Bell Labs sostiene que se están dando los descubrimientos necesarios a nivel arquitectónico y de sistemas, así como de realineación en el mercado, para responder a ese aumento de la demanda tanto a nivel local como global

Por: Carlos Cordero Pérez 27 octubre, 2015
El aumento de la conectividad superará la capacidad de las redes, de acuerdo al informe de Marcus Weldon.
El aumento de la conectividad superará la capacidad de las redes, de acuerdo al informe de Marcus Weldon.

La demanda de conectividad crecerá en los próximos años más que el aumento en la capacidad de las redes de telecomunicaciones producto de una mayor utilización de dispositivos como smartphones, sensores en Internet de las cosas (IoT) y tecnología del vestir (wearables), lo que implica fuertes desafíos para los operadores de comunicaciones y las compañías en general.

De acuerdo a un informe publicado por Marcus Weldon, presidente de Bell Labs y director corporativo de tecnología de Alcatel-Lucent, el crecimiento diario de peticiones de conexiones inalámbricas requeridas se multiplicará por 100 en los próximos años al pasar de 0,3 TB a 31 TB.

Sin embargo, la capacidad de las redes de telefonía móvil apenas se incrementará 66 veces: de 3 Gbps a 20 Gbps.

El reporte indica que el 47% de ese tráfico será generado por video desde dispositivos de IoT (actualmente apenas alcanza el 1%). Asimismo, los datos no estructurados aumentarán 19 veces (de 7 ZB a 133 ZB) y el análisis de datos dará un salto de 620 veces (de 15 EB a 9,3 ZB).

Todo eso será producto de un mayor uso de dispositivos conectados a la Web.

En Estados Unidos se multiplicará por 10 la cantidad de dispositivos que utilizarán los consumidores entre 2015 y 2025, mientras que a nivel de las empresas habrá un incremento del 69% de empleados conectados mediante redes virtuales privadas (VPN, por sus siglas en inglés), los enlaces vía WiFi crecerán 59% y vía redes de quinta generación (5G) aumentarán 61%.

A la par se está dando un incremento en los servicios en la nube que utilizan los consumidores y las compañías. Por ejemplo, se multiplicará por 2.000 la conectividad de los objetos (en IoT) a nubes públicas (servicios de cloud computing de los proveedores) que hará crecer 20 veces el almacenamiento digital de 1 TB a 20 TB.

Así, el tráfico global de las redes pasará de 1 ZB a 13 ZB entre 2015 y 2025. También habrá un aumento de 10 veces en la velocidad de intercambio de datos dentro de los enrutadores: de 100 Mbps a 10 Gbps.

A todo eso se suma el crecimiento comercial de los drones (30 veces de 100.000 a 3 millones) y de la impresión tridimensional (33 veces, de $1.000 millones a $33.000 millones), mientras desciende el costo de la información.

Bell Labs sostiene que se están dando los descubrimientos necesarios a nivel arquitectónico y de sistemas, así como de realineación en el mercado, para responder a ese aumento de la demanda tanto a nivel local como global.