La mayor parte de este incremento se debe a usuarios de última generación

Por: Carlos Cordero Pérez 28 agosto, 2014
La mayor capacidad de los dispositivos móviles para reproducir, captar y editar, así como la mayor resolución de sus pantallas, impulsaría el mayor consumo de vídeos.
La mayor capacidad de los dispositivos móviles para reproducir, captar y editar, así como la mayor resolución de sus pantallas, impulsaría el mayor consumo de vídeos.

Los usuarios pronto gastarán casi una jornada de trabajo diaria viendo vídeos en Internet desde sus dispositivos móviles.

Según un estudio de Bell Labs, para el año 2020 los consumidores de Estados Unidos verán en promedio 7 horas de video al día --en lugar de las actuales 4,8-- y lo harán cada vez más desde dispositivos móviles como smartphones y tablets, tanto en el hogar como cuando se desplazan en la calle, las empresas o los centros comerciales.

Se espera que la tendencia se reproduzca en los mercados emergentes.

La mayor parte de este incremento se debe a usuarios de última generación, más acostumbrados a la multitarea: como ver vídeos mientras realizan otras actividades personales o profesionales.

El reporte muestra también que los usuarios pasarán de los actuales contenidos de difusión de video a servicios de video bajo demanda, que crecerán desde el actual 33% hasta el 70%.

Bell Labs -que pertenece al fabricante Alcatel-Lucent- indica que en la actualidad YouTube es visitado por más de 1.000 millones de usuarios diferentes al mes y que se suben 100 horas de video a esta red por minuto.

Las proyecciones también sugieren un aumento de 12 veces en el volumen de contenidos de video en Internet a medida que los servicios en la nube, sitios Web y las aplicaciones de redes sociales se basan cada vez más en video.

Este incremento del consumo de vídeo en línea a través de dispositivos móviles también fue advertido por Cisco el año anterior.

Según la proyección de Cisco en 2017 ese incremento en el consumo de vídeo se dejará sentir a través de 3.000 millones de clips de vídeo (por ejemplo de YouTube). Eso significará un aumento del tráfico global de vídeo móvil del 51% del 2012 al 66% en el 2017, de todo el tráfico global de datos móviles.

Producir, editar y compartir desde el móvil

Pero los smartphones y las tabletas no solo reproducirán vídeos. Los usuarios tendrán mayor posibilidad para generarlos gracias a la capacidad de los dispositivos para captar, almacenar y compartir vídeos.

De hecho, la firma MediaTek anunció su nueva tecnología de Super- Slow Motion, una función para cámara de teléfonos inteligentes que permite crear video de alta definición HD 1080p en 480 cuadros por segundo con velocidad de reproducción de 1/16.

Por ahora, según Media Tek, esta tecnología de "alta gama" se ofrece en dispositivos con chip MT6595 y MT6795, y permite -en conjunto con el sensor Sony IMX220, 20.7MP- la captura y edición de videos en HD a través de la trama de los avanzados procesadores de imágenes, para luego compartirlo con amigos y familiares.

"Los avances en la tecnología permiten presionar los límites convencionales y crear características premium para móviles accesibles al alcance de todos", dijo Jeffrey Ju, gerente general de la unidad de negocio de smartphone de MediaTek.

Bell Labs recalca el incremento del consumo de vídeo en línea y bajo demanda a través de tabletas.

Pese a las noticias negativas sobre las iPad y el natural leve declive (-1,5%) en el primer trimestre del año, después de las ventas navideñas, las ventas de tabletas siguen consistentes.

De hecho, IDC reportó que en el segundo trimestre del 2014 las ventas de tabletas crecieron 11% y vaticinaron que seguirían aumentando en la segunda parte del año, en especial con la llegada de la Navidad del 2014.

Asimismo, otro informe de la misma compañía indica que las phablets (teléfonos inteligentes de más de 7 pulgadas) también crecieron 25% -y mantendrían esa tendencia- en Asia, lo que llama la atención sobre lo que podría ocurrir en los otros mercados.

El crecimiento de estos dispositivos se produce de la mano de las facilidades para conectarse a Internet en cualquier sitio (mediante redes WiFi o tarjetas SIM para las redes celulares) y de que son rápidas de encender, destaca Juan José Ugalde, gerente de AOC para Costa Rica, fabricante de tabletas, entre otros productos electrónicos.

Otro avance que impulsará el consumo de vídeo es el incremento de dispositivos móviles con pantallas de mayor resolución, incluso con tecnología 4K o de ultra alta definición, de acuerdo a ABI Research.