Adultos jóvenes aprovechan las redes sociales para enfocarlas en trabajo

Por: Krisia Chacón Jiménez 25 octubre, 2015
 Facebook y Amazon son parte de los sitios usados por los emprendedores para comenzar con su empresa.
Facebook y Amazon son parte de los sitios usados por los emprendedores para comenzar con su empresa.

Diego Gómez, joven de 25 años quien trabaja para una entidad financiera, vio en las redes sociales una oportunidad para emprender su propio negocio.

Gómez utiliza una motocicleta como medio de transporte y vio la diferencia de precios que existe en el mercado en la ventas de repuestos, razón por la cual decidió incursionar en ese nicho.

A partir de esta idea y sumado a las facilidades que ofrece Internet, decidió abrir una tienda virtual que se dedica a vender productos para motocicletas.

Gómez y su amigo José Pablo Hernández, de 22 años, se convirtieron en socios y formaron Motorepuestos J&D.

Actualmente utilizan solo Facebook y reportan un crecimiento importante durante los dos primeros meses de la tienda.

Estos jóvenes pertenecen al grupo de personas que afirmaron que ven en Internet la posibilidad de establecer un negocio propio y dejar de depender de un jefe, según el estudio cualitativo de Red506 de EF, elaborado por Rogelio Umaña, asesor en comunicación digital.

Las redes no son la única herramienta tecnológica para los emprendedores. La plataforma Amazon B2C ( business to consumer ) sirve para vender sus productos en la web y la de Alibaba se dedica al B2B ( business to business ), es decir para contactar a proveedores.

¿Será propio de los más jóvenes el deseo de emprender gracias a la era digital? Son múltiples factores los que influyen.

Sin embargo, el mercado todavía se comporta diferente y pareciera que las pymes ya establecidas todavía no explotan los recursos de Internet, según la Universidad de Costa Rica (UCR).

Forjar un negocio

Umaña explicó que los adultos jóvenes, principalmente, confían en ellos mismos, en sus habilidades y su conocimiento del recurso tecnológico.

“Quieren tener proyectos y negocios propios. Pero también quieren devolverle a la sociedad”, agregó Umaña.

Emprender, formar un capital, no depender de jefes directos y utilizar la tecnología para hacer negocios son motores que impulsan a estas personas.

En el caso de Gómez, pensó en usar a Facebook porque es parte de su contexto y el de sus amigos.

La red social está presente en celulares, tabletas e incluso durante la jornada laboral.

“Se nos ocurrió que esta plataforma podría beneficiarnos para darnos a conocer entre amigos y amigos de amigos”, acotó el emprendedor.

Sin embargo, no solo en las redes sociales se pueden hacer negocios en la web, también se encuentran los sitios que ofrecen contactar a proveedores y clientes en cualquier parte del mundo con tan solo un clic.

Por ejemplo, Amazon cuenta con 180 millones de clientes activos y más de 2 millones de vendedores. De estos, 18 son proveedores costarricenses.

Estos sitios le permiten a los empresarios diversificar sus mercados, encontrar mejores precios y ofrecerle a los clientes diferentes formas de compra.

También está Alibaba, modelo que le permite a los pequeños y medianos empresarios realizar negociaciones con los proveedores que se encuentran al otro lado del mundo, sin la necesidad de desplazarse.

La plataforma ofrece millones de productos en más de 40 categorías diferentes, entre los que destacan alimentos, maquinaria, ropa y objetos electrónicos.

Costa Rica tiene un convenio con este portal chino para ofrecer capacitaciones a través de la Promotora de Comercio Exterior.

Emprendedores digitales

No es casualidad que sean los adultos jóvenes quienes estén más interesados en adoptar la tecnología como su compañero de negocios.

Parte del estudio de Umaña muestra que el interés de los emprendedores es porque “Facebook y Youtube cuentan historias exitosas. Sirvieron para abrir los ojos y mostró que no es necesario ser empleado, también se puede hacer lo propio”, dijeron los entrevistados durante las entrevistas realizadas para elaborar el informe.

Muchos adultos jóvenes muestran interés en estas plataformas porque consumen en ellas.

Así lo confirmó la investigación realizada por la firma Dichter & Neira para EF y que forma parte de Red506, la cual demuestra que las personas entre los 18 y 35 años son las que más compran por Internet.

Además han adquirido productos a través de Facebook.

El 75% de los adolescente de 13 a 17 años son quienes más buscan y compran artículos en la red social. Seguido por los jóvenes de 18 a 25 años y los usuarios de 26 a 35 años.

Pero el mercado todavía no está caminando a la velocidad con la que marcha esta población.

Según datos del Programa Sociedad de la Información y el Conocimiento (Prosic) de la UCR, en el 2014 el 100% de las pequeñas y medianas empresas (pymes) utilizaban el Internet para enviar y recibir correos electrónicos.

De este porcentaje, el 69% dijo tener redes sociales, principalmente en Facebook (100%), Google + (38%) y YouTube (25%).

Estos porcentajes todavía se quedan cortos para el alcance que buscan los nuevos compradores.

Geannina Dinarte, viceministra del Ministerio de Economía, Industria y Comercio (MEIC), explicó que muchas pymes están usando medios digitales para comercializar productos y para buscar mercados, pero las oportunidades son mayores con respecto a las que se están aprovechando.

“Hemos venido facilitando capacitaciones sobre el uso del Internet y sobre distintas herramientas tecnológicas, pero persisten brechas importantes”, agregó Dinarte.

De momento, los emprendedores están aprovechando las herramientas digitales y desarrollando pasión por los negocios.

“La idea de nuestro proyecto es ir creciendo poco a poco, pero también es ambicioso. La meta es abrir locales físicos”, concluyó Gómez.