Por: Mónica Cordero Sancho 19 julio, 2013
El proyecto Range ofrecería, en una primera etapa, 100.000 conexiones de fibra y cobre al hogar en todo el país y 20.000 de fibra en el área metropolitana.
El proyecto Range ofrecería, en una primera etapa, 100.000 conexiones de fibra y cobre al hogar en todo el país y 20.000 de fibra en el área metropolitana.

La Contraloría General estudia una apelación al concurso del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) que adjudicó la construcción de una red súper veloz de Internet a la empresa Huawei.

La apelación fue presentada por la empresa Lucent Technologies. La empresa objeta que el proyecto fue adjudicado a la compañía china pese a presentar la oferta más baja.

La Red Abierta de Nueva Generación (Range) ofrecería, en una primera etapa, 100.000 conexiones de fibra y cobre al hogar en todo el país y 20.000 de fibra en el área metropolitana.

De acuerdo al expediente del caso, Huawei ganó con una oferta económica de $28.885.675, mientras Lucent Technologies ofreció $28.469.519. Una tercera oferta fue presentada por el Consorcio Adtran-Sercom-Coriem por $29.868.999.

El desarrollo del proyecto Range lleva casi siete meses de atraso. La idea del ICE era iniciar la comercialización de los servicios de Range a finales del 2012.

EF consultó a la empresa estatal sobre el tema, pero no se había recibido respuesta al momento de publicación de esta nota.