung consolidó en el segundo trimestre su posición de líder mundial de los smartphones, con 74,3 millones de unidades vendidas --más del doble que Apple-- pero su cuota de mercado disminuyó de forma importante, a 25,2%, según el gabinete de investigación IDC.

"Atravesamos un período difícil" admitió Lee Don-Joo, director de ventas y marketing de la división móvil del grupo surcoreano, con motivo del lanzamiento del Galaxy Note en Seúl.

"Pero esperamos recuperarnos pronto con nuestras capacidades en innovación tecnológica", dijo.

Diez millones de unidades del Galaxy Note 3 fueron vendidos en los dos meses posteriores a su salida, en 2013. Samsung espera que la versión 4, cuyo previo es de 957.000 wons (714 euros, USD 930) mejorará esos resultados.

Además de sufrir la competencia de Apple, Samsung --cuyos beneficios cayeron cerca del 20% en el segundo semestre-- debe hacer frente a competidores chinos que inundan los países emergentes con teléfonos de baja gama.

Etiquetado como: