Cómo publicar en redes sociales sin riesgo de ser despedido

Carla Cabalceta, especialista en relaciones públicas y redes sociales de la agencia Interamericana de Comunicación, ofreció tres consejos para evitar caer en una desgracia digital


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Un tuit racista le costó a una relacionista pública su trabajo y un mala reputación en la red.

¿Cómo, si tenía apenas 200 seguidores, pudo generarse semejante revuelo? Un retweet de uno de sus seguidores llegó a un empleado del sitio Buzzfeed.com, que le dio una mayor difusión, según medios estadounidenses.

Si bien, por dedicarse a la comunicación, ella estaba más expuesta a que un post indebido tuviera este tipo de repercusiones, cualquier persona que no mida sus palabras en redes sociales podría terminar envuelto en una bola de nieve digital similar.

Consultada por este medio, Carla Cabalceta, especialista en relaciones públicas y redes sociales de la agencia Interamericana de Comunicación, ofreció tres consejos para evitar caer en una desgracia digital de este tipo:

  1. Pensar antes de escribir. Así como tenemos cuidado con lo que decimos, tenemos que tenerlo con lo que escribimos, más si es en redes sociales.
  2. Si está en la web, es de dominio público. Esto es independiente de la cantidad de seguidores que tengamos, porque la viralidad en cualquier momento se convierte en un detonante.
  3. Hay que ser respetuosos siempre. Dar a conocer nuestra opinión no implica que debamos faltar el respeto a alguna población, sea un grupo de género, de edad, de orientación sexual, de ideología política, etc.

El caso

 "Me voy a África. Espero no contraer sida. Es broma. ¡Soy blanca!".

Justine Sacco, entonces directora de comunciación de InterActive Corp (IAC), tuiteó esa oración, se montó en un avión y no fue sino hasta 11 horas después, estando en Sudáfrica, que supo la bola de nieve que esos 64 caracteres habían ocasionado.

Al darse cuenta de que su comentario la había vuelto blanco de bromas e insultos en las redes sociales, y que incluso su nombre era uno de los hashtags más discutidos en Twitter, borró el mensaje y su cuenta de Twitter.

De nada valió: el daño ya estaba hecho.

Incluso, después de que la empresa la despidiera el sábado, las redes sociales seguían haciendo un festín con el paso en falso de la ejecutiva caída en desgracia.

Disculpas

Los "comentarios ofensivos" de Sacco "no reflejan el punto de vista ni los valores de IAC", dijo la compañía dueña de sitios como match.com, Meetic, Vimeo y The Daily Beast en un comunicado.

"No hay excusas para los aborrecibles comentarios hechos y los condenamos tajantemente", dijo la firma.

Por su parte, Sacco, que nació en Sudáfrica, se disculpó también en un comunicado.

"Hay una grave crisis a causa del sida en ese país (...), y por desgracia, es muy fácil hablar con ligereza de una epidemia que nunca se ha enfrentado directamente", señaló.

"Por ser insensible a esa crisis -que no discrimina por raza, género u orientación sexual, sino que nos aterra a todos de manera uniforme- y por los millones de personas que viven con el virus, siento vergüenza", concluyó Sacco.

Sostenbilidad y financiamiento