Entidades deben vigilar y determinar si estas operaciones representan un riesgo

Por: Krisia Chacón Jiménez 16 septiembre
 Uber está en un panorama incierto en el país; el Gobierno lo declara ilegal, pero no hay un pronuciamiento explícito.
Uber está en un panorama incierto en el país; el Gobierno lo declara ilegal, pero no hay un pronuciamiento explícito.

Las transacciones de Uber podrían significarle a los bancos un eventual riesgo en sus gestiones regulatorias debido a que este servicio se considera ilegal por el actual gobierno.

El contratiempo que podrían tener los intermediarios sucede por la declaración que hace la Superintendencia General de Entidades Financieras (Sugef) en que es deber de cada una de las entidades realizar los análisis de riesgo en cuanto a los nuevos productos, tecnologías y prácticas comerciales que existan en el país.

Este riesgo es latente porque hasta el momento Uber está en un panorama incierto en Costa Rica por la ausencia de un criterio explícito del Poder Judicial, los vacíos legales y las discrepancias en la Asamblea Legislativa.

Mientras que la posición de los bancos es que están operando con todos los términos legales.

Incluso, las entidades financieras consultadas por EF, afirmaron que se les imposibilita verificar si las transacciones de sus usuarios vienen de Uber o no, a menos que se detalle que el movimiento de ese dinero proviene de dicha plataforma.

Uber no utiliza una adquirencia local (un datáfono) para pagos y liquidación de las transacciones, sino que efectúan depósitos directos por medio de Sinpe.

Los análisis de Sugef

El artículo 3 del Acuerdo Sugef 12-10 “Normativa para el Cumplimiento de la Ley 8204”, dice que las entidades supervisadas se encuentran obligadas a identificar los riesgos y prácticas de lavado de dinero o financiamiento al terrorismo que pudieran surgir con respecto a: i) el desarrollo de nuevos productos y nuevas prácticas comerciales, incluidos nuevos mecanismos y canales de distribución, y ii) el uso de nuevas tecnologías o tecnologías en desarrollo para productos, tanto los nuevos como los existentes. La evaluación del riesgo debe hacerse antes del lanzamiento de los nuevos productos, prácticas comerciales, canales o el uso de tecnologías nuevas o en desarrollo.

“Sobre el caso de la plataforma Uber, se tiene que a nivel de Superintendencia se han recibido algunas consultas concretas por parte de representantes de taxistas, las cuales se están tramitando, lo que incluye el necesario análisis del modelo del negocio, los riesgos inherentes de este así como las medidas que las entidades supervisadas están realizando para mitigar los riesgos que ellas mismas hayan detectado”, afirmó Javier Cascante, superintendente de la Sugef.

Bancos se resguardan

Ante la consulta de cuál es la posición del banco con respecto a las transacciones que se realizan a través de Uber, el Banco Nacional afirmó que en cumplimiento a lo dispuesto en la Ley 8204, su Código de Ética y sus políticas, el banco no presta servicios financieros ni mantiene relaciones comerciales con personas o empresas que obtengan ingresos de actividades consideradas ilegales.

“Uber no utiliza una adquirencia local para pagos y liquidación de las transacciones realizadas por sus afiliados, y al no ser el Banco Nacional el que nacionaliza los pagos sino que llegan a otra institución financiera no es posible bloquear las transacciones que provengan de esa plataforma”, comunicó la dirección de Relaciones Institucionales.

Por su parte, Davivienda respondió que operan en cumplimiento con las normativas y regulaciones y son respetuosos de la legislación vigente.

Leticia Arguedas, gerente de Relaciones Públicas de Davivienda, sostuvo que en la entidad realizan el debido análisis de riesgos inherentes y en resguardo del bienestar de sus clientes.

Mónica Nagel, gerente de Relaciones Corporativas de BAC, explicó que Uber no es parte de la red de comercios afiliados y que los pagos que se hacen con tarjeta de crédito y débito a través de dicha plataforma no son procesados por el BAC.

“No tenemos control sobre las transacciones que se realizan con dicha plataforma en el país”, manifestó Nagel.

El objetivo que tiene la normativa nacional es que las entidades financieras no se presten para actividades ilícitas.

Uber a setiembre

Los socios colaboradores: Después de dos años en Costa Rica, ya hay más de 18.000 conductores en Uber.

Antes de Uber: Un 36% de los socios no tenían una fuente de ingresos.

Nivel de educación: El 27% de los conductores completaron una carrera en la universidad.

Usuarios: 673.000 personas usaron Uber durante los últimos tres meses.

Mujeres: El 53% de los usuarios de Uber son mujeres, quienes elijen viajar con la plataforma por el precio y la seguridad.

Viajes: Las situaciones más comunes en las que las personas viajan en Uber son para ir o regresar del trabajo, salir de noche y para visitar a amigos o familiares.

Fuente Uber Costa Rica.