La recuperación de este recurso depende de decisiones legales, políticas y acuerdos comerciales

Por:  20 octubre, 2013
 Las futuras concursos para licitar espectro radioeléctrico pretenden fortalecer la calidad de las redes móviles actuales y el desarrollo de nuevas tecnologías como 4G LTE.
Las futuras concursos para licitar espectro radioeléctrico pretenden fortalecer la calidad de las redes móviles actuales y el desarrollo de nuevas tecnologías como 4G LTE.

El camino para limpiar y recuperar espectro radioeléctrico con el fin de lanzar nuevos concursos, que permitan despliegues de redes celulares, está empedrado.

Para lograrlo, este Gobierno (o su sucesor) deberá migrar a un grupo de concesionarios (como radioemisoras) a nuevas bandas y ejecutar la recuperación del espacio que no utilizarán las televisoras cuando hagan el salto al mundo digital.

También se deberá reformar el Plan Nacional de Frecuencias (PNAF) para definir el uso de ciertas bandas para servicios con sistemas de telecomunicaciones móviles internacionales (IMT).

Sin embargo, el mayor reto estará en la recuperación de dos bandas de frecuencias, cuyo uso legal para sistemas IMT es analizado por el Tribunal Contencioso Administrativo. Estos casos involucran al Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) y la empresa IBW Comunicaciones (conocida como Japi). La resolución pasa también por decisiones políticas y comerciales.

Asimismo, tendrá que enfrentarse al ICE (y sus sindicatos) que deberá devolver al Estado hasta el 78% espectro asignado en bandas IMT porque lo subutiliza.

“Desde el punto de vista de la propuesta interna para utilizar frecuencias IMT, los procesos de recuperación de espectro están siendo planificados”, explicó Rowland Espinoza, viceministro de Telecomunicaciones.

Espinoza destacó que el informe interno que está preparando su cartera ayudará al Gobierno a tomar decisiones.

Decisión en estudio

El espectro radioeléctrico es bien en demanial.

Allí hay un espacio que está designado para brindar servicios con sistemas IMT, es decir, frecuencias que permiten la operación de redes de telecomunicaciones con tecnologías como 2G y 3G y recientemente 4G.

El objetivo de implementar una agenda de licitaciones es poner a disposición de la industria espacio en el espectro para ampliar y mejorar la prestación de servicios de telefonía y datos.

“Los operadores existentes en el país se encuentran cercanos a utilizar la totalidad del espectro que tienen asignado”, señala un informe técnico de la Superintendencia de Telecomunicación ( Sutel).

El Viceministerio de Telecomunicaciones estudia una propuesta para abrir procesos que permitiría liberar 640 MHz de espectro radioeléctrico con nueve concursos entre el 2014 y el 2019.

Hoy, de este total de espectro, solo 70 MHz (11%) están libres. Este es el bloque que no se colocó en primera licitación de este espacio natural en diciembre del 2010 y que permitió el ingreso de Claro y Movistar al mercado un año después.

La agenda del viceministerio es parte de la “Propuesta de uso de bandas para sistemas móviles de telecomunicaciones (IMT) en Costa Rica” y toma en cuenta precisamente el texto de la Sutel.

Hoy día, el ICE posee un alto porcentaje de las bandas para servicios con sistemas IMT. El resto está ocupado por Claro, Movistar y operadores no móviles.

La Sutel explicó que se debe disponer del espectro para fortalecer la cobertura y capacidad de las redes de los operadores actuales o también permitir la posible entrada de una nueva compañía en el mercado. Claro y Movistar han manifestado interés de acceder a más espectro.

Esta es una decisión que el Poder Ejecutivo deberá tomar cuando termine de diseñar la agenda para iniciar los procesos de subasta.

De acuerdo con el cronograma tentativo, el primer proceso de concurso se llevaría a cabo en el segundo semestre del 2014. Este usaría los 70 MHz (en las bandas de 1800 y 1900 MHz) que no se subastaron en el 2010.

A esto se le agregarían 40 MHz adicionales en la banda de 900 MHz. Este espacio se usa para transmitir, por ejemplo, enlaces de radioemisoras y requerirá abrir un proceso que permita reubicar estas empresas.

Un proceso similar se tendrá que llevar a cabo, entre el 2018 y el 2019, para licitar 90 MHz de la banda de 700 MHz, donde operan las televisoras.

Sin embargo, este proceso es más natural porque las televisoras dejarán de usar este espacio en el espectro en el 2017, cuando transmitan con señal digital.

También la Sutel recomendó al Estado recuperar 430 MHz de espectro que el ICE tiene asignado en las bandas IMT: de 1880 a 1920 MHz, 2600 MHz y 3500 MHz (espacios casi exclusivos del ICE).

El ente regulador dice que la empresa estatal tiene una “bajísima ocupación” y que una red de telecomunicaciones podría operar de manera óptima con “una pequeña fracción” del espectro que actualmente posee.

Vía judicial y comercial

Empero, recuperar la banda de 2600 MHz deberá esperar la decisión de los tribunales, luego de que Telefónica (Movistar) objetara su uso para servicios móviles. En el PNAF está asignada para telefonía fija, pero el ICE tiene permiso (en su título habilitante) para dar servicio celular e instaló allí su red 4G LTE.

Un caso similar es la banda de 2300 MHz que ocupa IBW Comunicaciones (Japi). La firma tiene una concesión de frecuencias, por parte del Poder Ejecutivo (previa a la apertura del mercado), pero la Sutel considera que ese permiso no puede extenderse para dar el servicio de Internet.

Para Juan Manuel Campos, abogado de la firma Ciber Regulación, los procesos de recuperación de espectro son complejos. Involucran la Ley General de la Administración Pública, que regula el procedimiento administrativo y da derecho al concesionario de conocer las razones de la medida y la opción de indemnización.

También regula acuerdos comerciales, como el Cafta, que contemplen la protección de inversiones de los socios.

Añadió que estos procesos requieren tiempo y podrían tomar el camino de la negociación o de la demanda.