A partir de enero de 2016 entidades financieras se encargarán de brindar nuevo servicio

Por: Krisia Chacón Jiménez 25 agosto, 2015
José Ignacio Cordero, vocero de la Asociación Bancaria Costarricense, afirmó que las nuevas tarjetas con chip garantizan 100% de seguridad tanto para el usuario como para el banco.
José Ignacio Cordero, vocero de la Asociación Bancaria Costarricense, afirmó que las nuevas tarjetas con chip garantizan 100% de seguridad tanto para el usuario como para el banco.

A partir de enero de 2016 todas las tarjetas de crédito y débito deberán contar con un chip que garantiza total de seguridad a la hora de pagar o efectuar una transacción.

La directriz del Banco Central de Costa Rica (BCCR) indica que las tarjetas tendrán tanto la banda magnética como el chip.

Un sondeo realizado por la Asociación Bancaria Costarricense (ABC) confirma que el 95% de las entidades financieras ya comenzaron con el plan de sustitución.

José Ignacio Cordero, vocero de ABC, afirmó este martes durante una conferencia de prensa, que debido a que la banda magnética resultó ser vulnerable entonces se buscó otra opción más segura.

¿Cómo funciona?

El chip cuenta con una encriptación dinámica, es decir cada vez que el cliente realice una transacción se va a emitir un código único el cual va a quedar registrado en la entidad bancaria y va a garantizar que ese movimiento fue realizado por el dueño de la tarjeta.

"Son tarjetas 100% seguras, estos chips no pueden ser clonados", afirmó Cordero.

El costo de cada tarjeta con chip es de entre $4 y $5, mientras que una con banda magnética es de tan solo $1.

Los costos los tienen que asumir cada banco y será decisión de ellos trasladar algún cobro al cliente y a los comerciantes.

Cordero añadió que más del 80% de los comercios ya le hicieron el cambio del datáfono que permite leer tanto la banda como el chip.

Etiquetado como: