El fin de los nuevos ataques dirigidos no es robar, sino destruir


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  

Dañar los archivos y sobrescribir los registros de arranque de las máquinas infectadas es el objetivo de una nueva serie de ataques dirigidos que detectó Symantec y a los que denominó Shamoon.

Estos tienen como blanco organizaciones que pertenecen al sector energético y echan mano del malware destructivo Disttrack , que se autodestruye una vez que ha cumplido su propósito.

Aunque los ataques dirigidos sí habían sido destacados por la firma de seguridad como una modalidad en alza, sobretodo entre las pequeñas empresas, las amenazas con cargas destructivas suelen ser inusuales y no son algo que se vea de forma típica en los ataques dirigidos .

Symantec Security Response seguirá analizando esta amenaza y compartirá información adicional en conforme esté disponible en symantec.com/connect/blogs/shamoon-attacks.

Sostenbilidad y financiamiento