Por: Juan Carlos Sánchez 23 noviembre, 2013

El software de ‘fuente abierta’ es de larga data en Informática. Desde antes del advenimiento de las computadoras personales, comunidades de desarrolladores de software compartían el código de sus programas para estudiarlo, mejorarlo, adaptarlo e integrarlo a nuevos desarrollos. Antes de la Web y de la proliferación del protocolo FTP, los desarrolladores académicos y empresariales distribuían el software en cintas magnéticas.

Los lenguajes Pascal y C, y las primeras versiones del sistema operativo Unix, se difundieron en la década de 1970 y dieron lugar a grandes avances en investigación en lenguajes de programación, sistemas operativos, sistemas distribuidos, Internet, la Web, software científico y de aplicación, y mucho más. Los investigadores y desarrolladores tenían acceso al código y contribuían al avance, años antes de los actuales movimientos de ‘software libre’ y ‘de fuente abierta’.

Donald Knuth, premio Turing, desarrolló sus sistemas TEX y Metafont para la composición de textos y tipografías matemáticos, presentó sus programas de manera culta (‘literate’), con gran claridad; no solo es software útil, sino bello y elegante, bien documentado y comprensible. Además, Knuth donó el software a la American Mathematical Society , permitió la derivación de nuevos programas a partir de su código y revolucionó la producción de textos científico-tecnológicos al acelerar la publicación con control más directo de los autores.

Costa Rica será la anfitriona de la 10a Conferencia Internacional de Sistemas de Código Abierto y Software Libre (OSS 2014) en mayo del 2014. Es el mayor foro internacional que reúne a profesionales de academia, industria y gobierno, para compartir resultados de investigaciones, iniciativas y experiencias prácticas.

La presentación de ponencias se extendió al 30 de noviembre y no se limita al software.