Ahora hay dos divisas virtuales en competencia, ambas con el mismo nombre, gracias a la versión rival creada por un grupo de inversionistas y empresarios, la mayoría establecidos en Asia

Por:  26 agosto
 Divorcio en Bitcoin: nace Bitcoin Cash
Divorcio en Bitcoin: nace Bitcoin Cash

Desde hace dos años, facciones rivales han estado compitiendo por controlar la divisa virtual y su red mundial de computadoras y partidarios.

Ahora, uno de los bandos principales se está preparando para separarse con una versión rival de Bitcoin.

Un grupo de inversionistas y empresarios, la mayoría establecidos en Asia, crearon hace pocos días Bitcoin Cash.

Lo anterior confirma el divorcio entre los rivales en una querella que se ha estado gestando en torno a lo que debe ser Bitcoin; así hay dos divisas virtuales en competencia, ambas con el mismo nombre.

“De hecho, yo creo que sería bueno que hubiera una separación”, consideró Roger Ver, inversionista establecido en Tokio, Japón, que expresó su apoyo preliminar por Bitcoin Cash a finales de julio.

Aseguró que las diferencias entre los bandos se han vuelto demasiado profundas para pensar en resolverlas.

Bitcoin Cash podría disolverse fácilmente en la irrelevancia —todavía no se sabe hasta qué punto cuenta con apoyos— pero ha puesto en evidencia, una vez más, lo complicado que es gobernar en el mundo actual una tecnología descentralizada y de código abierto como Bitcoin, en la que no existe un conjunto único de dirigentes o de propietarios.

“A largo plazo, se verán obligados a establecer una auténtica estructura política para tomar este tipo de decisiones, pero por ahora no han llegado a ese momento, por lo que el resultado ha sido el caos”, manifiesta Joseph Bonneau.

Bonneau ha estudiado Bitcoin y es miembro de la Fundación Frontera Electrónica, que se define como una asociación sin fines de lucro para defender la privacidad digital, la libre expresión y la innovación.

 Los servidores de bitcóin en Guizhou, China. Bitcoin Cash tendrá que ganarse el respaldo de la comunidad que usa bitcóines. El cisma de Bitcoin es parte de una fractura mayor en el mundo que ha surgido en torno de las monedas virtuales.
Los servidores de bitcóin en Guizhou, China. Bitcoin Cash tendrá que ganarse el respaldo de la comunidad que usa bitcóines. El cisma de Bitcoin es parte de una fractura mayor en el mundo que ha surgido en torno de las monedas virtuales.
Una fractura mayor

El cisma de Bitcoin es parte de una fractura mayor en el mundo que ha surgido en torno de las monedas virtuales.

Estos otros sistemas funcionan con reglas diferentes de las de Bitcoin; algunas hacen más énfasis en la velocidad y la complejidad, mientras que otras se enfocan en el anonimato y la seguridad.

Pero si han tenido algún efecto las divisiones ha sido incrementar el entusiasmo y el valor de todas las monedas virtuales del mundo.

Bancos y gobiernos han anunciado sus propios proyectos para dominar esta tecnología.

El precio de las bitcóines ha estado en niveles sin precedentes últimamente, cerca de los $3.000, mientras que otras divisas han crecido hasta valer miles de millones de dólares por su propia cuenta.

En los meses más recientes, toda una nueva clase de empresas ha recabado dinero creando y vendiendo sus propias fichas digitales.

Hasta ahora Bitcoin se había mantenido como la moneda digital más valiosa de todas en el mercado internacional y ha mantenido unidos a sus seguidores mediante una sola serie de reglas, a pesar de todas las refriegas que suceden entre bambalinas.

Las divisiones, empero, parecen haberse profundizado tanto que es imposible mantener a todos dentro de la misma cadena de bloques, como se llama el libro mayor de todas las transacciones con bitcóines.

Cambiar las reglas

Roger Ver ha sido uno de los líderes del contingente que desde hace bastante tiempo ha querido cambiar las reglas que rigen la red Bitcoin para poder manejar más transacciones y competir con otros métodos de pago, como Visa y PayPal.

Bitcoin Cash va a tener el efecto de limitar el número de transacciones que puede procesar la red Bitcoin cada diez minutos.

Actualmente, la red puede procesar solamente bloques de transacciones menores de un megabyte, lo que permite más o menos cinco transacciones por segundo.

Sin embargo, la decisión de incrementar el tamaño de los llamados bloques se ha topado con una intensa oposición por parte de los programadores que mantienen el software de Bitcoin.

Esos programadores, llamados programadores de núcleo, han advertido que incrementar la cantidad de datos contenidos en cada bloque de transacciones haría más difícil para los usuarios procesar dichos bloques y más fácil para las empresas tomar el control de la red Bitcoin.

“Eso destruye la ética de Bitcoin, que es abierta y sin permisos, en la que nadie nos dice qué hacer”, afirmó Samson Mow, director de estrategia de Blockstream, compañía que emplea a los programadores de núcleo más conspicuos.

Los desarrolladores de núcleo han encontrado su propia solución para incrementar el número de transacciones que se desplazan por el sistema, con un software llamado Segregated Witness, abreviado SegWit.

Pero Ver y otros han dicho que SegWit no amplía Bitcoin con la velocidad necesaria para mantener el ritmo de su reciente crecimiento en popularidad.

No obstante, la discusión cedió el lugar a crueles difamaciones y ataques cibernéticos contra los líderes de ambos bandos, provocando que algunos desarrolladores destacados abandonaran el proyecto.

Poco apoyo

Quienes proponen incrementar el tamaño de los bloques, como Ver, han presentado propuestas que no han logrado recibir un apoyo mayoritario en la comunidad, en parte por la preocupación por la sofisticación de los programadores que trabajan en los proyectos.

Pero el campo que defiende los bloques grandes hasta ahora no ha anunciado ningún plan definido para separarse del resto de Bitcoin.

Un número pequeño de bolsas han empezado a hacer transacciones con contratos a futuro, vinculados al precio esperado de Bitcoin Cash.

El 25 de julio anterior se estaba negociando en unos $450, lo que representa una fracción de los $2.600 que vale una bitcóin común.

Etiquetado como: