El Moto Z2 Play tiene un precio de ¢424.900

Por: Krisia Chacón Jiménez 25 octubre

La marca Motorola hizo sus apuestas este 2017 por regresar al mercado costarricense y sus principales cartas son el Moto G5 y el Moto Z2 Play.

Sus ganchos son precios más bajos que los de la competencia y los Moto Mods, que son accesorios que se le pueden conectar al celular para ampliar sus funciones.

En mayo anterior, la firma presentó a sus modelos los G5 y G5 Plus, teléfonos de gama media que se caracterizan por sus funciones intuitivas y la facultad para acceder a las aplicaciones, por ejemplo con lo solo agitarlo se le activará la cámara incluso estando el dispositivo bloqueado.

Así como la capacidad de autoenfoque de los dispositivos que les facilita tomar capturas aun estando en movimiento.

El precio sugerido del Moto G5 es de ₡155.900 y para el G5 Plus ₡189.900.

José Ríos, gerente de producto de Motorola de Caribe y América Central, presentó el nuevo Moto Z2 Play que ya está disponible en Costa Rica.
José Ríos, gerente de producto de Motorola de Caribe y América Central, presentó el nuevo Moto Z2 Play que ya está disponible en Costa Rica.
Celular convertible

Este mes de octubre llegó el momento del Moto Z2 Play, que está fabricado con una sola pieza de aluminio de alta calidad y pines bañados en oro que lo hacen más resistente.

Su grosor es de 5,9 milímetros y pesa 145 gramos, siendo más ligero que sus antecesores.

La pantalla es de 5,5 pulgadas (13,97 centímetros), full HD y Amoled.

Además posee una cámara frontal de 5 megapixeles con ángulo ampliado y flash dual Led que permite el balance de los colores y los selfies. Mientras que la cámara trasera es de 12 megapixeles con autofocus pixel y que es capaz de captar hasta 25% más de luz.

La cámara incorpora un enfoque láser con alcance de hasta cinco metros para escenas donde hay escasa iluminación.

El Moto Z2 Play tiene un procesador Snapdragon de ocho núcleos, una memoria RAM de 4GB y 64 GB de capacidad de almacenamiento interno que puede ser expandido hasta 2 teras con una memoria expandible.

La batería es de 3.000 mAh, es decir, alcanza un rendimiento de siete horas con tan solo 15 minutos de carga, según afirmó Motorola. El teléfono incluye un cargador Turbo Power.

Motorola sigue con las tendencias de la competencia y para este modelo incorpora la función de Moto Voz, que es un asistente virtual de voz que ayuda al usuario con gestiones como llamar a algún contacto en específico, mostrar las condiciones del tiempo, abrir correos electrónicos, desplegar el calendario y demás funciones que acostumbran hacer este tipo asistentes.

También tiene un lector de huella dactilar que además de servir para desbloquear el teléfono, también funciona para navegar entre los diferentes menús del teléfono.

Este smartphone es compatible con los Moto Mods con los cuales se le amplían las funciones del dispositivo sin tener que realizar alguna configuración adicional, solo basta con conectarlos.

La cámara 360 de Motorola se puede conectar al Moto Z2 Play.
La cámara 360 de Motorola se puede conectar al Moto Z2 Play.

Por ejemplo, la batería adicional Moto Power Pack, el parlante JBL que resiste a salpicaduras de agua, la cámara 360 que graba en 4K y el Game Pad que permite convertir el teléfono en una consola de videojuegos.

El precio del Moto Z2 Play es de ¢424.900 y la caja incluye la batería Moto Power Pack y el JBL.

Marcio Araujo, gerente general de Motorola Caribe y América Central, afirmó que intentaron regresar al mercado entre el 2015 y 2016, pero sin éxito, ya que en ese momento no habían invertido en mercadeo, pero en el 2017 esto cambió debido a que hicieron un plan más robusto con los nuevos modelos que ya están en el país.

La marca ha invertido en publicidad para reforzar su presencia y acercarse nuevamente a los clientes.

"Estamos creciendo en Colombia, México y nos faltaba Centroamérica por eso empezamos a hacer el desarrollo de la marca porque estábamos lejos, fuera del mercado. Los clientes en general están respondiendo muy bien y las ventas están creciendo", acotó Araujo.