En 2013 la red social registró ingresos por $7.872 millones

Por:  3 febrero, 2014
Se aconseja al patrono girar una normativa interna para el uso de redes sociales, como Facebook.
Se aconseja al patrono girar una normativa interna para el uso de redes sociales, como Facebook.

Facebook cumplirá mañana martes 10 años afianzado como el paradigma de las redes sociales de Internet, una década de altibajos que concluye de forma triunfal con unos beneficios apabullantes, más de 1.200 millones de usuarios y la necesidad de seguir expandiéndose para no colapsar.

La compañía fue lanzada por Mark Zuckerberg el 4 de febrero de 2004.

El impacto de Facebook ha sido tal que se convirtió en una recolectora de datos, información personal y gustos de los usuarios segmentada por sexos, edades, localización, idioma, entre otros.

En 2013 Facebook registró ingresos por $7.872 millones, de los cuales $1.500 millones fueron puro beneficio. A eso hay que añadir los más de $11.000 millones que la empresa tiene en efectivo.

El camino hasta llegar aquí fue controvertido desde el inicio. Zuckerberg fue demandado por excompañeros de Harvard que le acusaron de robarles la idea y terminó por pagarles $65 millones para dar por finalizado el asunto. La historia fue motivo de una película en 2010, The Social Network , que ganó tres premios Óscar de Hollywood.

Facebook tuvo a lo largo de los años tensiones también con sus propios usuarios, lo que llevó a la rectificación de sus políticas de privacidad, y lanzó diversidad de herramientas asociadas con la red social.

A ello se le une su sonada salida a la bolsa en mayo de 2012, un debut que se hizo esperar tanto que cuando las acciones se presentaron en el Nasdaq el entusiasmo previo de los inversores había inflado su precio demasiado y se estrellaron contra el parqué neoyorquino.

Un año después los títulos de Facebook todavía se cotizaban un 30% por debajo de su valor inicial, aunque en la recta final de 2013 el buen rendimiento de la compañía acabó por reflejarse en Wall Street.

Fue el día 30 de enero, una jornada después de anunciar sus resultados económicos de 2013, que los activos de Facebook marcaban su máximo histórico en bolsa.

Facebook, que se ha hecho grande como negocio a base de ampliar su base social, parece estar cerca de su techo de usuarios (la mitad de la población mundial con acceso a Internet está en la red social) o, al menos, resulta improbable que pueda seguir incrementando el número de cuentas al ritmo que lo hacía en sus años más expansivos.

Al mismo tiempo ha dejado de ser la novedad para ser visto por los nuevos Zuckerberg como un producto sobredimensionado y pasado de moda, algo que parece compartir la población más joven de EE.UU.

Entre enero de 2011 y enero de 2014, Facebook perdió más de 3 millones de usuarios de edades de 13 a 17 años. Lo mismo ocurrió en la franja de 18 a 24, según un estudio de la consultora iStrategyLabs.

Los jóvenes parecen decantarse por redes sociales más frescas, como Snapchat, donde los contenidos que se comparten se eliminan solos en pocos segundos.

De hecho, Facebook trató de comprar Snapchat en 2013 por $3.000 millones y su creador, Evan Spiegel, de 23 años, se burló de la operación y publicó sus conversaciones con Zuckerberg en Twitter.

Zuckerberg reconoce que está dispuesto a hacer cambios que pasan por ahondar en la migración del negocio de Facebook de la pantalla del ordenador a la del teléfono móvil.