GSMA dice que redes ultra rápidas estarán comercializándose hasta 2019 o 2020, pero fabricantes y operadores vienen dando pasos acelerados

Por: Carlos Cordero Pérez 27 febrero

El Congreso Mundial Móvil (MWC, por sus siglas en inglés) que se realiza esta semana en Barcelona, España, hasta el próximo 2 de marzo es el escaparate de los nuevos lanzamientos de celulares, tabletas y de las redes de quinta generación (5G) de los fabricantes de tecnología para telefonía celular.

El evento es organizado por el consorcio global de operadores GSMA y recibe a más de 100.000 personas, que incluyen representantes de operadores, distribuidores y otros sectores de la industria que presencian las novedades de 2.000 expositores presentes este año.

Entre los participantes se encuentran operadores móviles, proveedores de tecnología de redes, fabricantes de teléfonos, reguladores, autoridades gubernamentales y empresas emergentes provenientes de 200 países. Incluso el presidente de Netflix ofrece una conferencia durante el MWC.

Con las ventas de teléfonos móviles estancadas en los mercados desarrollados, la batalla se desplaza a otros dispositivos conectados y al despliegue de tecnologías emergentes como la realidad virtual o la inteligencia artificial.

Los fabricantes de móviles, con la excepción de Apple que como es tradición no asiste al evento en Barcelona, presentaron nuevos teléfonos inteligentes. Samsung desvelará su Galaxy S el mes entrante.

La apertura estuvo precedida por las presentaciones de los últimos modelos de grandes marcas como Huawei y LG. Dos antiguos gigantes del sector como Nokia y Blackberry intentaron volver también con el lanzamiento de sus nuevos dispositivos.

Nokia supo atraer interés relanzando su popular 3310, sacado del mercado en 2005, pero que esta vez cuenta con acceso a Internet.

Nuevas redes 5G

Reflejo del papel central jugado por las redes móviles en la transformación digital, el MWC muestra en sus pasillos cada vez más vehículos, drones y otras aplicaciones, al lado de avances en las redes 5G con conexiones inalámbricas superrápidas.

La demostración de Ericsson mostró alcances de hasta 15 Gbps.

La industria espera que más de 5.000 millones de personas tengan un teléfono móvil a finales de año, según un estudio realizado por GSMA.

Para el 2020 deberán ser 5.700 millones de personas, tres cuartas partes de la población mundial, gracias a la rápida adquisición de estos dispositivos por parte de las poblaciones asiáticas, empezando por India, que contribuirá en la mitad de este crecimiento.

También aumentará el número de teléfonos con conectividad a Internet móvil, ya sea 3G o 4G: actualmente un 55% de los móviles disponen de esta conexión y en 2020 el porcentaje llegará al 75%.

Especialmente progresarán los dispositivos con conexión 4G, pasando del actual 23% al 41% al final de la década, producto de la inversión de los operadores en 4G. Según GSMA a finales de 2016 se tenían 580 redes 4G en 188 países, cubriendo un 60% de la población mundial.

El paso de 3G a 4G y el futuro salto al 5G se hace a costa de una mayor inversión por parte de los operadores. Desde 2010 se había invertido más de $1.000 millones en las redes a nivel mundial y se espera inversiones por $700.000 millones más hasta 2020.

GSMA destacó que la industria contribuye con $3.300 millones en el PIB mundial, un 4,4% del total y que para el 2020 se alcanzará el 4,9%, con unos $4.200 millones.

La organización estima que las primeras ofertas comerciales las redes 5G se verán en 2019. Para el 2025 estas redes alcanzarán una cobertura de un tercio de la población mundial y más de 1.000 millones de teléfonos inteligentes deberían utilizar este tipo de redes.

Se adelantan

Anticipándose a esta evolución, el gigante chino de las telecomunicaciones ZTE presentó el primer teléfono móvil inteligente compatible con 5G.

La empresa aseguró que el teléfono Gigabit es el primero capaz de alcanzar velocidades para bajar contenidos de 1 Gbps, hasta 10 veces más rápido que la actual generación de servicios 4G disponibles.

"Con este nuevo aparato, la manera cómo la gente se mantendrá conectada cambiará para siempre. Las tecnologías 5G serán una de las prioridades del desarrollo global de ZTE", dijo un portavoz de la empresa.

Las firmas de tecnología protagonizan una carrera para desarrollar productos compatibles con la red 5G, que promete una conexión ultrarrápida para una generación acostumbrada a ver películas en streaming o televisión directamente en los móviles.

El operador surcoreano KT Corp espera ofrecer en prueba el servicio 5G durante los Juegos Olímpicos de Invierno de PyeongChang. El despliegue comercial a gran escala se espera no obstante para 2020.

El analista de Forrester, Thomas Husson dijo que el teléfono de ZTE "permite entrever un futuro en el que las personas podrán bajar películas en segundos", aunque estimó que no será un éxito de ventas.

"La triste realidad es que este teléfono móvil no terminará en los bolsillos de los consumidos porque tanto la red 5G como la realidad virtual todavía están a años de ser una realidad masiva", añadió.

El fabricante de redes móviles Ericsson, que recientemente anunció nuevos equipos y sistemas para redes 5G, las semana anterior había adelantado también un acuerdo con Intel Corp. para impulsar un programa de innovadores que incluya a fabricantes de equipos y hasta universidades para probar e innovar aplicaciones y dispositivos con esta tecnología.

Se espera que 5G sirva de base para la expansión de soluciones de Internet de las cosas (IoT), realidad virtual y aumentada, uso de drones y servicios en la nube, complementadas con tecnologías de seguridad y analítica.

Ericsson, que ya realiza pruebas de 5G con Intel y AT&T en Austin, Texas, también informó un acuerdo con otro operador estadounidense, Verizon, para desplegar redes 5G para servicios inalámbricos fijos de prueba y a nivel "pre-comercial" en ciudades de Estados Unidos. Aquí se estarán probando servicios de video "en dos direcciones" y una gran variedad de aplicaciones, habían adelantado las firmas.

El fabricante sueco y otros 70 "socios" muestran aplicaciones de 5G en el MWC en Barcelona que incluyen un guante táctil conectado a sensores para pacientes, capaz de realizar exámenes de salud; robots autónomos conectados; soluciones de computación, almacenamiento, realidad virtual y televisión "de próxima generación" basadas en 5G.