Michael Dell y Silver Lake se mantienen como líderes; VMware seguirá operando como compañía separada

Por: Carlos Cordero Pérez 14 octubre, 2015
Joe Tucci (izquierda) y Michael Dell sellan simbólicamente el acuerdo entre ambas firmas.
Joe Tucci (izquierda) y Michael Dell sellan simbólicamente el acuerdo entre ambas firmas.

El fabricante de computadoras, Dell, anunció ayer la compra de la firma EMC, proveedora de sistemas y servicios corporativos, creando así un gigante tecnológico con soluciones en todos los ámbitos del mercado tecnológico y cuyo volumen potencial de negocios se estima en los $2 billones.

Se espera que la fusión esté completa en 18 o 24 meses, pero aun requiere la aprobación de los accionistas de EMC.

Michael Dell, fundador, presidente y CEO de Dell, encabezará la nueva firma.

Dell también encabeza MSD Partner —creada en 1998 para la gestión del capital de Michael Dell y su familia— y Silver Lake —firma de capital de riesgo con activos de $26.000 millones que ha invertivo en firmas como Alibaba— .

Ambas compañías especificaron que VMware —especializada en virtualización, infraestructura de nube y soluciones de movilidad de negocios— se mantendrá como una compañía pública independiente.

EMC también era propietaria de las marcas Pivotal (sistemas corporativos para equipos de ventas y relación con clientes), RSA (seguridad informática), VCE (soluciones e infraestructura convergente, de virtualización y de nube) y VirtuaStream (software y servicios para migrar aplicaciones de misión crítica a la nube).

Dell informó que —bajo los términos del acuerdo— los accionistas de EMC recibirán $33,15 en efectivo por acción, por lo que la compra de esta firma ascendería a $67.000 millones.

"La combinación de Dell y EMC creará la más grande empresa con control privado del mundo", subraya la información de Dell, firma que se había retirado de la bolsa de valores hace dos años.

Asimismo, la "nueva firma" combinará portafolios de productos y servicios, equipos de ventas y estrategias de investigación y desarrollo.

"La transacción combina dos de las más grandes franquicias globales de tecnología con posiciones de liderazgo en servidores, almacenamiento, virtualización y computadoras personales", recalcó Michael Dell. "Juntos se tendrán una fuerte capacidad para crecer rápidamente en áreas de la industria, incluyendo transformación digital, software para centros de datos, nube híbrida, infraestructura convergente, movilidad y seguridad".

Dell agregó que integración de las inversiones en investigación, desarrollo e innovación les dará la escala y flexibilidad, así como la posibilidad para fortalecer ("profundizar") las relaciones con los clientes.