Nuevas tecnologías y servicios están en la agenda, pero muchos centros de datos siguen ofreciendo lo típico

Por: Carlos Cordero Pérez 21 julio
Los servicios y la tecnología para datacenter están evolucionando, aunque falta que en la región los proveedores se ajusten con más rapidez, según la firma Ingenium.
Los servicios y la tecnología para datacenter están evolucionando, aunque falta que en la región los proveedores se ajusten con más rapidez, según la firma Ingenium.

La transformación de los centros de datos (datacenter), con la incorporación de nuevas tecnologías y servicios, sigue impactando la oferta del sector, aunque en la región todavía falta que los proveedores se ajusten a las nuevas realidades del mercado.

"El estado de la industria de los datacenters en Centroamérica se podría resumir en 'mucho ruido y pocas nueces'", afirmó Fernando García, CEO de Ingenium, firma especializada en esta industria.

Ahora la tendencia es hacia centros de datos más pequeños y estandarizados, los llamados microdatacenter (MDC), y cerca de zonas urbanas.

Con esto úlitmo, se sigue la llamada computación periférica que obliga a almacenar la información cerca del punto de uso para reducir la latencia en las aplicaciones (por ejemplo Netflix), juegos, y sistemas de Internet de las cosas (IoT), entre otras.

En estos MDC se utilizan sistemas prefabricados, diseños estandarizados y de mayor automatización de la operación.

Asimismo, hay una mayor optimización, simplificación y mejora de la operación con sistemas de IoT, gestión y big data para avanzar a centros de datos sostenibles y "auto-mantenibles".

A nivel global las empresas también están avanzando hacia plataformas "hiperconvergentes", donde funcionan distintas arquitecturas tecnológicas, de comunicación, servidores, aplicaciones y bases de datos.

Estas soluciones permiten una alta consolidación de cargas de trabajo, lo que brinda flexibilidad y aumenta la eficiencia en los centros de datos.

"La idea es contar con un proveedor que tenga las habilidades y la experiencia para que apoyen a las empresas a implementar los servicios en la nube", explicó Eric Arosemena, gerente de nube híbrida y datacenters de GBM.

Así, en lugar de recurrir a diferentes puntos de contacto, los servicios complementarios para los centros de datos (desde mantenimiento, respaldo, recuperación de información y monitoreo, entre muchos otros) se realizan con una sola compañía.

Según García, la adopción de MDC en la región centroamericana se dará en los próximos dos o tres años conforme aumente el consumo de ancho de banda, la proliferación de aplicaciones de baja latencia y también IoT.

El especialista destacó los casos de Telecarrier, en Panamá, de Codisa, en Costa Rica, y de GBM, con varias operaciones en el istmo, como ejemplos de centros de datos que implementan "marcos de operación" eficientes y sustentables en la región.

En el mercado regional la demanda de centros de datos está superando a la oferta, especialmente porque muchas empresas e instituciones evolucionan a servicios administrados y todavía hay datacenter que solo ofrecen los servicios típicos de colocación y hospedaje.

"Muchos de estos datacenter no han podido adaptar sus modelos de negocios hacia modelos de servicios y siguen viendo el datacenter como una inversión inmobiliaria", afirmó García.

Según Ingenium hay una larga lista de "mega proyectos" de inversión en Panamá, Costa Rica, Honduras y Guatemala.

Sin embargo, muchos no tendrían un modelo de negocio bien definido o bien se trata de inversiones muy grandes que no se pueden justificar solo con el mercado regional y aspiran llegar a grandes clientes globales.

Etiquetado como: